Libros Recomendados


A la espera de los nuevos F-35 “Strike Fighter” (caza polivalente de quinta generación), la flota de F/A-18F “Super Hornet” pertenecientes a la Fuerza Aérea Australiana (la Royal Australian Air Force - RAAF), ha alcanzado su plena capacidad operativa (FOC).

La FOC se declara cuando la capacidad total del sistema puede ser desplegada en operaciones de defensa., teniendo en cuenta no sólo las cualidades del propio avión, sino también toda la logística, administración, capacitación y los servicios necesarios.

El “Super Hornet” de la RAAF está capacitado para operaciones aire-aire de combate, ataque de blancos tanto en tierra como en mar, supresión de las defensas aéreas del enemigo y para tareas de reconocimiento.

La Base Amberley de la RAAF, en donde se encuentran los F/A-18F “Super Hornet”, también se prepara para la recepción de los sistemas EA-18G “Growler” de guerra electrónica, prevista para finales de este decenio, lo que permitirá mejorar los sistemas electrónicos de las aeronaves y en tierra los radares y sistemas de comunicaciones.

Esta iniciativa, denominada “Plan de Transición de Capacidades”, incluye una evaluación de las posibles opciones y alternativas que pueden aplicarse para garantizar la continuidad en la capacidad de combate aérea de Australia, tras los retrasos de los proyectos de combate “Joint Strike Fighter” (JSF) y el envejecimiento de la flota australiana de los F/A-18 “Hornet”.

El Plan también incluye opciones para la compra adicional de aviones “Super Hornet”. En este sentido, el Gobierno de Australia enviará una carta rogatoria (LOR) a Estados Unidos solicitando información sobre el coste y la disponibilidad de hasta un máximo de 24 aviones “Super Hornet” a través del programa estadounidense de “Ventas Militares al Extranjero”.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente