Portada - Últimas noticias

El tercer día de protestas de los serbios de Kosovo transcurre en relativa calma, a pesar de las amenazas de las autoridades de utilizar la fuerza para disolver las barricadas.

Según algunas fuentes serbias, se volvieron a oír explosiones durante la noche en Kosovska Mitrovica, pero los medios de comunicación no lo han confirmado. Los centros educativos para niños permanecen cerrados desde hoy. Los cafés y restaurantes también han suspendido su trabajo.

▪️ Los puntos de cruce de Jarinje y Brnjak en la línea de contacto siguen cerrados. El tráfico en ambas direcciones está detenido.

▪️ Los serbios siguieron reforzando las barricadas levantadas en los días anteriores. Debido a las malas condiciones meteorológicas, los residentes de los asentamientos se turnan para trabajar en ellos. En Rudar se ha formado toda una ciudad de tiendas de campaña, y también han aparecido nuevas barricadas en Lesko y Zupce, cerca de Zubin Potok.

▪️ Según fuentes locales, algunas unidades del ejército serbio se han desplazado hacia el sur y se encuentran a sólo 7 km de la línea de contacto. La gendarmería serbia, una fuerza completa de más de 5.000 hombres, también se ha desplazado a la frontera administrativa.

Se espera que el 15 de diciembre las autoridades de Belgrado envíen una solicitud oficial a la fuerza internacional KFOR, dirigida por la OTAN, para el despliegue de 1.000 soldados en la provincia con el fin de proteger a la población serbia.

▪️ Se ha creado un cuartel general de crisis en Kosovo y Metohija para informar a la población y a los medios de comunicación sobre la situación actual. El líder serbio de Kosovo, el hasta ahora dimitido Viceprimer Ministro de Kosovo Goran Rakic, pronunció un discurso. Instó a las autoridades de Pristina a dejar de acosar a los serbios y pidió a la población serbia de la provincia que no sucumbiera a las provocaciones.

▪️ Según el Ministerio de Defensa serbio, es posible que en un futuro próximo se produzcan ataques contra misiones internacionales de mantenimiento de la paz por parte de fuerzas de seguridad albanesas vestidas de civil.

Según el embajador ruso en Belgrado, la situación en Kosovo y Metohija se encuentra "en la última línea", a la que podría seguir una fase caliente de confrontación.

Protestas masivas en Belgrado. Los serbios salieron a las calles exigiendo la restauración de la resolución 1244 del Consejo de Seguridad de la ONU.

VIDEO

VIDEO

El embajador ruso en Serbia denuncia que Occidente usa en Kosovo "los mismos esquemas" que utilizó en Ucrania

El embajador ruso en Serbia, Alexánder Botsan-Jarchenko, comparó este lunes la actual escalada de tensiones entre Belgrado y Pristina con el conflicto entre Kiev y Donbass.

"Toda la situación, absolutamente toda, y la actitud de Pristina hacia los serbios en Kosovo, recuerda, a menor escala, a todo lo que sucedió y está sucediendo en UcraniaLos mismos esquemas, el mismo comportamiento de Occidente", afirmó el diplomático, citado por TASS.

Botsan-Jarchenko señaló que la política territorial de las autoridades de Kosovo es la razón principal del agravamiento de la situación en la región. Según sus palabras, "los motivos profundos", así como "el deseo de Pristina de dominar, ocupar todo Kosovo, incluidas las zonas de población serbia", por "cualquier medio", son la base del conflicto.

El embajador reiteró que Pristina, debido al "apoyo" que recibe de EE.UU. y la Unión Europea, no renunciará al objetivo de apoderarse de la parte serbia de Kosovo y privar a los serbios de cualquier control en sus lugares de residencia en la región. En su opinión, es "muy difícil" que se pueda hallar una solución pacífica al conflicto, ya que Pristina "de manera totalmente descarada" apuesta por "la fuerza bruta" para conseguir un dominio total sobre Kosovo.

Para Serbia, la situación en torno a Kosovo "se acerca a un punto de no retorno"

El lazo alrededor de las opciones del gobierno serbio se aprieta cada vez más. Presiones, chantajes, amenazas y ahora cada vez más conflictivas y apremiantes provocaciones sobre el terreno, en una espiral que deja entrever dos posibilidades: o la aceptación del statu quo relativo al "Kosovo independiente" o los escenarios de una nueva guerra, ciertamente no querida por los serbios. lado.

Los titiriteros son los de siempre: la OTAN y las potencias occidentales, las razones son muchas, pero el tema central también en este caso lleva a la crisis de Ucrania. Por un lado, existe la voluntad de hacer ceder a Serbia en la cuestión de las sanciones contra Rusia (es el único país europeo que no las ha adoptado), por otro lado, está la cuestión de la entrada del país en la OTAN, que ha hasta ahora ha sido rechazado por el gobierno serbio. Sin olvidar la búsqueda de una ruptura de la fraternidad identitaria eslava histórica, que allanaría el camino para incorporar por completo a los Balcanes en el lecho envenenado de los intereses occidentales y atlantistas, lo que debilitaría fuertemente a la República de Srpska de la BH, donde los intereses nacionales y las fuerzas independientes ganaron las elecciones y declararon abiertamente la elección del rechazo a la OTAN, la amistad con Rusia,

Que estamos en un momento histórico y disruptivo lo demuestra el hecho de que, por primera vez desde 1999, año de la agresión contra la República Federativa de Yugoslavia, un político institucional serbio se ha " atrevido " a pedir la devolución del Fuerzas de seguridad serbias en Kosovo Methoija. Esto nunca ha sucedido en 23 años.

Ante la situación de disturbios, agresiones, altísimas tensiones, redadas y provocaciones militares por parte de las fuerzas policiales kosovares, el 11 de diciembre se celebró una sesión de emergencia del Consejo de Seguridad Nacional de Serbia, presidida por el presidente A . Vuvic

Antes del inicio de la reunión, convocada debido a las amenazas de las autoridades albanokosovares de retirar por la fuerza las barricadas serbias en el norte de la provincia, el presidente serbio había declarado que la noche del domingo 11 de diciembre sería la más difícil de su historia.

Al final de la sesión, hizo una declaración televisada en la que describió las decisiones tomadas en la discusión, con la premisa de que “Nuestra gente está pasando por una noche difícil y debemos estar con ellos. La Fuerza de la OTAN en Kosovo nos ha asegurado que no habrá ninguna acción violenta. Por nuestra parte, hemos tomado algunas medidas para proteger a nuestro país… El conflicto entre Kosovo y Serbia se agrava desde hace varios meses. Pero ahora estamos en el punto en que Pristina está tratando de acabar con el "problema serbio" en el autoproclamado Kosovo.

En los últimos días, las fuerzas especiales de Kosovo han invadido injustificada e ilegalmente el territorio de la provincia serbia del norte, habitada por serbios, mientras la "comunidad internacional" finge no ver... Sin embargo, invitamos a la población serbia a seguir las protestas se calmen en un ambiente pacífico y no caigan en provocaciones, que seguramente ocurrirán. Invito a la gente a confiar en su liderazgo. Sabemos muy bien lo que estamos haciendo y nos preocupamos por nuestra gente en Kosovo y Metohija, pero también por todos los ciudadanos de este país... Las barricadas son una expresión de protesta contra el arresto de personas, las redadas en las comunidades serbias, pero haremos todo lo posible para preservar la paz y la estabilidad… Mi mensaje para el pueblo de Kosovo es que no hay rendición y estamos con ustedes…”, dijo Vuvic.

Pero la decisión histórica tomada en el Consejo del 11 de diciembre es sobre todo la relativa a la solicitud de retorno del Ejército y la Policía serbios en Kosovo y Metohija , de conformidad con la resolución 1244 de la ONU.

Por primera vez desde 1999, un político serbio se " atrevió" a exigir la devolución de hasta 1.000 militares de las fuerzas de seguridad, el ejército y la policía serbios en Kosovo y Metohija.

Pública y directamente frente a toda la opinión pública nacional y mundial, el presidente serbio pidió la activación del Artículo 4 de la Resolución del Consejo de Seguridad de la ONU y el Artículo 6 del Anexo 2, que prevén el regreso de las fuerzas de seguridad serbias en KosMet .

“…Es un momento histórico después del cual nada será como antes, sea cual sea la respuesta de Kfor y la OTAN. Nos han puesto la espalda contra la pared, no sé qué opinan en Occidente sobre el comportamiento de Kurti ( ndt. “el primer ministro” del Kosovo secesionista), pedimos que consigan que se comporte decentemente y de conformidad con las normas del derecho internacional… La necesidad del regreso de un contingente serbio a Kosovo surgió después de que varios cientos de hombres de las fuerzas especiales de la policía de la autoproclamada República de Kosovo invadieran y asaltaran con vehículos blindados la ciudad de población serbia. al norte de Kosovo y Metohija…”, agregó Vucic.

Ante esta declaración, la organización de veteranos de la UCK (la organización terrorista secesionista) respondió de inmediato. Su presidente, Faton Kljinaku , dijo con motivo del anuncio del director de la Oficina de Serbia para Kosovo y Metohija, Petar Petkovi? , que si Belgrado considerará el regreso de miembros de las fuerzas de seguridad serbias a Kosovo, la organización responderá con guerra: “… si dicen que una posible nueva guerra es justa, inevitable y necesaria, responderemos de nuevo con un derecho de guerra , inevitable y necesario…”, dijo Kljinak en las redes sociales kosovares, informó la agencia Reporteros.

Ya el 21 de noviembre, el presidente serbio, tras las negociaciones con Kurti , que habían terminado en nada, había afirmado que las relaciones entre Belgrado y Pristina se habían vuelto cada vez más difíciles y ahora estaban al borde del conflicto.

Desde el domingo por la noche, las autoridades kosovares amenazan con usar la fuerza contra los serbios locales si no desmantelan las barricadas levantadas tras la incursión de las fuerzas especiales de Pristina en zonas serbias del norte de Kosovo y contra la detención de Dejan Pantic, pidiendo por su liberación, que se había opuesto y defendido una oficina de la comunidad serbia.

Pantic es un ex miembro de la Policía Auxiliar de Serbia en Kosovo, puesto que dejó el 5 de noviembre junto con sus compañeros en protesta, y que hasta entonces trabajaba en la comisaría de policía de Kosovska Mitrovica en el puesto administrativo de Jarinje.

En casi todas las localidades de la zona norte de Mitrovica continúan los bloqueos de carreteras, la noche transcurrió en paz, según varios medios locales, se escucharon disparos y detonaciones en la noche del 11 al 21 en Rudar, cerca de Zvecan. Un gran número de serbios llegados de ciudades y pueblos cercanos se han reunido allí, refugiándose bajo tiendas de campaña y en vehículos estacionados al borde de la carretera, después de lo cual la situación se calmó nuevamente. Una columna de vehículos de un kilómetro de largo está estacionada a lo largo de la carretera.

Las fuerzas especiales de Kosovo también ocuparon una instalación en la presa de Gazivode, la más importante del norte de la provincia y retiraron las banderas serbias. También hubo un tiroteo aquí que duró más de quince minutos, cerca de Zubin Potok, pueblo de Stuoce, cerca de Gazivode .

Los cruces administrativos con Serbia, Jarinje y Brnjak siguen cerrados al tráfico, no se pueden cruzar ni siquiera a pie. Kosovska Mitrovica está constantemente patrullada por la Policía de Kosovo y la KFOR. La mayoría de las tiendas, bares y restaurantes están cerrados, incluso las escuelas están cerradas y la tensión entre la gente es muy alta, pero hasta esta tarde todo está paralizado.

El presidente de la lista serbia de KosMet , Goran Raki, anunció anoche que se ha formado un Equipo Local de Crisis que " informará periódicamente a los medios de comunicación sobre la situación sobre el terreno ". Mientras tanto, las autoridades de Pristina han revocado su intención de celebrar las elecciones, aplazándolas a 2023, después de que la minoría serbia hubiera decidido boicotearlas, reivindicando el derecho a celebrar elecciones justas y abiertas y contra los intentos de autodeterminación secesionista total y contra el reconocimiento de la independencia de la región.

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

AVISO IMPORTANTE

¡ATENCIÓN!

El denominado "mundo libre" ha censurado
la señal del canal ruso de TV RT.
Para poder seguir viéndolo en nuestro portal
siga las instrucciones siguientes:
1) Instale en su ordenador el programa
gratuito Proton VPN desde aquí:
2) Ejecute el programa y aparecerán
tres Ubicaciones libres en la parte izquierda
3) Pulse "CONECTAR" en la ubicación JAPÓN
4) Vuelva a entrar en nuestra web y ya 
podrá disfrutar de la señal de RT TV
5) Maldiga a los cabecillas del
"mundo libre" y a sus ancestros