Portada - Últimas noticias

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) expresa su preocupación por la nueva brutalidad de la llamada coalición liderada por Arabia Saudí contra Yemen.

Stéphane Dujarric, portavoz del secretario general de la ONU, António Guterres, “lamentó” y mostró el martes su “preocupación” por las feroces incursiones lanzadas a última hora del lunes (hora local) por los aviones de guerra saudíes contra Saná (capital yemení) que se cobrararon la vida de al menos 12 yemeníes.

Además, hizo un llamamiento a todas las partes involucradas en el conflicto para que respeten la ley humanitaria internacional, protejan a los civiles y se “adhieran a los principios de proporcionalidad, distinción y precaución”.

El vocero del organismo internacional también solicitó que se impliquen de manera constructiva y sin condiciones en la mediación conducida por el enviado de las Naciones Unidas para Yemen, Hans Grundberg.

A su vez, la portavoz del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), Ravina Shamdasani, condenó la nueva agresión de la monarquía de los Al Saud enfatizando que la opción militar no es una solución a la crisis en Yemen.

“En medio de esta escalada, hacemos un llamado a todas las partes para que garanticen la protección de los civiles y los bienes de carácter civil, de conformidad con sus obligaciones en virtud del derecho internacional”, dijo Shamdasani.

La campaña de bombardeo de la coalición saudí se produjo después de que el Ejército yemení, apoyado por los comités populares, lanzara el mismo lunes una operación en el interior de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) en represalia por su papel en la guerra liderada por Arabia Saudí contra el empobrecido país desde marzo de 2015 con el fin de restaurar en el poder al expresidente fugitivo yemení Abdu Rabuh Mansur Hadi y aplastar el movimiento de resistencia popular Ansarolá.

WSJ: Ansarolá puede arrasar blancos enemigos a 1600 km de distancia

El movimiento yemení Ansarolá ha fortalecido sus capacidades de defensa en los últimos años y ya es capaz de destruir objetivos enemigos a 1600 km de distancia.

Así lo dijo el diario estadounidense Wall Street Journal (WSJ) en un informe publicado el martes, en el que detalló que el movimiento popular Ansarolá ha mejorado tanto el alcance como la precisión de sus armamentos, incluidos misiles de crucero y balísticos y aviones no tripulados (dron) de combate, para poder alcanzar blancos hostiles ubicados hasta 1600 kilómetros (1000 millas) de distancia.

El WSJ detalla que antes del inicio de la agresión extranjera a Yemen, liderada por Arabia Saudí, los combatientes de Ansarolá solo contaban con armas ligeras como sistemas de lanzacohetes y morteros, pero destaca que han ido aumentando sus capacidades de defensa durante el conflicto armado.

El informe vino un día después de que el Ejército yemení, apoyado por Ansarolá, reivindicara sendos ataques llevados a cabo la misma jornada contra objetivos sensibles en la profundidad de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), un principal aliado de Riad en la campaña militar que lanza desde marzo de 2015 contra el empobrecido Yemen.

“La Operación Ciclón del Yemen tuvo como objetivo los aeropuertos de Dubái y de Abu Dabi y la refinería de petróleo Al-Musafah, así como un gran número de sitios e instalaciones importantes y sensibles de Emiratos”, afirmó el lunes el portavoz del Ejército yemení, el teniente general Yahya Sari, quien amenazó con ampliar los ataques a todos los países que forman la llamada coalición agresora a Yemen.

Para esa ofensiva, Ansarolá y el Ejército yemení utilizaron varios misiles Quds-2, misiles balísticos Zulfiqar y drones de largo alcance Samad-3. Esta fue una represalia a los renovados ataques de mercenarios emiratíes contra la nación yemení.

Es más, Muhamad al-Bajiti, miembro del Consejo Político Supremo de Yemen, alertó el lunes que “los Emiratos Árabes Unidos deberían esperar ataques más dolorosos si no dejan de atacar a Yemen”.

Anteriormente, Saná había alertado una y otra vez que, si Abu Dabi no cesa sus agresiones, deben esperar una dura respuesta que afectará sus intereses en Yemen y lo profundo de su propio territorio.

Riad y sus aliados, airados por represalia de Yemen, atacan a Saná

Después de ataque de represalia de Yemen a EAU, la llamada coalición de Riad y aliados intensificaron su campaña bélica contra la nación yemení y atacaron varias veces a Saná.

La página web de la cadena Al-Masirah ha informado este miércoles de que la aviación saudí y sus aliados lanzaron cinco ataques contra el Aeropuerto Internacional de Saná, otros tres contra la Academia Suprema, situada en la calle de Al Matar (aeropuerto) en el distrito de Al-Zawra, lo que provocó “graves daños en casas de ciudadanos, así como propiedades públicas”, además de otros cuatro en el área de Atan, en el distrito Al-Sabeen, situado en la capital.

Los ataques de la alianza saudí se han producido después de que el Ejército yemení, apoyado por los comités populares, lanzara el lunes una operación contra las profundidades del territorio de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) con decenas de misiles y aviones no tripulado (dron) en represalia por su papel en la guerra liderada por Riad contra la nación yemení desde marzo de 2015.