Portada - Últimas noticias

El Ministerio de Finanzas de Rusia comunicó este miércoles que por primera vez ha pagado en rublos a los tenedores extranjeros de eurobonos, después de que una institución financiera extranjera rechazara un intento de liquidar el pago de 649,2 millones de dólares por orden de EE.UU. Se trata de bonos externos, denominados 'Rusia-2022' y 'Rusia-2042', con vencimiento en los años 2022 y 2042, respectivamente.

El organismo explicó que los días 30 y 31 de marzo envió órdenes de pago a un banco corresponsal extranjero para el pago del cupón y el reembolso del valor nominal, pero esa entidad se negó a ejecutarlas el 4 de abril. Para cumplir con las obligaciones de la deuda del Gobierno ruso, se contrató una institución financiera rusa, a través de la cual se realizaron los pagos.

"De este modo, las mencionadas obligaciones sobre los bonos 'Rusia-2022' y 'Rusia-2042' se cumplen en su totalidad", subrayó el Ministerio. Asimismo, explicó que los residentes de los llamados países no amistosos recibirán rublos en cuentas especiales de tipo 'C', que se puede utilizar, por ejemplo, para pagar impuestos o comisiones dentro de Rusia. Es decir, no es posible retirar estos fondos del país euroasiático y solo pueden convertirse en divisa extranjera con el permiso de una subcomisión especial del Ministerio de Finanzas ruso para la emisión de permisos de transacciones con no residentes y operaciones de cambio.

"El restablecimiento del acceso de Rusia a las cuentas en moneda extranjera preparará el terreno para que las autoridades financieras rusas tomen decisiones que permitan a los inversores convertir los fondos denominados en rublos de estas cuentas en moneda extranjera al tipo de cambio en las fechas de pago estipuladas en la documentación de la emisión de bonos", añadió el Ministerio de Finanzas ruso.

"Rusia tiene todos los recursos que necesita para pagar sus deudas"

Este martes, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, afirmó que las medidas restrictivas impuestas por Occidente en respuesta al operativo militar de Moscú en Ucrania –entre ellas el bloqueo del acceso a parte de las reservas de oro y divisas del Banco Central– están teniendo efecto y que "el sistema financiero en Rusia está al borde del colapso". "Rusia no tiene recursos ilimitados, especialmente ahora, debido a las sanciones paralizantes que hemos implementado, y se verán obligados a elegir entre agotar las valiosas reservas restantes en dólares, hacer entrar nuevos ingresos o el impago", declaró.

Por su parte, el portavoz presidencial ruso, Dmitri Peskov, aseguró este miércoles que no hay motivos para un impago real de Rusia y agregó que esta situación es creada artificialmente por Occidente, y que, en caso de que los pagos de los eurobonos rusos sigan bloqueados en moneda extranjera, Moscú pagará en rublos.

"Rusia tiene todos los recursos que necesita para pagar sus deudas", subrayó el vocero del Kremlin, citado por RIA Novosti. "Si el bloqueo continúa y también se bloquean estas transferencias de las sumas bloqueadas para el servicio de las deudas, se pueden pagar en rublos. Si esto no es posible, entonces teóricamente, por supuesto, se puede arreglar algún tipo de situación de impago, pero esta es una situación puramente artificial, no hay ninguna razón para un impago real", dijo.

¿Un impago técnico?

Según las condiciones de las emisiones, el impago oficial se produce después de 30 días tras la falta de pago de al menos una parte del principal o del cupón. Desde el punto de vista de las autoridades rusas, el pago en rublos de la deuda con los no residentes es una liberación adecuada de las obligaciones de acuerdo con un decreto, firmado el pasado 5 de marzo por el presidente Vladímir Putin, que establece el procedimiento temporal para la liberación de las obligaciones con determinados acreedores extranjeros. Sin embargo, desde el punto de vista de los acreedores e instituciones occidentales, es probable que dicho pago se considere un incumplimiento soberano por parte de Rusia, explican expertos de RBC.

A su vez, Dmitri Doroféyev, gestor de carteras de la sociedad de inversión Alfa Capital, indicó a RIA Novosti que, "pese a que se pague en rublos" a los tenedores extranjeros de eurobonos, "este acontecimiento será reconocido como un impago técnico, y en menos de un mes probablemente se anunciará un impago total de la deuda soberana de Rusia". Señaló que el hecho mismo del impago no supondrá una gran diferencia para el Ministerio de Finanzas ruso, que "tratará de seguir atendiendo el servicio de la deuda externa actual en su totalidad con pagos del cupón y del cuerpo de la deuda en rublos con liquidaciones a través del Depósito Nacional de Liquidación, independientemente de dónde se haya colocado la emisión".

De este modo, los inversores rusos podrán recibir pagos puntuales en rublos, mientras que el dinero de los no residentes permanecerá congelado en cuentas especiales de tipo 'C' hasta que se descongelen las reservas de divisas rusas, añadió el experto. Según Doroféyev, "la decisión de continuar con los pagos a los no residentes es perfectamente lógica y animará a los inversores no residentes a contribuir al alivio de las sanciones para acceder a su dinero".

¿Afectaría a los mercados mundiales?

Al mismo tiempo, los economistas de TD Economics, con sede en Canadá, señalaron en un informe publicado este lunes que el impago de Rusia en dólares no tendría importancia sistémica para los mercados emergentes, y mucho menos para los mercados mundiales.

Los especialistas apuntaron que los no residentes solo tenían unos 20.000 millones de dólares en eurobonos soberanos rusos, lo que es relativamente poco. En comparación, en el año 1998 Rusia reestructuró 36.000 millones de dólares de deuda interna más 30.000 millones de deuda heredada de la Unión Soviética, lo que a precios actuales habría supuesto 105.000 millones de dólares, según estimaciones de los analistas.

Previamente, el Ministerio de Finanzas realizó dos pagos de cupones de eurobonos soberanos en el contexto de la presión de sanciones sin precedentes sobre Rusia y la congelación parcial de casi la mitad de las reservas de oro y divisas del Banco Central ruso, que alcanzó unos 300.000 millones de dólares tras la operación militar especial de Moscú en Ucrania. El 17 de marzo, se saldaron dos emisiones de eurobonos por un valor total de 117,2 millones de dólares con vencimiento en 2023 y 2043, respectivamente. Otro cupón de eurobonos por un valor de 65,63 millones de dólares con vencimiento en 2029 se pagó el 22 de marzo.

Por su parte, el ministro de Finanzas de Rusia, Antón Siluánov, declaró que "la congelación de las cuentas en divisas del Gobierno ruso y su Banco Central se puede calificar como un deseo de algunos países extranjeros de provocar un impago artificial que no tiene ningún fundamento económico real". Asimismo, reiteró que todas las declaraciones sobre la incapacidad de Rusia de cumplir con sus obligaciones de deuda pública "no corresponden a la realidad".

Carbón y petróleo ruso para China en yuanes y rublos

Según la consultora china Fenwei Energy Information Service Co., en marzo se cerraron los primeros acuerdos para la compra de carbón de Rusia con pago en yuanes. Además, se espera la entrega de los primeros lotes de petróleo ESPO (suministrado a través del oleoducto Siberia Oriental-Océano Pacífico) en mayo, y las liquidaciones también se realizaron en monedas nacionales.

El uso del dólar como arma económica conduce a la destrucción del statu quo en el comercio mundial. Por ejemplo, Moscú ofrece a los compradores de petróleo indios