Geoestrategia

Con un nuevo lote de muertes de civiles palestinos, la más reciente agresión israelí contra la franja de Gaza parece terminar al cabo de nuevas negociaciones en las que los agresores de siempre se presentan nuevamente como víctimas y cuentan con la “comprensión” de las potencias que –también nuevamente– adoptan la pose de “mediadores”. El escritor venezolano Javier Alexander Roa nos plantea una interrogante poco mencionada pero fundamental: ¿Hasta cuándo la causa palestina seguirá sirviendo de “modus vivendi”?

Por Javier Alexander Roa*

Israel arremete nuevamente contra la franja de Gaza y los medios de difusión internacionales transmiten imágenes de desolación. Pero el horror que inspiran esas imágenes de la nueva agresión israelí no debe impedirnos proceder al análisis del hecho y comprender sus objetivos. Thierry Meyssan responde a la interrogante.

Por Thierry Meyssan*

La Unión Europea ha celebrado su reciente premio Nobel de la paz tomando medidas para contribuir a desencadenar la guerra contra Irán y Siria. Siguiendo el ejemplo de Inglaterra y Alemania que censuraron a principios de año la cadena internacional Iraní Press Tv, la Unión Europea ha interrumpido la emisión de las cadenas de TV persas tras varios meses de interferencias en su funcionamiento por parte de las compañías europeas de satélites[1]. El satelite Eutelsat, dejó de proveer servicios a 19 canales y estaciones de radio estatales iraníes el pasado 15 de octubre[2].

Por Alfredo Embid*

 

Hoy en día, Kazajstán se está convirtiendo en un punto nodal del espacio post-soviético. En este sentido, no debería ser considerado como un estado ordinario que busca el equilibrio entre los “centros de poder” globales, sino como un elemento clave de la gran área multiétnica que se extiende en toda Eurasia. Aunque la zona ha permanecido inalterada durante siglos, el “corredor interior” de Eurasia, que separaba o que unía  sus civilizaciones, depende del destino de Kazajstán. Esto, inevitablemente, nos lleva a considerar algunas cuestiones geopolíticas.

Por Sergei V. Biryukov*

Indudablemente el mayor mérito del marxismo consistía en que utilizaba el “enfoque de clase”. Esa específica expresión define a la vez varias posturas intelectuales. En primer lugar se trata de la doctrina de la lucha de clases. Representa el fundamento y el nervio del marxismo. Según esta doctrina la humanidad cuya principal ocupación consiste en el intercambio de substancias con el medio que la rodea, se divide en grupos que juegan distintos papeles dentro de este intercambio. Se diferencian por su relación con el proceso de producción y el consumo de los bienes. En el marxismo las clases se definen estrictamente desde el punto de vista de la economía, de manera “materialista”.

Por Geidar Dzhemal

A juzgar por todo, las élites estadounidenses se preparan para seguir aumentando la agresión militar y la escalada de los conflictos político-militares, que permiten desestabilizar la situación en el perímetro de sus competidores estratégicos (Eurozona, China, Japón, mundo islámico etc.) y provocar el traspaso del capital especulativo global al mercado financiero de los Estados Unidos y, en primer lugar, el mercado de la deuda estatal.

Por Vladislav Zhukovskiy

El tema de la globalización, que se comenzó a analizar activamente en los años ’90 del siglo pasado, mantiene su actualidad, hecho que comprueban los acontecimientos en la arena mundial. Detrás de los intentos de las corporaciones transnacionales y de diversos proyectos mundialistas se descubren no sólo el afán de lucro, sino también de control y dominio mundial.

Por Leonid Savin*

Washington DC, como Roma, Londres, o París o San Petersburgo, es majestuosa ciudad imperial, desde la idea urbanística, el diseño arquitectónico de sus edificios públicos, sus Museos y Ministerios y Bancos, pulcros parques y jardines y los miles de cerezos que florecen en abril, con un toque de millonaria policromía japonesa, contrastada con los verdes de la frondosa vegetación perenne.

Por Dr. Sebastián Ballesteros Walsh*

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

AVISO IMPORTANTE

¡ATENCIÓN!

El denominado "mundo libre" ha censurado
la señal del canal ruso de TV RT.
Para poder seguir viéndolo en nuestro portal
siga las instrucciones siguientes:
1) Instale en su ordenador el programa
gratuito Proton VPN desde aquí:
2) Ejecute el programa y aparecerán
tres Ubicaciones libres en la parte izquierda
3) Pulse "CONECTAR" en la ubicación JAPÓN
4) Vuelva a entrar en nuestra web y ya 
podrá disfrutar de la señal de RT TV
5) Maldiga a los cabecillas del
"mundo libre" y a sus ancestros

RECOMENDAMOS