Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

Dado que Occidente ha declarado una guerra híbrida contra Rusia, Moscú tiene que buscar oportunidades en otras regiones, dijo el diplomático.

Los países BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) estarán en el corazón de un nuevo orden mundial, dijo el viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Ryabkov.

Según Ryabkov, Moscú ha estado trabajando para establecer contactos con cualquier país que esté interesado en cooperar con Rusia.

Al comentar sobre la decisión del presidente Putin de cambiar a pagos en rublos en los contratos de gas con países «antipáticos», Ryabkov dijo que Rusia no está cambiando los términos de los contratos, sino que está protegiendo sus intereses.

Rusia y Pakistán ven como prioridad la construcción del gasoducto Pakistan Stream

MOSCÚ (Sputnik) — La construcción del gasoducto Pakistan Stream es una de las prioridades de la cooperación entre Rusia y Pakistán, indicó el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso.

El Ministerio hizo esta declaración luego de una reunión en la ciudad china de Tunxi entre el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, y su homólogo pakistaní, Shah Mahmood Qureshi.

"Entre las tareas prioritarias se encuentran el aumento del volumen de negocios y la ejecución de una serie de proyectos en el sector energético, incluida la construcción del gasoducto Pakistan Stream", declaró el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso tras la reunión.

El gasoducto Pakistan Stream, originalmente denominado Norte-Sur, unirá las infraestructuras de recepción de gas natural licuado (GNL) de los puertos de Karachi y Gwadar, en el sur de Pakistán, con las centrales eléctricas y los consumidores de gas industrial del distrito de Kasur (Punjab), en el norte.

Tendrá una longitud de más de 1.100 kilómetros y una capacidad prevista de hasta 12.300 millones de metros cúbicos al año, aunque, como dijo anteriormente el ministro ruso de Energía, Nikolái Shulguínov, esa capacidad será mayor, de 16.000 millones.

El acuerdo intergubernamental entre Rusia y Pakistán sobre el proyecto del gasoducto se firmó en octubre de 2015 y prevé el uso de materiales, tecnología y servicios rusos.

Crisis ucraniana

Además, las partes hablaron de la situación en Ucrania. La Cancillería rusa informó que Lavrov y Qureshi respaldan los esfuerzos diplomáticos para resolver la crisis ucraniana.

Ambos "se expresaron a favor de continuar los esfuerzos diplomáticos para resolver la situación de crisis en torno a Ucrania", dice la nota.

NUEVO ORDEN MUNDIAL

Mientras los medios de difusión siguen con el microrrelato de la guerra para distraer al consumidor de noticias falsas, en el mundo real siguen pasando cosas y aquí las informamos.

A propósito, ayer informábamos en este espacio que luego de una corrida generada por las sanciones de Occidente cuyo resultado había sido la devaluación en un 100% del rublo ruso, esta moneda estaba a punto de recuperar la totalidad de su valor relativo considerado normal.

Tan solo dos semanas después de alcanzar el pico devaluatorio, llegando a cotizar el dólar estadounidense a 143 rublos, la cotización cerraba ayer en 85 rublos por dólar. Y la tendencia se confirma: esta mañana esa cotización venía bajando hasta alrededor de 83 rublos.

Es decir, por una parte, que Occidente gastó la única bala que tenía —la de las sanciones— y no pudo cazar el oso, que sigue vivo y fortaleciéndose.

Por otra parte, los rusos que se asustaron de la propaganda occidental y fueron corriendo como babosos a cambiar su moneda nacional a 140 rublos por dólar en estos momentos se quieren matar. Y muy bien hecho está, eso es lo que les corresponde a los pusilánimes sin fe en la patria.

Pero eso no es todo. Moscú ahora está anunciando que va a respaldar el rublo en oro a un valor fijo de 5000 unidades por gramo. ¿Sabe el atento lector qué es eso en la práctica? Sí, es la resurrección del patrón oro del dinero que los Estados Unidos habían derogado allá por 1944 con los “acuerdos” de Bretton Woods.

Habiendo ganado la guerra, los estadounidenses impusieron un nuevo orden mundial cuyos lineamientos se establecieron en Bretton Woods. Uno de esos lineamientos fue la derogación del patrón oro, por la que el dólar estadounidense pasaba a tener un valor arbitrario establecido por decreto.

Esto es, por la voluntad del gobierno de los Estados Unidos o más bien de la Reserva Federal. Por la voluntad de quienes ganaron la guerra y ya no por el respaldo en alguna reserva de riqueza dura como el oro.

Eso es lo que están liquidando los rusos hoy y eso, atento lector, es un nuevo orden mundial. Es por eso que cuando a Ud. le quieren contar el drama de una familia ucraniana que debió exiliarse en Polonia o sobre un misil que cayó en una cocina, a Ud. lo están distrayendo. Ese no es el problema.

El problema es que el mundo está cambiando al existir en Oriente la firme resolución de que el orden occidental resultante de la II Guerra Mundial no va más. China, Rusia y demás potencias emergentes tomaron la decisión y no hay vuelta atrás.

Los Estados Unidos van a descender a la categoría de potencia regional, una muy importante y poderosa, pero ya sin hegemonía global unipolar. El dólar va a dejar de ser la moneda universal de intercambio comercial y pasará a ser una moneda más entre varias, entre el yuan de China y propio rublo ruso.

El siglo XX terminó.

TELETIPOS

  • Declaración del representante oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular China, Wang Wenbin, sobre las relaciones con la Federación Rusa. 30 de marzo de 2022: “La cooperación entre Rusia y China no tiene límites, nuestra lucha por la paz no tiene límites, nuestro deseo de mantener la seguridad no tiene límites, nuestra oposición a la hegemonía no tiene límites. China y Rusia trabajarán juntas para promover el desarrollo de relaciones multilaterales genuinas en el mundo, promover la formación de mecanismos multipolares y la democratización de las relaciones internacionales”.
  • Presidente de Cámara Brasil-Rusia rechaza crisis y dice: 'Vamos a duplicar el comercio con Moscú'. Mientras EE. UU. y la Unión Europea imponen sanciones contra Moscú, la otra parte del mundo se organiza para enfrentar los desafíos de un nuevo orden geopolítico. A Sputnik Brasil, el presidente de la Cámara de Comercio Brasil-Rusia explicó con confianza cómo estas sanciones se han convertido en una oportunidad para rusos y brasileños.
  • El 52% de los ciudadanos franceses está de acuerdo con los argumentos presentados por la Federación Rusa sobre los motivos de la operación especial.
  • La Cruz Roja refuta las acusaciones de las autoridades ucranianas de que contribuyó al traslado forzoso de los habitantes de Mariupol al territorio de Rusia. "Hemos sido testigos de ataques de desinformación deliberados y dirigidos para desacreditar al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR)", dijo el portavoz Ewen Watson, según Deutsche Welle.
  • El jefe de Crimea, Sergei Aksyonov, propuso adoptar una ley sobre la nacionalización de la propiedad ucraniana en Rusia. Los oligarcas ucranianos, los funcionarios y el presidente, incluido Zelensky, no podrán volver a registrar sus propiedades en Crimea, dijo Aksyonov.
  • Los rusos podrán solicitar visas de turista a Francia a partir del 1 de abril sin restricciones relacionadas con la pandemia, dijo la embajada.
  • Las autoridades alemanas han robado más de 95 millones de euros en cuentas de empresas y particulares de Rusia en Alemania, según informa el canal ARD TV.
  • Russian Railways está reanudando el envío de mercancías en dirección a Finlandia.
  • Australia impone aranceles del 35 % a todos los bienes importados de Rusia y Bielorrusia. El primer ministro de Australia, Scott Morrison, anunció este jueves que su Administración ha decidido imponer aranceles del 35 % a todos los bienes importados desde Rusia y Bielorrusia, informa la prensa local. La medida se suma a otras sanciones anunciadas anteriormente por Canberra con motivo del operativo militar ruso en Ucrania. Los aranceles entrarán en vigor a partir del 25 de abril.

Putin restringe la adquisición de programas informáticos extranjeros para infraestructuras críticas rusas

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, firmó este miércoles un decreto que prohíbe a los contratistas del Gobierno comprar 'software' extranjero para infraestructuras críticas sin la aprobación previa de un organismo estatal designado para esos fines, según se desprende del documento publicado en el portal oficial de información jurídica.

El decreto señala que a partir de este jueves 31 de marzo está prohibido comprar programas informáticos extranjeros para su uso en "instalaciones de infraestructuras de información críticas en la Federación Rusa" sin "la aprobación (...) del órgano ejecutivo federal autorizado por el Gobierno".

Asimismo, el documento determina que a partir del 1 de enero de 2025, las autoridades públicas tendrán totalmente prohibido el uso de 'software' extranjero en sus propias instalaciones de infraestructuras críticas de información.

Estas medidas se establecen "para garantizar la independencia tecnológica y la seguridad de las infraestructuras críticas de información" del país, reza el decreto.

"El sistema está construido": en Rusia están listos para lanzar una alternativa a Apple Pay

La mayoría de los grandes bancos rusos están listos para el lanzamiento de un sistema de pagos móviles nacional alternativo a los ya conocidos Apple Pay o Google Pay. Según pudo recoger Sputnik, la iniciativa busca aprovechar el vacío que generó el cese de las operaciones de Apple Pay en el territorio del país.

Tras el reconocimiento de la independencia de Donetsk y Lugansk y la intervención de Moscú en el conflicto ucraniano, varias compañías anunciaron el cese total o parcial de sus servicios en Rusia. Este es el caso de la estadounidense Apple, que bloqueó la posibilidad de realizar pagos a través de su sistema Apple Pay en suelo ruso.

No obstante, una encuesta realizada por Sputnik revela que la mayoría de los bancos rusos están listos para el lanzamiento de una alternativa nacional desde el 1 de abril. Se trata del Sistema de Pagos Instantáneos del Banco de Rusia o SBPay, por sus siglas en ruso, que permitirá a los usuarios pagar en cualquier lugar con solo pegar su teléfono a la caja a través de la tecnología NFC.

"El Sistema de Pagos Instantáneos (SBPay) se desarrolló incluso cuando en Rusia operaban Visa, Mastercard, Apple Pay. Se hace posible introducirlo tan rápido porque el sistema se viene construyendo mucho antes de que estas compañías cesaran sus operaciones en Rusia", explicó a Sputnik la presidenta de la junta directiva del Consejo Nacional de Pagos, Alma Abáyeva.

La experta recordó que, según los recientes datos del Banco Central ruso, la cantidad de transferencias instantáneas que ya se realizan entre usuarios se calcula en miles de millones anuales. "Hemos respaldado enormemente la seguridad de nuestros pagos", asegura Abáyeva.

Vale recordar que el sistema anunciado no es el primero desarrollado en Rusia. En el país ya funcionan servicios similares SberPay, del mayor banco ruso Sberbank, y Yandex Pay, del gigante tecnológico Yandex.

Occidente impone sanciones sólo donde le conviene. La respuesta de Rusia debe ser dura.

Las formidables sanciones y ataques verbales de Estados Unidos y Europa Occidental contra Rusia, ante la realidad económica, empiezan a tambalearse. Las prohibiciones sobre el envío de mercancías desde Rusia están comenzando a levantarse lentamente. La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Tesoro de EE. UU. publicó una nueva licencia general con fecha del 24 de marzo (https://t.me/readovkanews/29639 ), que efectivamente eliminó a los fertilizantes minerales rusos de posibles sanciones.

Los expertos creen que los países europeos levantarán la prohibición después de los Estados Unidos. Para el funcionamiento exitoso de las empresas agrícolas, se necesitan urgentemente fertilizantes minerales; sin ellos, en el fondo de tierras existente de la mayoría de los países europeos, la cosecha será mínima o no lo será en absoluto.

Por lo tanto, Occidente impone sanciones donde le conviene, y cuando se da cuenta de que simplemente no puede prescindir de Rusia en ciertos sectores de la economía, vuelve a levantarlas.

En este sentido, sería lógico transferir a los pagos en rublos, no solo los contratos de gas, sino también otros bienes estratégicos: fertilizantes, cereales y madera.

Greenpeace, gran "herramienta" para forzar a Europa a comprar gas de EEUU

Víctor Ternovsky

La ONG ecologista Greenpeace es gran protagonista de la campaña para forzar a la Unión Europea a rechazar las importaciones de hidrocarburos rusos, donde el desempeño de esta organización no se limita a llamamientos, sino que incluye acciones bien concretas para bloquear físicamente los suministros provenientes del gigante euroasiático.

En particular, sus activistas, por medio de sus lanchas, se esfuerzan en impedir que buques rusos puedan atracar en puertos europeos y descargar gas, para lo cual intentan cortarles el paso. Asimismo, están llevando una auténtica guerra psicológica, tanto contra las autoridades portuarias, como también contra las empresas compradoras de recursos energéticos provenientes de Rusia, al argumentar que lo que hacen es "financiar la maquinaria bélica de Putin".

En declaraciones a Sputnik, Carlos Andrés Ortiz, especialista argentino en temas energéticos, resaltó que las acciones de ONGs ecologistas como Greenpeace "claramente responden a los intereses geopolíticos del sector atlantista", sobre todo de "EEUU y el Reino Unido", cuyas empresas de petróleo y gas "nunca" fueron acosadas por estas organizaciones, por muy perjudiciales que sean sus actividades para el medio ambiente.

"Son simplemente herramientas del accionar neocolonialista", subrayó el experto, al denunciar que en el caso de Argentina "Greenpeace actúa en forma prácticamente feroz, hace ataques muy fuertes, muy malintencionadas y tergiversando todos datos y todas las estadísticas para impedir todas las obras de infraestructuras que son necesarias para el desarrollo socioeconómico" de la nación suramericana.

Además, Ortiz subrayó que las ONG ambientalistas son tan sólo un elemento en la extensa red de las llamadas 'organizaciones no gubernamentales' creadas por Occidente –entre ellas las que se dedican presuntamente a la defensa de los derechos humanos–, donde el objetivo real es controlar y acosar a determinadas naciones, impidiendo su desarrollo.

Reportan que EE.UU. evalúa realizar la mayor liberación de petróleo de sus reservas de emergencia de la historia en un intento por reducir los precios

El Gobierno de EE.UU. está considerando liberar hasta 180 millones de barriles de crudo durante varios meses de su Reserva Estratégica de Petróleo (SPR, por sus siglas en inglés) en un intento por reducir los precios del combustible en el país, informa Reuters citando fuentes familiarizadas con el plan.

La medida marcaría la tercera vez que Washington recurra a sus reservas estratégicas en los últimos seis meses, y sería la mayor liberación de crudo en los casi 50 años de historia de la SPR. Según Fox News, el plan consiste en liberar diariamente cerca de un millón de barriles.

Las liberaciones realizadas hasta el momento no han logrado bajar los precios, ya que la demanda mundial de petróleo casi ha recuperado los niveles previos a la pandemia de covid-19. Mientras tanto, la oferta se ha reducido a causa de las sanciones impuestas por EE.UU. y sus aliados contra el segundo mayor exportador de petróleo del mundo, Rusia, por su operación militar en Ucrania.

El país euroasiático exporta diariamente entre 4 y 5 millones de barriles de crudo, y la Agencia Internacional de Energía (AIE) prevé que en abril el mercado se quedaría sin aproximadamente 3 millones de barriles de petróleo ruso debido a las sanciones, detalla Reuters.

Los Estados miembros de la AIE acordaron a principios de marzo liberar 60 millones de barriles de crudo de sus reservas de emergencia, de esa cantidad, 30 millones correspondían a la SPR. Se espera que el presidente Joe Biden anuncie este jueves las medidas energéticas de su Gobierno.

La noticia del plan energético de Washington llega justo antes de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP+) y sus aliados, incluido Rusia, se reúnan esta jornada para discutir la reducción de las restricciones al suministro. Estados Unidos, Reino Unido y otras naciones han instado a la OPEP+ a aumentar la producción rápidamente. Sin embargo, no se espera que el grupo se desvíe de su acuerdo existente y aumentaría la producción gradualmente a partir de mayo.

Análisis: El impacto del conflicto: los alimentos están en su nivel más alto en 60 años

Alfredo Zaiat

El conflicto Rusia-Ucrania sumó otro factor perturbador para la economía mundial. Desde mediados de 2021, había comenzado la recuperación de la contracción inducida por la pandemia, pero en este último mes se han agravado las incertidumbres con las fuertes subidas de las materias primas agrícolas, además del petróleo y del gas.

Del mismo modo que con el coronavirus, esta crisis llegó en gran medida en forma inesperada. Lo que está claro es que los precios más altos de los alimentos y la energía, junto con la escasez de suministros, tendrán un costo inmediato para economías de ingresos bajos y medianos.

Muchos de esos países seguían débiles por los efectos de la pandemia. La recuperación que han experimentado las economías avanzadas durante el último año no se trasladó al resto: para 2023, antes del conflicto, se estimaba que los niveles de producción en las economías en desarrollo seguirán estando 4% por debajo de antes de la pandemia.

La deuda total en estas economías ahora se encuentra en un máximo de 50 años, la inflación está en su punto más alto en 11 años y la mayoría de los bancos centrales han comenzado a subir las tasas de interés en respuesta a las presiones inflacionarias.

Cuáles son los efectos económicos

Los impactos del conflicto Rusia-Ucrania a nivel global fluirán a través de tres canales principales:

  1. Los precios más altos de productos básicos como alimentos y energía aumentarán aún más la tasa de inflación, lo que a su vez erosionará los ingresos y afectará la demanda doméstica.
  2. Las economías europeas en particular, y las del resto en general, se enfrentarán a la interrupción del comercio, las cadenas de suministro y las remesas, así como a un aumento histórico en el flujo de refugiados.
  3. La reducción de la confianza empresarial y la mayor incertidumbre de los inversores influyen sobre los precios de los activos, endureciendo las condiciones financieras y posiblemente estimulando la salida de capitales de los mercados emergentes.

Rusia y Ucrania son importantes productores de materias primas y el freno de los envíos ha provocado que los precios mundiales se dispararan al alza, especialmente para el petróleo, el gas natural y los granos.

Así, en el mercado internacional del trigo esos dos países representan el 30% de las exportaciones mundiales.

Rusia también tiene una participación importante en el mercado de la energía y los metales: representa una cuarta parte del mercado del gas natural, el 18% del mercado del carbón, el 14% del mercado del platino y el 11% del petróleo crudo. Una fuerte caída en el suministro de estos productos básicos afectará la construcción, la petroquímica y el transporte.

Ganadores y perdedores

Además de los efectos globales, los países con exposición directa al comercio, el turismo y las finanzas sentirán presiones adicionales. Las economías que dependen de las importaciones de petróleo verán mayores déficits fiscales y comerciales y más presión inflacionaria, aunque algunos exportadores, como los de Oriente Medio y África, pueden beneficiarse de precios más altos.

Los aumentos más pronunciados de los precios de los alimentos y el combustible pueden generar un mayor riesgo de disturbios en algunas regiones, desde el África subsahariana y América Latina hasta el Cáucaso y Asia Сentral, mientras que es probable que la inseguridad alimentaria aumente aún más en partes de África y Oriente Medio.

A más largo plazo, este conflicto puede alterar fundamentalmente el orden económico y geopolítico mundial si cambia el comercio de energía, se reconfiguran las cadenas de suministro, se fragmentan las redes de pago y los países reconsideran las tenencias de divisas (dólar) de reserva.

El aumento de la tensión geopolítica incrementará aún más los riesgos de fragmentación económica, especialmente para el comercio y la tecnología.

Qué puede pasar

Los impactos económicos serán notables en un contexto donde ahora existe la necesidad de una recuperación sólida y equitativa después de la pandemia. Las consecuencias inmediatas serán las siguientes:

La alta participación de la agricultura y los alimentos en la producción total, el consumo, el empleo, el comercio y los ingresos de los Gobiernos aumentará la vulnerabilidad de los países a la volatilidad de los precios internacionales de los alimentos. Del mismo modo sucede con la energía.

Habrá un impacto masivo en los precios de la energía y los alimentos a nivel mundial. Solo en Europa, el gasto en alimentos representa el 15% del índice de los Precios al Consumidor.

Más de un tercio del gasto de consumo de alimentos de los hogares de países de bajo ingreso se destina a alimentos básicos como cereales y verduras.

Muchos destinos de las exportaciones ucranianas de trigo enfrentarán problemas sociales con aumentos de precios.

Problemas de abastecimiento de trigo puede provocar una inestabilidad generalizada, por lo que el actual conflicto podría tener un efecto dominó en todo el mundo de maneras que van más allá de la acción militar.

Los países endeudados enfrentarán serias dificultades para atender sus deudas y mantener un nivel razonable de provisión de bienes y servicios sociales.

En ausencia de arreglos fiscales estabilizadores motorizados por organismos multilaterales, la fuerte dependencia del comercio de alimentos y productos agrícolas puede contribuir a la volatilidad de las finanzas públicas y erosionar la sostenibilidad fiscal.

Los exportadores e intermediarios tendrán ganancias extraordinarias, superiores a las que ya obtuvieron en los últimos dos años con la pandemia a costa del presupuesto de la mayoría de los hogares.

Pueden haber operaciones especulativas, incluso de contrabando de cereales, con su efecto disruptivo social.

Alimentos y energía

El conflicto bélico y la pandemia están imponiendo una grave restricción al suministro de alimentos y energía que repercutirá en los precios en una escala de grandes dimensiones. La agricultura moderna depende en gran medida de la energía (petróleo, gas y carbón).

Entre esos dos grupos de commodities existen interacciones que generan no solo efectos inflacionarios de corto plazo, sino que deriva en una inercia hacia el futuro que los amplifica. Existe una vinculación potente de los precios de la energía y de los granos, puesto que los primeros elevan los costos directos de producción de las materias primas agrícolas.

Por un lado, las naftas y el gas son imprescindibles para mover la maquinaria necesaria para los procesos agrícolas y transporte de la producción. Por otro lado, la energía es el principal insumo para producir fertilizantes que ahora son cruciales para la producción agrícola con los paquetes tecnológicos de alta productividad.

Al respecto, Rusia es el mayor exportador mundial de fertilizantes con el 12,6% del total del mercado, equivalente a 7.000 millones de dólares. Bielorrusia, país parcialmente involucrado en el conflicto, es el sexto exportador mundial con 5,2% del comercio mundial, Holanda y Bélgica son el séptimo y octavo y pueden enfrentar restricciones en insumos.

Aunque todavía no es un actor importante en ese mercado, Ucrania aumentó sus exportaciones de fertilizantes un 71% en los últimos dos años, siendo el país que tuvo el mayor crecimiento en el sector.

Precios internacionales de los alimentos en niveles máximos

La Organización de las Nacionales Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) elabora un índice de precios de los alimentos. Es una medida de la variación mensual de los precios internacionales de una canasta de productos alimenticios. Consiste en el promedio de los índices de precios de cinco grupos de productos básicos (cereales, aceites vegetales, lácteos, carnes y azúcar) ponderado por las cuotas medias de exportación.

El último reporte marcó, en febrero, un promedio de 140,7 puntos, un 3,9% más que en enero y 20,7% por encima del nivel de hace un año.

Este registro es un nuevo máximo histórico desde 1961, cuando empieza a elaborarse el índice, al superar el pico anterior de febrero de 2011 en 3,1 puntos. Es decir, de acuerdo a la serie de la FAO, nunca antes los precios de los alimentos estuvieron tan altos como ahora. Se ubican en términos reales en la zona de la crisis de 1974/1975 derivada del shock petrolero.

La tendencia inflacionaria global es preocupante porque la prolongación del conflicto Rusia-Ucrania está abriendo las puertas a una crisis alimentaria mundial por precios y cantidades.

El peligro de una crisis alimentaria global

“El conflicto bélico es uno de los principales impulsores del hambre y la inseguridad alimentaria en el mundo”, dijo el director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU, David Beasley.

Para agregar que "ahora tenemos 283 millones de personas marchando hacia el hambre con 45 millones llamando a la puerta de la hambruna".

La cuenca del mar Negro es una de las áreas más importantes del mundo para la producción agrícola y de cereales, y es probable que el impacto del conflicto en la seguridad alimentaria "se sienta más allá de la frontera de Ucrania, especialmente en los más pobres de los pobres", advirtió Beasley.

Muchos países vulnerables, algunos de los cuales ya están sufriendo las consecuencias de guerras o desastres naturales, dependen de las exportaciones de alimentos tanto de Rusia como de Ucrania. Esta dependencia cubre innumerables cultivos, pero es en la producción de trigo, maíz y aceite de girasol donde los dos países tienen el alcance global más significativo.

¿Por qué Ucrania es tan importante para la seguridad alimentaria? Porque alberga el 25% de los famosos suelos negros fértiles del mundo, según el Departamento de Comercio de EEUU.

"La interrupción del flujo de granos fuera de la región del mar Negro aumentará los precios y agregará más combustible a la inflación de los alimentos en un momento en que su acceso es una preocupación en todo el mundo, luego del daño económico causado por la pandemia de COVID-19", concluyó Beasley.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS