Libros Recomendados



Un estudio desarrollado por Deloitte a nivel mundial, señala que las brechas de evolución financiera entre el sector comercial y el de la defensa se amplían. También indica que la industria europea de defensa está muy lejos de poder homologarse con la de Estados Unidos.

Para Deloitte, “la industria aeroespacial y de defensa europea, creció menos de un 1 por 100 (sólo un 0,8), mientras que el mismo sector en Estados Unidos logró un crecimiento en los ingresos del 3,3 por 100 en 2011. Lo más significativo es la caída de los beneficios operativos en Europa (21,6 por 100), mientras que las empresas en Estados Unidos fueron capaces de incrementar los ingresos de explotación un 2,9 por 100”.

Según el informe titulado "2011 Global Aerospace and Defense Industry performance wrap-up", elaborado por Deloitte Touche Tohmatsu, dicho sector redujo su crecimiento durante 2011. No obstante, se confirma que, a pesar de la incertidumbre económica, dicha industria en su conjunto registró un crecimiento global de 681.000 millones de dólares, con un aumento lento de los ingresos del 2,3 por 100, frente al 2,5 por 100 contabilizado en 2010.

El estudio ha permitido comprobar que los beneficios de operación para la industria a nivel global disminuyeron un 3,1 por 100, como indican los márgenes de operación (hasta un 5,3 por 100) y el flujo de caja (hasta un 13,3 por 100), así como los márgenes de explotación por empleado (un 5,2 por 100). En el lado positivo, el informe confirmó que el ratio book to bill (BTB), un indicador de crecimiento de los ingresos futuros, tuvo un aumento de 17,4 por 100, principalmente como resultado de mayores ventas generadas por la eficiencia de combustible de aviones comerciales. 

Las diferencias de desarrollo financiero se ampliaron entre los segmentos comerciales y de defensa en 2011. Por una parte, los ingresos comerciales crecieron un 10,1 por 100 mientras que, por otra, los ingresos de defensa se redujeron un 3,3 por 100.

El informe en cuestión destaca  igualmente que los factores contribuyentes al crecimiento de los ingresos comerciales fueron los niveles récord de producción de grandes aviones comerciales y el aumento de la demanda de servicios de las aeronaves. Además, los ingresos de defensa se vieron afectados probablemente por la disminución de los presupuestos en este segmento, por prioridades nacionales, por el débil rendimiento económico esperado en el mundo occidental y por la reducción de fuerzas militares en Irak y Afganistán.

En cuanto a las perspectivas para 2012, se indica que el segmento de defensa comprende alrededor de dos tercios de la economía global de una industria en desarrollo. Sin embargo, su desarrollo en este periodo es incierto, lo que deja ver una posibilidad de que en 2012 se vea afectado el rendimiento financiero global.

Las conclusiones del informe indican que el gasto en defensa es cada vez mayor en zonas geográficas como India, China, Japón, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita, y Brasil, como resultado de incrementos en la riqueza y a la luz de la creciente preocupación en términos de seguridad nacional.

Según el informe, en 2011 el margen de operación en Estados Unidos fue del 10,5 por 100 y del 4,7 por 100 en Europa, mientras que el retorno sobre el capital invertido fue de 20,7 por 100 en Estados Unidos y del 8,7 por 100 en Europa.

Finalmente, en lo que respecta a la perspectiva de los proveedores de este sector, las empresas experimentaron un crecimiento de ingresos en 2011. Otros puntos sobresalientes del informe señalan que el nivel uno, dos y tres de proveedores para esta industria, muchos de los cuales tienen una participación significativa en el segmento aeroespacial, aumentaron respectivamente sus ingresos en un 5,1 por 100, un 11,1 por 100 y un 29,1 por 100, incrementos que destacan sobre el crecimiento de los ingresos de los fabricantes de equipos originales limitado al 0,1 por 100.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente