Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

En Ahrensburg, el pasado sábado, cientos de habitantes de la ciudad intentaron interrumpir el discurso de la ministra de Asuntos Exteriores alemana, Annalena Burbock.

Tras las palabras del ministro en apoyo al suministro de armamento pesado a Ucrania, los manifestantes encendieron la sirena y comenzaron a corear "mentiroso" y "belicista".

Según la policía alemana, la próxima actuación de Burbock fue cancelada por completo por razones de seguridad.

VIDEO 

Ocurrió en el estado más septentrional de Alemania, Schleswig-Holstein, informa el diario Die Zeit.

Hablando frente a una multitud de unas 1.000 personas en Ahrensburg el sábado, Baerbock expresó su apoyo a las entregas de armamento pesado a Ucrania.

El Bundestag votó abrumadoramente el jueves a favor de una moción iniciada por la coalición gobernante de tres partidos que pedía suministros directos e indirectos de tanques y otros equipos militares a Ucrania.

VIDEO 

Rusia denuncia que Ucrania da alimentos a Rumanía a cambio de armas

Desde Moscú denuncian que Ucrania provee toneladas de cereales a Rumanía a cambio de armas, pese a que su propio pueblo carece de estos importantes alimentos.

“Según los datos disponibles, a diario, las autoridades ucranianas organizan exportaciones masivas de cereales, maíz, cultivos oleaginosos y animales de granja mediante carreteras y ferrocarriles, así como barcazas desde el puerto de Izmail a lo largo del Danubio hasta Rumanía”, ha afirmado este domingo el jefe del Centro Nacional de Gestión de la Defensa de Rusia, Mijaíl Mizíntsev, en una rueda de prensa.

El funcionario ha detallado que, hasta la fecha, Ucrania, uno de los principales productores de cereales del mundo, ha exportado cerca de 20 millones de toneladas de dichos alimentos, a cambio de armas para su Ejército.

Según Mizíntsev, Ucrania lleva a cabo estas acciones, mientras que su propia población carece de cereales para su sustento y siembra.

Aun cuando la comunidad internacional insta a cesar el enfrentamiento, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, pide más armamentos para luchar contra Rusia.

Las autoridades rusas en reiteradas ocasiones han condenado el suministro de armas por Occidente a Ucrania y han pedido frenar esta práctica, si le interesa verdaderamente resolver el conflicto.

Grecia acusa a Turquía de socavar la unidad de la OTAN al violar su espacio aéreo

Grecia acusó a Turquía de socavar la unidad de la OTAN al violar su espacio aéreo con aviones de combate, declaración que el Ministerio turco de Exteriores tachó de "infundada", al reiterar que su país tan solo ha respondido a las provocaciones de Atenas.

El miércoles, el Ministerio de Exteriores de Grecia denunció una serie de sobrevuelos por parte de Turquía en el mar Egeo, lo cual calificó como una "provocación inaceptable". Además, el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, informó sobre el asunto al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg. "Le dejé claro al señor Stoltenberg que este comportamiento es inaceptable para un socio de la OTAN", dijo.

"Con sus provocaciones, Turquía socava la unidad de la OTAN, cuando debemos permanecer unidos", expresó Mitsotakis, agregando que dicho comportamiento derruye en particular el progreso que se logró durante su reunión con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

Por su parte, la Cancillería turca afirmó que las declaraciones de Grecia "no reflejan la verdad" y que, en realidad, fue Grecia la que realizó vuelos de provocación cerca de las costas de Turquía, al violar su espacio aéreo en las ciudades de Didim, Datça y Dalaman 30 veces en tres días (del 26 al 28 de abril), a lo cual la Fuerza Aérea turca respondió "de acuerdo con las reglas de combate".

"Grecia es la parte que instiga las tensiones. Acusar a nuestro país con afirmaciones infundadas no está en consonancia con la agenda positiva y la buena vecindad que se ha logrado recientemente", señalaron desde el ministerio al pedir a Atenas que "apoye sinceramente" los mecanismos de creación de confianza en el seno de la OTAN y en la relación bilateral.

Este sábado, medios turcos reportaron que Ankara se negó a participar en las maniobras Tiger Meet de la OTAN en Grecia luego de que Atenas hiciera adiciones en el reglamento técnico de los ejercicios que "manipulan" sus desacuerdos, sobre todo en lo referente a los límites del espacio aéreo en el mar Egeo.

En 2020, se intensificaron las tensiones entre Turquía y Grecia después de que Ankara enviara un buque de investigación y dos barcos de apoyo para realizar una exploración sísmica en aguas en disputa del Mediterráneo oriental, una medida que Atenas calificó de ilegal.

Grecia y Turquía han mantenido desacuerdos durante décadas por una amplia variedad de temas y han estado al borde de la guerra en tres ocasiones desde mediados de la década de 1970, una de ellas por los derechos de exploración de perforación.

La “victoria pírrica” de Occidente en la guerra cognitiva

""Ucrania fue mucho más que una guerra cognitiva en solitario: fue sobre todo una guerra de memes, engaños y operaciones psico-informativas libradas por un ejército influyente, agencias de relaciones públicas, asesores de la OTAN y la CIA", por estrategas políticos extranjeros, Washington D.C. cabilderos y [de] una red de medios vinculados a la inteligencia”. (De un artículo de E. Pietrobon, sobre el Observatorio de la Globalización.

Ahora, no hay duda de que el Occidente liderado por los estadounidenses ha ganado en todos los ámbitos, y desde mucho antes del conflicto ucraniano, la batalla de la propaganda, la publicidad, la persuasión de los medios, la construcción de modelos estéticos, las impresiones y las imágenes.

Es EE.UU. el que domina el imaginario que transmiten esos portaaviones de consenso que son Hollywood y las redes sociales californianas, pasando por el infoentretenimiento importado.

La victoria fue tan absoluta, total y duradera como para crear hoy un riesgo importante, es decir, no ser ya simplemente un instrumento de engaño en manos de súbditos maquiavélicos, sino, tras dos generaciones de triunfos, haber creado una burbuja de imágenes y creencias autorreferenciales de las que viven incluso las clases dominantes occidentales.

La cuestión crucial es comprender si el triunfo ilimitado sobre la persuasión y la imaginación, además de disminuir la capacidad de analizar la realidad, es suficiente para doblegar la realidad misma, para someterla.

En Occidente, al menos mientras los estantes de los supermercados permanezcan llenos, es probable que el gobierno de lo imaginario sea todo lo que se necesite: la gente, al menos una gran parte, seguirá viendo todo lo que le sucede solo a través de los lentes de los medios que se prestan a colaborar.

Pero no debemos olvidar que nuestras estanterías del supermercado, o nuestra gasolinera, están surtidas únicamente porque en otros lugares recónditos hay millones de personas que luchan con la cabeza gacha, y que no pueden permitirse una desconexión tan completa como la nuestra y operan con su propio imaginario. No es que sean extraños o inmunes a los bombardeos de los portaaviones ideológicos estadounidenses, pero su vida cotidiana les obliga a percibir una cierta distancia, una cierta abstracción, quizás divertida.

Aquí, para nosotros en Occidente, la victoria del gobierno sobre nuestro imaginario será suficiente para mantenernos en nuestras cadenas invisibles y, por lo tanto, invencibles, pero no debemos engañarnos con esa realidad hecha de trabajo, sangre, sudor y la tierra tendrá la 'última palabra'.

Siempre la tiene.

Y estar "del lado correcto" según el código sagrado de los influencers de Hollywood e Instagram no nos protegerá nada.

La familia Biden no es la única que se beneficia del conflicto de Ucrania

Valery Kulikov

En EE. UU., el futuro de la administración Biden y el propio presidente están en juego debido a un escándalo de corrupción en curso que está estrechamente relacionado con la guerra en Ucrania. The New York Times, una voz líder de Liberal America, publicó un informe especial bastante inesperado , que confirmó la verdad de las filtraciones de hace dos años sobre el hijo de Joe Biden, Hunter Biden, y describió los graves problemas legales que enfrenta como un resultado de sus negocios en Ucrania. Resulta que Hunter ha tenido que pedir grandes préstamos para pagar sus deudas con las autoridades fiscales de EE. UU., a las que había ocultado los dudosos beneficios de sus actividades en Ucrania.

Pero la carrera por el dinero sucio en Ucrania continúa, y en los últimos meses se ha acelerado como resultado del suministro corrupto de armas y el apoyo financiero de Occidente al gobierno ucraniano. Ansioso por sacar provecho de estas entregas, EE. UU., evidentemente de manera bastante deliberada, está desperdiciando los fondos destinados a las fuerzas armadas ucranianas y haciendo la vista gorda ante la desaparición de armas, municiones y equipo militar. Lo mismo sucedió en Irak y Afganistán, pero EE.UU. no ha hecho ningún esfuerzo por cambiar sus sistemas de “apoyo militar”, ya que ciertos grupos tienen un claro interés financiero en la situación actual.

En este contexto, cabe recordar que, según estimaciones de expertos de la industria, EE. UU. “invirtió” unos 2,5 billones de dólares en Afganistán, de los cuales 80.000 millones se gastaron en armas. Sin embargo, según muchos expertos, la mayor parte de este dinero se desperdició y solo el 10-15 % llegó al destino previsto. Además, el desvío de dinero comenzó antes de que saliera de los EE. UU., y en cada etapa alguien se apresuró a hacerse con una parte de la recompensa.

Muchos miembros del establecimiento militar y político de EE. UU. están actualmente involucrados en ordeñar la vaca de la ayuda militar, al igual que sus socios en el crimen en Ucrania y en Europa, incluidos muchos funcionarios de la UE. Estos últimos, sin ninguna base legal (según el Tratado de Maastricht de 1992, es una unión política y económica, no militar) están utilizando las contribuciones de los miembros de la UE para brindar apoyo militar a un no miembro, y han forzado a través de un programa de asociación militar con Ucrania. Es evidente que se están beneficiando personalmente de este apoyo. El autor ya ha escrito sobre la participación del secretario de Defensa de los EE. UU., Lloyd Austin, en este negocio. Él se ha encargado personalmente de suministrar Javelins a Ucrania y ha  tenido vínculos con su fabricante durante mucho tiempo.

Los fabricantes de armas occidentales, que pueden ganar miles de millones de dólares en esta nueva fiebre del oro, se apresuran a sacar provecho del auge de las ventas provocado por la operación especial de Rusia en Ucrania. Según los expertos citados en un artículo reciente del periódico británico The Independent, es probable que la guerra en Ucrania resulte en una Europa cada vez más militarizada. Estados Unidos y otras naciones occidentales ya han proporcionado a Ucrania grandes cantidades de fondos para la compra de nuevas armas. En los últimos seis meses, las acciones del fabricante aeroespacial Raytheon Technologies y otras corporaciones de defensa se han disparado. Estas empresas tienen representantes que se sientan en reuniones secretas del Pentágono para mantenerse al tanto de las ganancias potenciales que se obtendrán de Ucrania y la determinación del presidente Volodymir Zelenskyy de obtener más armas para la lucha contra Rusia.

Los participantes en estos esquemas torcidos insisten en utilizar los métodos probados para brindar apoyo militar a Ucrania. Y a nadie le preocupa el hecho de que una vez que Kiev toma posesión del apoyo financiero y arma el desvío continúa. Esto a pesar del hecho de que los medios de comunicación describen cada vez más a Ucrania como un “agujero negro” financiero. Según una  entrevista reciente de CNN, EE. UU. no tiene la capacidad de rastrear los movimientos posteriores de la gran cantidad de armas antitanque, antiaéreas y de otro tipo que suministra una vez que han cruzado la frontera con Ucrania. La administración de Joe Biden es muy consciente de que estas armas tarde o temprano pueden terminar en “lugares inesperados” o ser revendidas en el mercado negro a, por ejemplo, terroristas u otros grupos extremistas. Como en el pasado, Ucrania revende el equipo militar que recibe, parte del cual termina en Medio Oriente u otros puntos conflictivos, lo que confirma los peores temores de los medios occidentales sobre Ucrania. Pero eso no es un problema para Washington. Por el contrario, es parte de su plan: proporcionar armas, a través de intermediarios, a grupos terroristas para desestabilizar varias regiones en diferentes partes del mundo.

Estados Unidos es el mayor exportador de armas del mundo y, según el sitio web japonés de noticias empresariales JBPress, su complejo militar-industrial seguirá floreciendo como resultado del aumento del apoyo militar de la administración Biden a Ucrania antes y, más aún, después del comienzo de la operación especial de Rusia. Y Washington seguirá afirmando su hegemonía derramando sangre extranjera. Entre 2016 y 2020, EE. UU. representó aproximadamente el 40 % de las exportaciones mundiales de armas. Después del comienzo de la operación especial de Rusia en Ucrania, los precios de las acciones de los principales fabricantes de armas estadounidenses se dispararon de inmediato. La corporación de defensa Lockheed Martin reportó el mayor aumento de todos. Entre enero y mediados de marzo de 2022, el precio de sus acciones subió un 30%. Los finalistas incluyeron a Northrop Grumann y General Dynamics, ambos reportando un aumento de alrededor del 20%. Luego vino el gigante de la defensa Raytheon, con un aumento de alrededor del 10%.

Muchos de los participantes en los esquemas corruptos para suministrar armas a Ucrania también están viendo un aumento en su patrimonio neto. Por ejemplo, el exdiputado de Verkhovna Rada Ilya Kiva publicó recientemente un artículo sobre las ganancias que Zelenskyy y muchos de sus asociados ucranianos obtienen de la situación actual. Afirma que el presidente ucraniano, que apenas tenía un centavo cuando fue elegido hace dos años, ahora tiene una fortuna de más de $1.200 millones y posee una villa en Miami.

En vista de la situación descrita anteriormente, muchos, tanto dentro de los EE. UU. como en el extranjero, piden que se investiguen los esquemas corruptos utilizados por el establecimiento militar y político actual y sus actividades en Ucrania. Por ejemplo, Tucker Carlson, presentador de Fox News, ha criticado la decisión del presidente estadounidense, Joe Biden, de enviar toda la ayuda posible a Ucrania, e insistido en la necesidad de realizar auditorías a las cuentas bancarias del presidente Zelenskyy, entre otras. También acusó a la Casa Blanca de imprimir dinero para enviar a Kiev en un momento en que EE. UU. sufre la inflación más alta en muchos años. Según los informes, ¡el régimen de Kiev ha recibido más de mil millones de dólares en el espacio de una semana!

Entonces, si las “fuerzas de la democracia” en los EE. UU. son fieles a sus promesas, en un futuro cercano todos podemos esperar ver algunas revelaciones dramáticas sobre la familia Biden, sus amigos en casa y en Ucrania, y altos funcionarios de la UE.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS