Portada - Últimas noticias

El Ejército de Yemen, apoyado por los comités populares, anuncia la liberación de más de 1600 km cuadrados de la estratégica provincia de Marib (centro-oeste).

El portavoz del Ejército yemení, el teniente general Yahya Sari, ha dicho este viernes, en una rueda de prensa, que las fuerzas armadas han tomado el control de más de 1600 km cuadrados de Marib, en el marco de una operación a gran escala lanzada hace varios meses para expulsar a los mercenarios de la llamada coalición, liderada por Arabia Saudí, de esa provincia rica en petróleo.

“Con una ofensiva sofisticada lanzada en múltiples frentes, nuestros combatientes han iniciado nueva fase de la lucha por la liberación del territorio yemení de la presencia de los agresores y ocupantes. Nuestras fuerzas armadas han abierto nuevos frentes [en Marib], donde emplean tácticas específicas teniendo en cuenta las características geográficas de cualquier campo de batalla”, ha destacado.

El Ejército y el movimiento popular yemení Ansarolá, agrega el vocero, han llevado a cabo en los últimos meses más de un centenar de ataques “exitosos” con misiles y aviones no tripulados (drones) contra las posiciones de enemigos, de los cuales 128 han alcanzado fortificaciones de la llamada coalición y sus mercenarios dentro del territorio yemení y otros 33 golpearon objetivos vitales en Arabia Saudí.

El general Sari ha detallado que el Ejército y Ansarolá han utilizado una amplia gama de misiles balísticos inteligentes y de crucero, de fabricación nacional, incluidos Badr, Nakal, Qasem, Zulfiqar y Quds-2, durante los últimos combates por Marib.

En esa operación a gran escala, el Ejército llevó a cabo, además, un total de 319 ataques con drones, de los cuales 136 destruyeron con éxito objetivos sensibles de los enemigos fuera de Yemen y otros 183 se realizaron dentro del territorio yemení, ha detallado.

El vocero ha cifrado en 3000 las bajas sufridas por la ‘coalición’ saudí y sus mercenarios durante los combates de los últimos meses en Marib con las fuerzas yemeníes. Además, un total de 124 000 mercenarios han resultado heridos en los ataques del Ejército, mientras que otros 550 han sido cautivos, agrega.

Los combatientes de Ansarolá y el Ejército también lograron liberar en noviembre durante la gran operación por Marib la estratégica base militar de Maas, considerada como el mayor bastión de la ‘coalición’ en esa provincia.

Marib consta de 14 ciudades importantes, 10 de las cuales han sido completamente liberadas y solo cuatro aún están ocupadas parcialmente por los agresores. Sin embargo, el avance de las fuerzas yemeníes es tan acelerado que se acercan cada vez más a la victoria en esta provincia, considerada el último bastión de las fuerzas respaldadas por Riad.

A pesar de que la agresión y el bloqueo impuestos desde 2015 por el reino árabe y sus aliados han convertido a Yemen en un “infierno”, según las Naciones Unidas, el Ejército yemení ha podido resistir y desarrollar sus capacidades militares de manera que ya es capaz de disuadir la agresión saudí, responder a sus crímenes y hasta golpear los objetivos militares y vitales de los agresores. Con todo, la parte yemení ha prometido suspender sus operaciones de represalia siempre que Riad ponga fin a su devastadora guerra y bloqueo.

Fuerzas yemeníes golpean instalaciones vitales de Arabia Saudí

El Ejército yemení, apoyado por los comités populares, realiza un ataque de represalia contra Arabia Saudí que apunta contra instalaciones vitales saudíes.

Las fuentes saudíes han informado la madrugada de este viernes de una masiva operación contra sus instalaciones vitales en el sur del reino árabe por parte del Ejército yemení, respaldado por el movimiento popular Ansarolá.

Citadas por la cadena libanesa Al Mayadeen, dichas fuentes han sostenido que el sonido de varias explosiones potentes sacudió partes de Yizan (suroeste de Arabia Saudí) y otras áreas del sur del territorio saudí.

Este anuncio llega después de que el portavoz de las Fuerzas Armadas de Yemen, el teniente general Yahya Sari, informó el jueves en la red social Twitter que, en una conferencia de prensa, ofrecería este viernes detalles de una de las operaciones militares más grandes, con ataques de misiles y aviones no tripulados (drones) en las profundidades de Arabia Saudí y contra objetivos saudíes dentro de Yemen.

Tal y como indican las fuentes, es la primera vez que el Ejército yemení anuncia los detalles de la operación unas horas antes de ponerla en marcha.

A su vez, la llamada coalición saudí alega haber interceptado cuatro drones suicidas y un misil balístico disparado contra el área de Yizan.

Estos operativos son parte de los ataques de represalia del Ejército y el movimiento Ansarolá de Yemen contra los objetivos militares y vitales de Arabia Saudí y sus aliados, en respuesta a una agresión sangrienta de más de seis años lanzada contra el país más pobre del mundo árabe, con la intención de restaurar en el poder al fugitivo expresidente yemení, Abdu Rabu Mansur Hadi.

A principios de este septiembre, el general Sari advirtió a Arabia Saudí de las consecuencias de sus agresiones contra Yemen, considerando las operaciones militares como un derecho legítimo de su país para defenderse ante los agresores, y asegurando que estas ofensivas continuarán hasta la victoria total.

Yemen sigue humillando a los saudíes

Los ATGM's de los hutíes yemeníes obligan a huir a las fuerzas de la coalición saudí en la provincia de Maarib.

VIDEO

Ejército yemení mata a 20 mercenarios de Arabia Saudí en Al Bayda

Fuerzas del Ejército yemení y Ansarolá han matado a al menos 20 miembros de la coalición liderada por Arabia Saudí en enfrentamientos en la provincia de Al-Bayda.

Fuentes militares afiliadas al gobierno del derrocado y fugitivo presidente yemení Abdu Rabu Mansur Hadi confirmaron que una veintena de sus fuerzas fueron eliminadas en enfrentamientos con las fuerzas del Ejército de Yemen, apoyadas por los combatientes del movimiento popular Ansarolá, en la provincia de Al-Bayda (suroeste) en las últimas 24 horas.

Según los últimos informes, se están produciendo intensos enfrentamientos entre las dos partes en áreas de la provincia de Al-Bayda a 268 km al sureste de Saná, capital yemení.

El martes, el Ejército yemení y Ansarolá tomaron el último bastión de las fuerzas leales a la coalición agresora liderada por Arabia Saudí en la provincia de Al-Bayda.

Las fuerzas del Ejército de Yemen, apoyadas por los combatientes del movimiento popular Ansarolá, se han hecho con el control del centro del distrito de Al-Somaa, considerado el último cuartel de los miembros del grupo terrorista Al-Qaeda y los mercenarios afiliados a Mansur Hadi, según informó el miércoles una fuente local citada por la cadena catarí Al-Jazeera.

Esta reciente victoria amplía aún más las zonas que controlan las fuerzas yemeníes en la estratégica provincia de Al-Bayda, que se conecta con la capital del empobrecido país árabe, Saná, en poder de Ansarolá.

En los últimos días, Arabia Saudí y sus aliados están sufriendo duros reveses en los ataques de represalia de las fuerzas yemeníes, que intentan contrarrestar la brutal campaña lanzada en su contra en marzo de 2015, cuando la monarquía árabe empezó a destruir su país con miras a restaurar en el poder a Hadi.

La coalición agresora no ha podido materializar este objetivo pese al apoyo del Occidente, encabezado por Estados Unidos, y el bloqueo integral que impone al empobrecido país árabe desde el inicio de la guerra.

Manifestaciones en el sur de Yemen por las difíciles condiciones de vida

En los últimos días se han producido manifestaciones en varias localidades del sur de Yemen, controladas por las fuerzas de la coalición saudí, para denunciar el deterioro de las condiciones de vida y la caída del poder adquisitivo en este país, que sufre desde hace siete años una guerra guerra librada por una coalición liderada por Arabia Saudí, con el apoyo de EEUU.

Estas protestas tuvieron lugar, entre otros lugares, en la ciudad de Adén (suroeste), ocupada por las milicias del Consejo de Transición del Sur, apoyadas por los Emiratos Árabes Unidos.

Según AFP, los manifestantes denuncian el alto costo de vida, el desempleo, el colapso de la moneda frente a las divisas extranjeras y los apagones cada vez más frecuentes.

Los manifestantes bloquearon carreteras y quemaron neumáticos, lo que provocó enfrentamientos con las fuerzas de seguridad, que dejaron nueve personas heridas, señalaron fuentes médicas.

Otra protesta está programada para el miércoles por la noche, dijeron los manifestantes a AFP.

Según Mahmud Saber, residente de Adén, las autoridades “no nos brindan ningún servicio”. “Hay electricidad durante una hora y luego se apaga durante seis horas. ¡Es cruel!”, dijo.

“¿Por qué se tortura a la gente de esta manera? ¿Cómo es posible que la coalición (liderada por Riad) proporcione armas, pero ningún servicio?”, se preguntó Mazen Abdelrauf, otro residente de Adén.

En Mukalla, en la provincia de Hadramut, al este de Adén, estallaron otras protestas por tercer día consecutivo en medio de apagones prolongados y el deterioro del nivel de vida.

“Pronto proporcionaremos 60 megavatios de electricidad a los habitantes de Mukalla, con el apoyo de los Emiratos Árabes Unidos”, dijo Faraj al Bahssani, gobernador de Hadramut, a AFP.

Según el sitio de noticias yemení New Yemen Hor, las protestas se extendieron a las provincias de Shabwat, Lahaj y Abin, y se produjeron enfrentamientos entre las facciones mercenarias de los distintos grupos apoyados por Riad y Abu Dhabi: el CTS, Al Islah y el grupo del disputado presidente Abed Rabbo Mansur Hadi, un secuaz de Arabia Saudí. Explosiones, enfrentamientos y disparos han dominado estas manifestaciones.

El conflicto en Yemen ha provocado la peor crisis humanitaria del mundo, según la ONU, que advierte periódicamente de una hambruna a gran escala en el país. De los 30 millones de habitantes, el 80% depende de la ayuda internacional, y las agencias de ayuda lamentan la falta de financiación.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS