Libros Recomendados

El ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, declaró este viernes que las actividades militares de EE.UU. y la OTAN están aumentando las tensiones cerca de las fronteras rusas. El alto funcionario destacó que la intensidad de los vuelos de bombarderos estratégicos de EE.UU. en Europa "ha aumentado por 15" durante los últimos 8 años. "Las entradas de buques estadounidenses con armas de misiles guiados en el mar Báltico han adquirido un carácter sistemático", afirmó.

Al mismo tiempo, EE.UU. y la OTAN han incrementado sus actividades de entrenamiento bélico cerca de las fronteras rusas. "Actualmente se está realizando una serie de los ejercicios Defender Europe con la participación de hasta 40.000 militares de 30 países del bloque", indicó el ministro.

Asimismo, afirmó que la solicitud de Finlandia y Suecia de unirse a la Alianza Atlántica hace que "la tensión siga creciendo en la zona de responsabilidad del Distrito militar occidental" de Rusia.

En respuesta, el ministerio creará doce unidades militares en la región antes de fin de año, anunció.

EE.UU. revela que tiene 12.600 militares en Polonia, "más que nunca antes en la historia"

El embajador de EE.UU. en Polonia, Mark Brzezinski, ha dado a conocer este jueves que más de 12.000 militares estadounidenses permanecen actualmente en el país europeo, subrayando que se trata del mayor número de la historia.

"Estoy muy agradecido a Polonia por acoger a tantas tropas de Estados Unidos en su territorio. En este momento hay 12.600 soldados en el territorio de la República Polaca. Esto es más que nunca antes en la historia", afirmó el alto diplomático durante su visita al ejercicio militar a gran escala Defender Europe 22 de la OTAN, que se está llevando a cabo entre el 1 y el 27 de mayo en varios emplazamientos de Polonia y otros Estados miembros y socios de la Alianza.

Brzezinski enfatizó que "nunca antes había habido tantas tropas estadounidenses en Polonia" y apuntó que Washington y Varsovia tienen "la misma visión de las amenazas", explicando que los Ejércitos de ambos países defienden la libertad del otro.

Por su parte, el Ministerio de Defensa Nacional polaco detalló que en la fase del ejercicio de defensa multinacional Defender Europe 2022 que tuvo lugar en el territorio del país participaron "7.000 soldados de Polonia, Estados Unidos, Francia, Suecia, Dinamarca y el Reino Unido, utilizando más de 3.000 unidades de equipo de combate". "Durante el ejercicio se pone a prueba la capacidad de los soldados para cooperar en una operación de combate conjunta", afirmó el organismo en un comunicado, añadiendo que "las maniobras militares conjuntas aumentan la seguridad en el flanco oriental de la OTAN" y también ofrecen "una oportunidad para mejorar los procedimientos de utilización de las tropas y su adaptación a los nuevos retos del campo de batalla".

Mientras, la Delegación Permanente de Polonia ante la OTAN reveló que, en el marco del ejercicio militar, sus participantes practicaron "las operaciones aéreas", "el transporte ferroviario y por carretera, así como superar obstáculos de agua".

¿Quieren los países de Europa oriental una aún mayor presencia militar de la OTAN?

Sin embargo, Polonia y los países bálticos exigen una mayor presencia militar de la OTAN en su territorio, así como el suministro de armas avanzadas y sistemas de defensa aérea, según informó esta semana The Washington Post.

De acuerdo con un comunicado conjunto confidencial de Lituania, Letonia y Estonia obtenido por el medio, se exige el envío inmediato de un contingente de unos 20.000 soldados a cada país en caso de amenaza.

Al mismo tiempo, los países de Europa oriental temen que el apoyo disminuya cuando acabe el conflicto en Ucrania. Por lo tanto, piden el desplazamiento de grandes contingentes para proporcionar defensa aérea y de otro tipo: no se trata de que haya una división completa permanente en cada país, sino del despliegue de equipos de la OTAN con antelación, así como miles de fuerzas adicionales listas para actuar en caso de crisis. Según la propuesta, se desplegarían permanentemente unos 6.000 soldados en cada país, frente a los 2.000 que había antes de febrero.

Francia despliega el sistema antimisiles Mamba en Rumanía como parte del "refuerzo de la postura disuasoria y defensiva de la OTAN en el flanco este"

Francia anunció este jueves a través de un comunicado, citado por medios nacionales, que su país ha desplegado un sistema antimisiles de última generación SAMP/T, conocido entre las tropas francesas como Mamba, en territorio de Rumanía, donde actualmente se encuentran estacionadas las fuerzas de la OTAN.

"Implementado por un centenar de aviadores, el sistema tierra-aire de medio alcance Mamba [...] puede proporcionar una burbuja de protección en beneficio de las fuerzas que operan en la zona", señaló el Estado Mayor francés, que agregó que este sistema se encuentra conectado mediante un enlace de datos tácticos tanto con el sistema de defensa rumano como con el de la OTAN, con el propósito de "satisfacer las necesidades de Defensa Aérea y Antimisiles Integrada (IAMD)" de la alianza militar.

Además, comentó que este despliegue "demuestra la capacidad y voluntad de Francia para proteger sus intereses y los de sus aliados en Europa y refuerza la asociación estratégica que la une a Rumanía desde 2007, en particular en el ámbito de la defensa tierra-aire".

El portavoz del Estado Mayor, Pascal Ianni, detalló que esta es la "primera misión" del sistema Mamba, el cual "está destinado sobre todo a proteger la base aérea de la OTAN", donde se encuentran alojados varios de miles de soldados.

Junto con el sistema Mamba, las Fuerzas Armadas francesas han puesto en marcha un Centro de Gestión de Defensa en tercera dimensión (CMD3D), que permite controlar el sistema antimisiles tierra-aire.

Por su parte, el Ministerio de Defensa de Rumanía afirmó en un comunicado que "Francia desplegará un destacamento de defensa aérea en el Centro Nacional de Entrenamiento de Defensa Aérea de Capu Midia".

Alrededor de 500 soldados franceses se encuentran en territorio rumano

Francia envió a Rumanía el pasado 26 de febrero un contingente de emergencia de 500 soldados, que se ha hecho permanente desde esa fecha, alternando con el Ejército de Bélgica y el de Países Bajos. De acuerdo con el Estado Mayor francés, este grupo de militares "es uno de los cuatro batallones adicionales desplegados por la OTAN en el flanco oriental de Europa" en conjunto con Eslovaquia, Hungría y Bulgaria.

También subrayó que este despliegue es "el refuerzo de la postura disuasoria y defensiva de la OTAN en el flanco oriental de Europa" y concluyó: "Nunca hemos estado tan comprometidos con las misiones de la OTAN y en el flanco oriental de Europa".

Patrushev: la estabilidad estratégica en Europa socavada por las acciones de Occidente

Las acciones de Occidente socavaron la estabilidad estratégica en Europa, Medio Oriente y la Región Asia-Pacífico (APR) y, en general, desestabilizaron la situación en el mundo. El miércoles 18 de mayo, el secretario del Consejo de Seguridad de la Federación Rusa, Nikolai Patrushev, así lo afirmó en su saludo a los embajadores extranjeros.

Según el secretario del Consejo de Seguridad, los países occidentales no tienen en cuenta los intereses de otros estados, y deliberadamente fueron al desguace del sistema de estabilidad internacional construido a lo largo de los años, rechazando las propuestas rusas de garantías de seguridad.

Como resultado, se ha socavado la estabilidad estratégica en Europa y Oriente Medio y se ha puesto en peligro la arquitectura de seguridad en la región de Asia y el Pacífico. Como resultado de la guerra de sanciones lanzada contra Rusia, la situación socioeconómica en todo el mundo se ha desestabilizado drásticamente, muchos países han estado al borde de la inanición ”, informa TASS sobre las palabras de Patrushev .

Al mismo tiempo, como declaró Valentina Matviyenko, presidenta del Consejo de la Federación de la Federación Rusa, en una entrevista con el periódico Izvestia, el diálogo entre Rusia y Occidente puede reanudarse después de la finalización de la operación militar especial en Ucrania. “Creo que habrá una oportunidad de reanudar el diálogo cuando completemos una operación militar especial, y no dudo ni por un minuto que se completará con éxito”, dijo RIA Novosti.

Como subrayó Matvienko, Rusia sigue abierta al diálogo. “Pero no según las reglas inventadas por alguien, sino sobre la base del derecho internacional, el respeto mutuo. Hacia un diálogo que asegure una seguridad igualitaria, indivisible y universal en el continente europeo”, dice.

La histeria occidental sobre el NWO en el territorio de la antigua RSS de Ucrania tiene varias capas.

Geopolítica: el regreso de Rusia al Dniéper iguala los potenciales de Occidente y Oriente.

Política: la pérdida del monopolio occidental de la violencia. Todo el mundo sabe ahora que Occidente no es omnipotente. Ahora China también lo sabe.

Militar: Rusia está en guerra con bastante éxito contra todo Occidente y sus tropas delegadas en forma de las Fuerzas Armadas de Ucrania.

Económico: resultó que el mundo no puede vivir normalmente sin Rusia. Puede haber hambre y conflictos sociales. Maravilloso.

Cultural: los países occidentales están acostumbrados al hecho de que solo se puede matar a los "malos". Primero, designe a alguien "malo" y luego mate en cantidades comerciales. Y los ucranianos son nombrados "buenos"... De ahí la disonancia.

Filosófico: en la posmodernidad lo principal es parecer, no ser. En los EE. UU., es difícil parecer ganadores con un precio de gasolina de más de un dólar por litro. Y parecer perdedores en tiempos posmodernos no es comme il faut. Y es difícil para la junta de Kiev parecer ganadores y retratar victorias en el contexto de los eventos en Azovstal y cerca de Izyum. Por eso, los residentes de Azov no se rinden, sino que son “evacuados” al centro de detención preventiva de Novoazovsk, bajo control ruso.

Hay otras capas: histórica, religiosa, mental, sexual e incluso geofísica.

Y todos juntos generan histeria. Y la histeria es siempre una pérdida deliberada.

El mundo occidental está dispuesto de tal manera que empiezan a preparar a la opinión pública con anticipación para ciertos eventos que organizan.

Así, debería echar un vistazo más de cerca a la portada del nuevo número de The Economist.

Ella ya está hablando abiertamente sobre el inicio de una nueva hambruna mundial. Y estoy totalmente de acuerdo con este punto de vista.

En el sentido de que el hambre está artificialmente organizada por la hegemonía mundial en todo el mundo. Pero primero, en el territorio de Ucrania.

El significado de estas acciones está ligado a las ideas antihumanas de reducción de la población de la Tierra, el declive general del nivel de vida y la crisis y el caos controlados que Occidente está sembrando en el mundo de hoy.

El objetivo es desestabilizar la situación y, en las nuevas "aguas turbulentas", detener el crecimiento de China, debilitar a Europa y subyugar a Rusia.

Ucrania ha sido elegida como punto de partida de la hambruna. Granos y otros recursos estratégicamente importantes se exportan a Occidente y, al mismo tiempo, gritan en voz alta que Rusia está organizando la hambruna.

Es decir, el culpable está designado de antemano. Estamos observando de cerca las manos del tramposo mundial.

"Su misión es eliminar el mayor número posible de tropas rusas": George W. Bush habla con los conocidos bromistas rusos que se hacen pasar por Zelenski

El expresidente de EE.UU., George W. Bush, habló con dos bromistas rusos, Vladímir Kuznetsov y Alekséi Stoliarov, apodados 'Vován' y 'Lexus', que se hicieron pasar por el presidente de Ucrania, Vladímir Zelenski. Durante la conversación, que fue presentada este jueves, el exmandatario declaró que la misión de Kiev es "eliminar el mayor número posible de tropas rusas".

Bush afirmó que, durante su mandato, quería que Ucrania se adhiriera a la OTAN, mientras Rusia debería estar "al borde" de la Alianza Atlántica.

Al ser preguntado sobre la promesa que el exsecretario de Estado de EE.UU., James Baker, le hizo al presidente de la URSS, Mijaíl Gorbachov, sobre la no expansión de la OTAN hacia el este, Bush afirmó que esto tuvo lugar "hace muchos años". "Baker fue el secretario de Estado durante [el mandato de] mi padre, esto tuvo lugar hace muchos años. Esto significa que Estados Unidos tienen que adaptarse flexiblemente al tiempo", dijo.

Respecto al conflicto actual entre Rusia y Ucrania, el expresidente estadounidense se mostró de acuerdo con la frase de que se trata de "una guerra del mundo occidental contra los rusos". "Su misión consiste en eliminar el mayor número posible de tropas rusas", sostuvo a continuación. Agregó: "La cuestión es si usted va a continuar recibiendo la ayuda necesaria. Lo espero".

Los humoristas también le preguntaron sobre la red de biolaboratorios que el Pentágono creó en Ucrania. "Sí", contestó Bush, al ser preguntado si recordaba este programa.

'Vován' y 'Lexus' afirmaron que lograron evacuar estas instalaciones "a un lugar seguro, por eso los rusos no obtuvieron nada de estos laboratorios". "Bien. Es un chico inteligente", respondió Bush, pensando que hablaba con Zelenski.

Análisis: Armas de EEUU a Ucrania, una ruta expedita para equipar a grupos terroristas

Miguel Fernández Martínez

LA HABANA (Sputnik) — El envío de grandes cantidades de armas, municiones y otras técnicas de guerra desde Estados Unidos a Ucrania ha despertado suspicacia en expertos que piensan que estos arsenales puedan perder su rumbo e ir a parar a manos de grupos terroristas, como ya sucedió en otros momentos.

"Estados Unidos, en su afán por perjudicar a Rusia y neutralizar la operación militar especial de Moscú en Ucrania, ha adoptado medidas irresponsables que incluyen la entrega descontrolada de grandes cantidades de armamentos de todo tipo a Kiev", comentó a Sputnik el analista, periodista y exdiplomático cubano Roberto García Hernández.

El experto considera que uno de los problemas fundamentales de esta transferencia de recursos y armamentos de todo tipo es que ni el Pentágono (Departamento de Defensa de EEUU) ni la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) podrán controlar el destino final de todos estos artefactos, como ya les ha sucedido en otras ocasiones, por ejemplo en el caso de Afganistán, en la década de los 80 del siglo pasado.

García Hernández reccordó que, cuando Washington entregó armamentos a los rebeldes afganos que combatían a las fuerzas soviéticas, muchas de esas mismas armas después pasaron a manos de los grupos terroristas que actuaron contra las tropas estadounidenses que invadieron el país asiático en 2001.

"Desde el inicio de la operación militar especial de Rusia en Ucrania, el pasado 24 de febrero, EEUU y sus aliados han enviado a Kiev miles de millones de dólares en sistemas de armamentos y municiones, lo que está levantando ahora el temor de que ese exceso de armas se traslade hacia el mercado negro, como ya ocurrió antes", señaló.

Según expertos citados recientemente por el diario estadounidense The Washington Post, Ucrania se convierte en el mayor receptor de asistencia de seguridad de Estados Unidos en el mundo, teniendo en cuenta que Kiev habrá recibido este año más de lo que Washington ha proporcionado a Afganistán, Irak o Israel.

"La ayuda enviada supera el máximo aportado a las fuerzas afganas durante la guerra, si bien en aquel momento Estados Unidos tenía una presencia en el país muy importante, con lo que le resultaba más fácil rastrear el destino de las armas", acotó García Hernández.

El analista político cubano precisó que, de acuerdo con expertos de los llamados 'tanques de pensamiento' estadounidenses (think tanks), entre 2003 y 2016 Estados Unidos suministró a Afganistán una enorme cantidad de material militar para las fuerzas afganas: 358.530 rifles de diferente tipo, más de 64.000 ametralladoras, 25.327 lanzagranadas y 22.174 carros de combate de diferentes tipos.

"Desde la caída de Kabul, el pasado 15 de agosto, los militantes talibanes han mostrado repetidamente ante medios de prensa internacionales las armas de fabricación estadounidense que tienen ahora en su poder", puntualizó.

Congreso de EEUU en acción

Este 19 de mayo, el Senado estadounidense aprobó, por 86 votos a favor y 11 en contra, un paquete de ayuda a Ucrania de 40.000 millones de dólares que reabastecería las reservas de armamentos y equipos norteamericanos transferidos a Ucrania y proporcionaría miles de millones de dólares para ayudar al Gobierno ucraniano a enfrentar la operación militar especial rusa.

Se espera que el presidente de EEUU, Joe Biden, firme la legislación aprobada de inmediato, que supera su solicitud de 33.000 millones de dólares al Congreso y que contó con votación de 368 a 57 en la Cámara de Representantes.

El multimillonario paquete de armamentos potenciará el flujo de misiles, artillería, drones y otras tecnologías bélicas hacia Ucrania.

Este esfuerzo armamentístico se suma al que ya se comprometió EEUU previamente a proporcionar a Ucrania, que incluye 1.400 sistemas antiaéreos portátiles Stinger, 5.500 misiles antitanque, 700 drones Switchblade, 90 sistemas de obuses de largo alcance, 7.000 armas pequeñas y 50 millones de rondas de municiones, entre otros, de acuerdo con un artículo reciente del diario The Washington Post.

Once senadores republicanos encabezados por el senador Rand Paul (republicano por Kentucky) votaron en contra de la medida, y argumentan que tal monto afecta la ya maltrecha economía norteamericana, que aún no se ha recuperado de los efectos de la pandemia.

Monitoreo

De hecho, EEUU no está en capacidad de monitorear las armas suministradas a las milicias civiles y al ejército en Ucrania, tal y como reconoció recientemente un estudio del Quincy Institute William Hartung.

García Hernández subrayó que "esto ocurre a pesar de que el Departamento de Estado asegura que el Gobierno estadounidense investiga de manera exhaustiva sobre el armamento que envía a Ucrania y afirma que obliga habitualmente a Kiev a firmar acuerdos que impiden transferir estos equipos a terceros sin la autorización de la Casa Blanca".

"Ahora la historia se repite y el establishment político norteamericano se presta para esta carrera contra Rusia", advirtió.

Resaltó que esta carrera "ya está empezando a preocupar a congresistas y expertos estadounidenses que ven en este suministro masivo de armamentos una actitud irresponsable que no solo golpea la economía del país sino que también puede llegar a alimentar a agrupaciones terroristas que actúan en Europa y son enemigos jurados de Washington".

Análisis: Armas y miles de millones ‎para la guerra

Manlio Dinucci

El campo de batalla ucraniano ya es el más subvencionado del mundo, con fondos que ‎aportan simultáneamente Estados Unidos, Reino Unido y la Unión Europea. ‎Pero ese astronómico gasto no busca respaldar a los ucranianos sino apoyar a ‎los banderistas, lo cual contradice totalmente los objetivos de los países aliados en la Segunda Guerra Mundial, conflicto donde los banderistas participaron… del ‎lado de la Alemania hitleriana. Las sumas fenomenales que Occidente está aportando a ‎los banderistas se deducen de las ayudas que los gobiernos “donantes” podrían aportar ‎a las personas más necesitadas en sus propios países. ‎

Al recibir al primer ministro de Italia, Mario Draghi, en la Casa Blanca, el presidente ‎estadounidense Joe Biden declaró:

«Lo que más aprecio en usted es el esfuerzo, desde el primer momento, por poner ‎la OTAN y la Unión Europea en sintonía sobre la ayuda a Ucrania.»‎

No hay dudas de que el primer ministro italiano Mario Draghi se ha ganado ese elogio del jefe de ‎la Casa Blanca. ‎

Mientras que el Congreso de Estados Unidos aprueba la asignación de otros 40 000 millones de ‎dólares para armar a Kiev en la guerra contra Rusia, Draghi se dedica a la tarea de abrir ‎en Europa un canal similar de financiamiento de la guerra a través de un «Fondo Fiduciario de ‎Solidaridad de la Unión Europea para Ucrania» y de un «paquete de resiliencia» cuyo valor ‎inicial ascendería a 2 000 millones entregados a Kiev por el Banco Europeo para la ‎Reconstrucción y el Desarrollo (BERD). ‎

Simultáneamente, el primer ministro italiano Mario Draghi y los demás líderes del G7 –que ‎se compone de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido– han ‎asignado 24 000 millones de dólares al apoyo a Ucrania en la guerra contra Rusia.

Draghi ‎desempeña también un importante papel en los financiamientos ya anunciados para Kiev por el ‎Banco Mundial y por el Fondo Monetario Internacional –inicialmente alrededor de 5 000 millones ‎de dólares. ‎

Gracias a todo ese financiamiento, Estados Unidos y sus aliados han entregado a Kiev –antes de ‎que comenzara la guerra y durante su transcurso– 85 000 misiles, más de 50 millones de ‎municiones de todos los calibres, incluso para obuses de largo alcance, así como drones y otros ‎sistemas de armamento avanzado. ‎

Por demás, las fuerzas de Kiev, principalmente el regimiento Azov y otras formaciones neonazis ‎no sólo están recibiendo armamento de la OTAN. Ese bloque bélico también se encarga de ‎dirigirlas. ‎

El colosal gasto de guerra contra Rusia, destinado a seguir creciendo y a hacerse permanente, ‎está siendo pagado por los ciudadanos europeos a través de cortes en los gastos sociales de ‎sus países. A eso tenemos agregar también el creciente gasto que se deriva de la directiva de la ‎Unión Europea que obliga a sus países miembros a recibir y a garantizar que se queden en Europa ‎occidental todos los ucranianos que están llegando a la UE –sin necesidad de visa. ‎

Análisis: La intromisión estadounidense y el histórico odio a Rusia

Markku Siira

El director de cine Oliver Stone se pregunta en Facebook "si Estados Unidos está preparando el escenario para una explosión nuclear de baja potencia en algún lugar del Donbass que mataría a miles de ucranianos".

Una operación de falsa bandera tan impactante podría ser posible, ya que los medios de comunicación occidentales, encauzados en la guerra de la información, ya han entrenado a mucha gente para imaginar sólo lo peor de Rusia. El chivo expiatorio ya ha sido elegido de antemano, Putin, al que se ha llamado loco, independientemente de quién llevaría a cabo realmente un ataque tan trágico.

"Probablemente tardaríamos unos días en averiguar la verdad, pero la verdad no es importante", dice Stone. Las percepciones son, el cineasta lo sabe, y admite que Estados Unidos está "librando una guerra de imágenes con gran habilidad y contundencia", saturando los canales CNN y Fox y los países satélites de Washington en Europa y Asia de una forma que ni siquiera Stone había visto antes.

Un ataque nuclear impactante nos acercaría un poco más al deseo de Estados Unidos de derrocar el actual régimen ruso y sustituirlo por un régimen títere prooccidental dirigido por un "nuevo Yeltsin". Y lo que es más importante, también aislaría a China de Rusia.

Como he argumentado antes, China es el próximo objetivo de Occidente si Rusia cae. Este es el escenario soñado por los belicistas neoconservadores estadounidenses, diseñado para crear lo que consideran una versión mejor y actualizada del "orden internacional basado en normas".

La actual superperación rusa nos dice todo lo que necesitamos saber sobre los objetivos y las ambiciones hegemónicas de los neoconservadores. Los "kaganistas" que actúan en nombre de Biden han dejado claro que están librando una guerra contra Rusia, con la crisis ucraniana como su representante, con el objetivo de agotar a Rusia y eliminar a Putin.

Un evento de falsa bandera no es el único camino hacia una guerra mayor. La expansión de la OTAN hacia Finlandia y Suecia es otra, ha observado Paul Craig Roberts. Sostiene que "Washington no sólo presiona a los gobiernos para que soliciten el ingreso en la OTAN, sino que también soborna a los funcionarios de los gobiernos sueco y finlandés para que lo hagan".

Consideremos por un momento esta ampliación de la OTAN. Una de las razones de la intervención de Rusia en Ucrania es la firme negativa de Washington y de la OTAN a tomar en serio las preocupaciones de seguridad de Rusia. El ingreso de Ucrania en la OTAN es una bandera roja para Rusia, así que ¿por qué se impulsó? Cuando la intervención occidental en Ucrania amenaza con descarrilar el conflicto, ¿por qué echar gasolina a las llamas incorporando a Finlandia y Suecia a la OTAN?

Por el momento, Escandinavia y el Báltico están libres de armas nucleares. La adhesión de Finlandia a la alianza militar llevaría "más OTAN" a la frontera rusa y el Kremlin ha declarado que tal hecho es inaceptable. "Al acumular más provocaciones, Washington y la OTAN están intensificando un conflicto creado deliberadamente", critica Roberts.

El autor estadounidense considera "irresponsable que Finlandia y Suecia desestabilicen aún más la situación con su ingreso en la OTAN". Incluso el ex presidente de Rusia, Dmitry Medvedev, del ala liberal del régimen, ha dejado claro que "el ingreso en la OTAN significaría el fin de los Estados bálticos libres de armas nucleares".

El aumento de la presencia de la OTAN en las fronteras rusas crea un desequilibrio que Rusia tendría que corregir de una forma u otra. "¿Cómo es posible que los gobiernos finlandés y sueco crean que la pertenencia a la OTAN aumentará la seguridad cuando el resultado es que las armas nucleares se dirigen contra ellos?", se pregunta Roberts con asombro.

Finlandia y Suecia no corren peligro de ser atacadas por Rusia si permanecen fuera de la OTAN. Nadie en su sano juicio vería el ingreso de Finlandia y Suecia en la OTAN como algo distinto a una medida imprudente que aumentará la inestabilidad de la seguridad en la región.

Finlandia, al igual que Suiza, se ha beneficiado de su neutralidad en el pasado, pero ahora parece que los largos años de amordazamiento de los intereses occidentales por parte del presidente Sauli Niinistö están empezando a dar frutos radiactivos. La Finlandia oficial parece dispuesta a convertirse en la primera línea de la OTAN-Oeste contra Rusia.

Pero volvamos a los neoconservadores estadounidenses que ahora hacen furor en la administración Biden. En el corazón de las fantasías de supremacía de los neoconservadores estadounidenses parece haber una ideología extremista expansionista.

El imperio global estadounidense se está expandiendo hacia Rusia y China, porque la élite gobernante de Occidente no tolera ningún rival y quiere gobernar en solitario todo el planeta y sus recursos. Para lograr este objetivo, el cártel de bancos centrales y sus secuaces, los "kaganistas" de la administración Biden, están dispuestos a destruir Europa al mismo tiempo.

Según una conversación filtrada de forma anónima desde el Departamento de Estado estadounidense, la veterana de la desestabilización de Ucrania, la subsecretaria de Estado para Asuntos Políticos Victoria Nuland, odia más a los rusos que a los europeos.

No hay nada nuevo en esto per se. Los judíos influyentes de origen europeo oriental que viven en Estados Unidos, que en la década de 1960 pasaron de la izquierda trotskista antiestalinista al campo demócrata y republicano, tienen un profundo resentimiento histórico tanto hacia los rusos como hacia los europeos.

Por lo tanto, es bastante desagradable ver a los mismos europeos que estos neoconservadores desprecian apoyando con entusiasmo una guerra híbrida contra Rusia que, si tiene éxito, también destruiría a Europa.

Incluso Finlandia, que es más grande que su tamaño, está implicada en este proyecto psicológico de los antiguos trotskistas, y el siempre listo mago occidental Petteri Orpo, del Partido de la Coalición, ya ha insinuado que "Finlandia, como miembro de la alianza de defensa de la OTAN, no debería negarse categóricamente a recibir armas nucleares en su territorio".

A pesar de lo que los medios de comunicación del poder local tratan de decirnos, Rusia ha confiado durante mucho tiempo en la razón, la negociación y la buena voluntad en su política, aunque el Kremlin no haya recibido ninguna respuesta a su diplomacia por parte de Occidente.

Ni siquiera la limitada operación militar en Ucrania ha podido convencer a Occidente de que abandone su política de provocación. "Parece que Washington continuará con sus provocaciones hasta que se cruce el límite fatal", cree también Roberts.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS

El Tiempo por Meteoblue