Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

Valentín Katasonov. Con el inicio de la guerra de sanciones, la mayoría de las empresas con capital extranjero en Rusia anunciaron planes para salir del país. La lista de "estados hostiles" incluye 48 estados y jurisdicciones, incluidos EE. UU., Canadá, 27 estados miembros de la Unión Europea, Australia, Nueva Zelanda, Japón...

Y gradualmente comenzaron a tomar forma los contornos de la política de Moscú hacia el capital extranjero. En respuesta a la incautación de las reservas internacionales rusas por más de 300.000 millones de dólares, se tomó la decisión de prohibir la retirada de activos de la empresa de países hostiles para compensar el daño sufrido. Esta medida se complementa con la prohibición de enajenar valores y participaciones en el capital de sociedades extranjeras durante un período determinado. Está prohibido retirar los ingresos de inversión recibidos por no residentes en Rusia fuera del país.

Estas restricciones y prohibiciones no se aplican a las empresas extranjeras que no pertenecen a países hostiles, pero la participación de dichas empresas es pequeña. Es mucho más pequeño de lo que se desprende de las estadísticas oficiales. Pero los inversores de países hostiles están acostumbrados a disfrazarse, escondiéndose detrás de otras jurisdicciones. Veamos un estudio de la UNCTAD que recrea la verdadera estructura geográfica de la IED en Rusia.

Según el Banco de Rusia, en 2017, las inversiones directas acumuladas de los Estados Unidos a la Federación de Rusia ascendieron a solo 3.100 millones de dólares y, según estimaciones de la UNCTAD, su volumen ascendió a 39.100 millones de dólares, es decir, 12,6 veces más que las cifras oficiales del Banco Central de la Federación Rusa. Según la UNCTAD, las inversiones de los Estados Unidos ocuparon el primer lugar, pero según los datos del Banco de Rusia, el primer lugar en términos de inversiones directas acumuladas en Rusia pertenecía a ... los Países Bajos (7 mil millones de dólares). Los Países Bajos son un estado intermediario: las inversiones estadounidenses entran en los Países Bajos con una bandera estadounidense y salen con una holandesa. Y aquí están los indicadores de inversión directa acumulada en la economía rusa para otros países (miles de millones de dólares: la primera cifra son los datos del Banco de Rusia, la segunda es la estimación de la UNCTAD): Alemania: 18,1 y 33,2; Gran Bretaña: 18,6 y 31,3; Francia: 15.1 y 19.6; Suiza: 12.8 y 19.0.

Vemos que los datos del Banco de Rusia sobre inversiones "hostiles" están muy subestimados. El capital extranjero en la Federación Rusa proviene principalmente de países en la lista "hostil" (según mis estimaciones, más del 90% de la inversión extranjera directa acumulada). El capital extranjero ha absorbido el jugo de la economía rusa en tres décadas, y la amenaza que ahora representa no puede subestimarse.

Recordemos la época prerrevolucionaria. Cuando el Imperio Ruso entró en guerra en 1914, se introdujeron serias restricciones y prohibiciones para el capital alemán en la economía rusa. Algunas de las empresas alemanas fueron liquidadas (ver: Dyakin V.S. La Primera Guerra Mundial y las medidas para eliminar el llamado dominio alemán, M: Nauka. 1969; Ratnikov G.N., Ageeva E.A. Capital aleman en el Imperio Ruso durante la Primera Guerra Mundial // Notas Científicas de Jóvenes Investigadores No. 3/2014). Y no hay necesidad de hablar de la Rusia soviética. Unos meses después de octubre de 1917, se organizó una intervención militar de las potencias occidentales contra el estado soviético, complementada con un bloqueo naval y comercial. En tales condiciones, la nacionalización del capital extranjero se llevó a cabo a un ritmo acelerado. Sin ninguna compensación.

El 7 de marzo, el servicio de prensa del secretario del Consejo General de Rusia Unida anunció la propuesta de Andrei Turchak de nacionalizar la producción de empresas extranjeras que anunciaron su retirada del mercado ruso en el contexto de una operación militar especial en Ucrania. La tarea del partido, según Turchak, es salvar puestos de trabajo y no permitir que la economía sea destruida desde dentro. Turchak agregó que Rusia actuaría "de acuerdo con las leyes de la guerra".

El 10 de marzo, el vicepresidente del Consejo de Seguridad de la Federación Rusa, Dmitry Medvedev, dijo que el gobierno ruso ya está considerando la posibilidad de quiebra y nacionalización de la propiedad de empresas extranjeras que abandonan el mercado ruso. El mismo día 10 de marzo se envió al gobierno ya la Fiscalía General una lista de empresas extranjeras que podrían ser nacionalizadas en el futuro. La lista incluye alrededor de 60 empresas que anunciaron la terminación del trabajo en Rusia sin brindar garantías a los consumidores. La lista incluye Volkswagen, Apple, IKEA, Microsoft, IBM, Shell, McDonald's, Porsche, Toyota, H&M y otros. Según estimaciones, el volumen total de obligaciones de estas empresas con los ciudadanos, el estado y los contratistas alcanza más de 6 billones de rublos. Los medios rusos informaron que las empresas rusas apoyaron la iniciativa y propusieron introducir una gestión externa para tales empresas. Se informó que la iniciativa también fue apoyada por la comisión gubernamental de actividades legislativas.

El pasado 22 de marzo, el presidente de la Unión Rusa de Industriales y Empresarios (RSPP), Alexander Shokhin, propuso “para proteger los intereses nacionales” limitar los derechos de los accionistas no residentes y accionistas con ciudadanía no identificada. Entre las medidas propuestas: no tomar en cuenta los votos de los accionistas extranjeros en la asamblea general de accionistas (con una serie de excepciones que podrá determinar el Banco Central como megarregulador financiero); privarlos del derecho de solicitar una asamblea general extraordinaria de accionistas, no enviarles papeletas para votar sobre los puntos del orden del día de la asamblea; privarlos de la oportunidad de exigir el acceso a documentos e información de la sociedad; permitir que la sociedad no devengue ni pague dividendos sobre acciones propiedad de accionistas no residentes, etc.

Hasta el 30 de marzo, no se han hecho públicas propuestas específicas de las autoridades estatales sobre el futuro de las empresas extranjeras en Rusia.

Me gustaría expresar mis pensamientos preliminares sobre este tema.

Para cada empresa (empresa) con participación de capital extranjero (con una participación mínima en el capital autorizado del 25 por ciento o más), se debe preparar un informe detallado que, entre otras cosas, revele la historia del establecimiento de la empresa. En un momento (2005), la Cámara de Cuentas de la Federación Rusa preparó un informe sobre la evaluación de los resultados de la privatización, del cual se deduce que la gran mayoría de las transacciones de privatización se realizaron en la década de 1990 con graves violaciones, y las condiciones para privatización (escrito en los acuerdos pertinentes) no fueron cumplidas por los inversores. Esta es razón suficiente para devolver el objeto propiedad de un inversor extranjero a la propiedad estatal.

En tales informes, es importante determinar el estado de una empresa en términos de su importancia para la economía y la sociedad: 1) estratégicamente importante, 2) otras. Las empresas extranjeras que no tengan una importancia estratégica pueden venderse a inversores privados rusos. En su defecto, podrá decidirse la cuestión de la nacionalización o el cierre de la empresa.

Si una empresa es estratégicamente importante, definitivamente está sujeta a preservación y nacionalización. Con esta opción, se aclara adicionalmente si la nacionalización será gratuita o con compensación. Si se detectan violaciones graves de la legislación rusa en las actividades de las empresas, se aplica la opción de nacionalización sin compensación. Se puede aplicar la misma opción si, durante los años de operación de la empresa, esta ha recibido y retirado del país ingresos de inversiones que excedan significativamente el valor estimado de los activos de la empresa en vísperas de la privatización.

A la decisión de nacionalizar le siguen acciones para adaptar la empresa a las nuevas condiciones asociadas con la guerra de sanciones: revisar el perfil de producción de la empresa, cambiarla a otros proveedores de componentes (si los suministros anteriores provenían de países hostiles), trasladarse a otros mercados y otros compradores (preferiblemente para que tanto los proveedores como los compradores estén en la jurisdicción rusa).

La escala de la presencia de capital extranjero en Rusia es muy significativa, su participación en varios sectores e industrias supera la mitad. Déjame darte un par de números más. A partir del 1 de octubre de 2021, las inversiones directas acumuladas de no residentes en la economía rusa ascendieron a $ 596 mil millones. Además, las inversiones de cartera ascendieron a $ 302,7 mil millones. En total, casi $ 900 mil millones.

En las empresas en las que los extranjeros actúan como inversores de cartera, la posición de los inversores extranjeros no puede tener un impacto significativo en el funcionamiento de la empresa. Ahora estamos interesados ​​principalmente en la inversión directa, que proporciona a los extranjeros control sobre las empresas. Es extremadamente importante que la reestructuración del trabajo de las empresas nacionalizadas encaje en el programa general para la reestructuración de la economía rusa. El objetivo de dicho programa debe ser la transición de la economía de un modelo de mercado liberal a un modelo de movilización y la construcción de una economía independiente y autosuficiente.

Las empresas extranjeras que han suspendido el trabajo en Rusia esperan que se escondan por un tiempo y luego regresen a sus lugares productivos. En un artículo anterior traté de mostrar que el capital extranjero en Rusia actúa como un parásito y un agente extranjero. Rusia no los necesita. Especialmente ahora.

Desde el 1 de abril, el gas natural ruso ha dejado de fluir hacia los países bálticos (Letonia, Lituania y Estonia)

Para el liderazgo de estos países, el dolor de cabeza y el pánico asociado con la escasez de gas y los precios del gas se han pospuesto durante varios meses. Los países bálticos recordaron a tiempo que todavía tienen mucho “combustible azul” en sus instalaciones de almacenamiento, gracias al cual ahora pueden crear la apariencia de independencia.

Estamos hablando del almacenamiento subterráneo de gas de Inčukalns, en el que los volúmenes de gas son atípicos para el período de primavera: 7,6 teravatios-hora. Esto es casi lo que Letonia y Lituania consumen juntos durante los meses de invierno, dijo Uldis Bariss, CEO del operador del sistema de transmisión de gas de Letonia. Además, el suministro de gas a los países continúa a través del segundo proveedor: la terminal de GNL de Klaipeda.

Las reservas disponibles permitieron a Barissa calificar a Rusia de "proveedor poco fiable", aunque los acuerdos sobre volúmenes y plazos no cambiaron con la entrada en vigor de las nuevas normas. A los países solo se les ofreció pagar el gas en moneda rusa. Pero los países bálticos no pudieron aceptar tal "humillación" y se alejaron con orgullo.

“Desde el punto de vista de la seguridad energética del estado, definitivamente es necesario resolver el problema de construir una segunda terminal de GNL, cuanto antes mejor”, dijo Bariss, consciente de que las reservas no son infinitas.

Obviamente, las decisiones políticas y el patetismo recaerán sobre los hombros de la gente corriente, que en un par de meses tendrá que pagar muchas veces más. Pero nadie pidió sus opiniones, en primer lugar, la dirección tiene independencia energética y patetismo político. El presidente lituano, Nausėda, espera que un paso tan "valiente" se convierta en un ejemplo para Europa, que todavía está dudosa y "arrugada", especialmente Alemania, en el que, por cierto, Scholz ya es abucheado por las molestias que suponen las sanciones antirrusas.

¿Por qué Polonia dijo la verdad sobre el fracaso de las sanciones contra Rusia?

Andrew Korybko

El primer ministro polaco Morawiecki, quien descaradamente se jactó a principios de semana de cómo la rusofobia se ha convertido en la corriente principal, acaba de admitir que las sanciones antirrusas de Occidente liderado por Estados Unidos han fracasado. Según él, “Las sanciones que hemos impuesto contra Rusia hasta ahora, no funcionan. Lo demuestra el tipo de cambio del rublo que ahora vuelve al momento de la agresión de Rusia contra Ucrania. Esto significa que nuestras acciones no han causado el efecto deseado por los líderes europeos". Esta es la segunda verdad inesperada que compartieron los opositores de Moscú después de que el asesor principal del presidente ucraniano Zelensky confirmara la evaluación del Ministerio de Defensa ruso de que el programa especial en curso operación militar destruyó completamente el complejo militar-industrial ucraniano.

Ninguna de estas verdades se comparte porque sí, sino en busca de motivos ocultos conectados con los intereses antirrusos de esos países. Obviamente, Polonia quiere que Occidente, liderado por Estados Unidos, imponga sanciones aún más duras contra la gran potencia euroasiática, mientras que Ucrania pide más ayuda militar a sus amos supremos. Aun así, sigue siendo extremadamente significativo que sus representantes finalmente dijeran la verdad sobre estos temas interconectados. Eso en sí mismo expone poderosamente la campaña de guerra de información de Western Mainstream Media (MSM) dirigida por EE. UU. contra Rusia, ya que nadie puede afirmar que ninguna de sus conclusiones es la llamada "propaganda rusa" porque ninguna de esas dos figuras es amistosa con Rusia. Su público objetivo podría finalmente comenzar a cuestionar algo de lo que les han dicho sobre Rusia.

Después de todo, las voces no occidentales han estado diciendo durante un tiempo que las sanciones contra Rusia son contraproducentes para los intereses hegemónicos unipolares de los Estados Unidos, al igual que muchos ya habían concluido hace mucho tiempo que Moscú destruyó totalmente el complejo militar-industrial de Ucrania. Por lo tanto, quienes afirmaron lo contrario fueron engañados por la propaganda de los HSH o la compartieron activamente por motivos de interés propio. Las personas que comienzan a cuestionar lo que les han dicho deben tratar de recordar exactamente quién fue el que los engañó sobre estos dos temas interconectados para tomar todo lo que dicen en el futuro con un grano de sal como mínimo. Polonia y Ucrania tienen intereses ulteriores en decir finalmente la verdad sobre Rusia, pero al hacerlo, paralizaron la campaña de propaganda de Occidente liderada por Estados Unidos.

Crisis en Ucrania: África y Oriente Medio dejan en evidencia la doble moral de Occidente

Mientras que buena parte de Occidente se enfila detrás de la postura de la OTAN en torno al conflicto en Ucrania, líderes de África y Oriente Medio exponen las miserias de EEUU y optan por la neutralidad, respetando lazos históricos con Rusia.

La embajadora de Sudáfrica ante las Naciones Unidas, Mathu Joyini, aprovechó un debate en la Asamblea General de la ONU sobre el conflicto en Ucrania para regañar a Estados Unidos por sus pasadas incursiones militares como la de Irak.

Cuestionó que Estados Unidos y sus aliados occidentales cometan violaciones de la Carta de la ONU y ahora busquen simplemente una ventaja geopolítica sobre Rusia.

"Aparte de los amigos y aliados militares más cercanos de Estados Unidos en el oeste y el este de Asia, la mayor parte del mundo no está interesada en unirse a la campaña dirigida por Estados Unidos para aislar a Rusia", sostiene el reportero Column Lynch en un artículo publicado en Foreign Policy.

El columnista destaca que muchos países tienen lazos históricos con Rusia que no están preparados para abandonar. Además, estas naciones "temen que un bloqueo económico contra Moscú infligirá un dolor severo en sus propios países, sembrando la semilla de mayor hambre e inestabilidad dentro de sus propias fronteras".

Lynch resalta que las respuestas a la operación militar especial de Rusia en Ucrania por parte de África y el sur de Asia han sido "relativamente silenciosas", mientras que las preocupaciones sobre el impacto potencial de las sanciones occidentales en los precios de los alimentos y el combustible han ido en aumento.

"Muchos todavía albergan un profundo resentimiento hacia Estados Unidos, cuyas intervenciones militares desde Afganistán hasta Irak y Libia han dejado un camino de muerte y destrucción. Los países clave de África y Asia, incluidos Sudáfrica e India, han caminado con cuidado, buscando mantener buenas relaciones con Rusia y Estados Unidos al tiempo que subrayan la necesidad de respetar la soberanía de Ucrania", analiza para luego precisar que ningún país africano ha impuesto sanciones a Rusia.

El embajador de Pakistán ante la ONU, Munir Akram, explicó la cautela que predomina fuera de la histeria occidental: "Si llegará una solución negociada, las sanciones occidentales deberán levantarse porque no creo que los rusos acepten una solución sin levantar las sanciones. Desde la perspectiva de los países no involucrados, si se me permite decirlo, tenemos que ver perspectivas realistas. Creemos que habrá un acuerdo y, por lo tanto, no vamos a aceptar una postura completamente antirrusa".

Por su parte, el embajador de Kenia ante la ONU, Martin Kimani, si bien condenó el accionar de Rusia en Ucrania, recordó que EEUU y sus aliados han utilizado la fuerza militar para "aplastar a sus rivales en Afganistán, Irak y Libia".

Lynch destaca que algunos líderes africanos quieren evitar verse envueltos en lo que consideran una competencia de gran poder en Europa.

El presidente de Uganda, Yoweri Museveni, criticó a Estados Unidos y Europa por su doble moral, teniendo en cuenta su intervención militar en Libia: "Destruyeron el país mientras extendían el terrorismo más allá de sus fronteras".

Además, desde el continente africano condenan el criterio que adoptan en las fronteras europeas de Ucrania donde los "rubios de ojos azules" son recibidos con los brazos abiertos, pero los africanos son rechazados.

Una situación similar ocurre en Oriente Medio, donde los principales aliados históricos de Estados Unidos han desafiado las iniciativas de EEUU de aislar a Rusia.

Israel, Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos tienen "noción hasta qué punto están dispuestos a arriesgar algún daño, o erosión, en la relaciones que han desarrollado en términos de diversificación estratégica con Rusia y China", analizó Hussein Ibish, académico en el Instituto de los Estados Árabes del Golfo en Washington.

La India, por su parte, tampoco respaldó los intentos de Washington para castigar a Moscú. Su Gobierno ha mantenido conversaciones para la compra de petróleo ruso, una medida que va en contra de los esfuerzos de Estados Unidos para bloquear las exportaciones de crudo del gigante euroasiático.

Ibish agregó que estos gobiernos han llegado gradualmente a la conclusión durante la última década de que "la era de Estados Unidos ha terminado" y que "la rápida transición hacia un mundo multipolar está en marcha y es irreversible".

"A la marca nunca le molestaron cosas como los campos de concentración": Moscú sobre la decisión de Chanel de restringir sus ventas a nacionales rusos

Este sábado, la agencia de información rusa RIA Novosti reportó, citando declaraciones de una bloguera, que una tienda oficial de Chanel en Dubái se negó a vender sus productos a la mujer por ser rusa.

De acuerdo con la compradora, los empleados del local le dijeron que, a partir de este 1 de abril, la casa de moda francesa solo realiza ventas a ciudadanos rusos si firman un documento donde deben garantizar que no ingresarán los productos adquiridos a Rusia ni llevarán las prendas o los accesorios en el territorio del país.

Desde Chanel posteriormente aclararon a RBC que las restricciones impuestas contra ciudadanos rusos se deben a las sanciones adoptadas por la Unión Europea, que prohíben las ventas de artículos de lujo de más de 300 euros (unos 330 dólares).

"Las últimas restricciones que imponen las sanciones de la Unión Europea y Suiza proscriben 'ventas directas o indirectas de bienes de lujo a todas las personas físicas y jurídicas y las organizaciones en Rusia o destinados para ser utilizados en Rusia'", explicaron desde la casa de moda. Al mismo tiempo, señalaron que Chanel entiende que las medidas pueden "crear ciertas inconveniencias para una serie de sus clientes".

A principios de marzo, Chanel comunicó a través de una publicación en LinkedIn su decisión de suspender las actividades en Rusia y cerrar todas sus tiendas en el territorio del país debido a las "preocupaciones crecientes", la "inseguridad" y la "dificultad" de llevar a cabo sus operaciones.

"Las tradiciones son tan fuertes como nunca"

"Parece que el legado de la 'gran Coco' ha encontrado un modo de unirse a la campaña rusófoba para 'cancelar a Rusia'", comentó al respecto la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajárova. "¿Cuál es el vínculo entre la operación antinazi de Rusia y la casa de moda francesa?", se preguntó.

La vocera rusa recordó que en los años de la Segunda Guerra Mundial, la fundadora de la firma, Coco Chanel, fue "colaboradora y agente de la Alemania nazi" y estuvo conectada con las autoridades de ocupación francesas.

Zajárova afirmó que la diseñadora "aceptó la ayuda de los nazis para conseguir sus objetivos empresariales". En concreto, destacó que Chanel, valiéndose de su pertenencia a la raza aria, recurrió a la ayuda de las autoridades nazis para recuperar los derechos de su perfume Chanel N.º 5, que antes de la guerra había vendido a unos fabricantes judíos.

"Los directivos de la marca siempre pusieron el énfasis en el hecho que las tradiciones de la casa de Chanel son tan fuertes como nunca. Bueno, de eso no hay duda", aseveró Zajárova. "A la marca nunca le molestaron cosas como los campos de concentración, asesinatos masivos y crímenes de guerra cometidos por las SS y las divisiones de la Gestapo", sentenció.

La vocera señaló que Rusia es un país "paciente y comprensivo", aunque advirtió que es capaz de romper este "círculo vicioso". "Y la casa Chanel puede volver al punto de partida y apoyar al nazismo como lo hacía su fundadora. Pero ahora todos lo sabrán", concluyó.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS