Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

alt
Gemma Araujo (PSOE) es la alcaldesa de La Línea. Ganó las últimas elecciones municipales y es uno de los actores principales en el conflicto entre España y Gibraltar. En Exteriores llaman la atención sobre la actitud "entreguista" de la regidora y sus palabras, actos pro-gibraltareños.

Según publica el Confidencia Digital, tras tener acceso a un informe elaborado por expertos en Gibraltar, Araujo, en efecto, está completamente alineada con la política que defiende el Gobierno del Peñón. Es más, ha llegado a afirmar que el municipio que gobierna, La Línea de la Concepción, depende de la Roca. Esta es la sucesión de hechos y declaraciones de la alcaldesa:

Sábado 1 de junio. Programa ‘El gran debate’ de Telecinco. Gemma Araujo acude como invitada y le preguntan: “Muchas veces se le acusa de estar más de acuerdo con las tesis del Ministro Principal de Gibraltar, de Fabian Picardo, que de defender los derechos de los pescadores de su propia ciudad. ¿Qué tiene que decir a esto?”

Respuesta de la alcaldesa: “Yo soy alcaldesa de La Línea de la Concepción y defiendo los intereses de mis ciudadanos pero, evidentemente, hay una realidad que hoy creo que se ha puesto de manifiesto, que no se conoce más allá de La Línea, y es la convivencia de dos pueblos, es la convivencia de La Línea y Gibraltar, una historia que no sólo tienen en común sino que no estaríamos, a lo mejor, en la situación por la que ahora están pasando los pescadores si no tuviéramos esa dependencia de Gibraltar, si los administradores hubieran mirado de otra manera nuestro municipio (…) Para nosotros es vital el poder llegar a una buena convivencia entre los dos pueblos, sobre todo porque como yo siempre he dicho “estamos destinados a entendernos”. Ninguno nos vamos a mover de donde estamos.

Dispuesta a ceder la soberanía, a pesar de las últimas ofensas por parte del primer ministro de Gibraltar

Araujo habla de una “dependencia” de La Línea con respecto de Gibraltar, lo cual es criticado con dureza en el Ministerio de Asuntos Exteriores. Diplomáticos consultados explican que la regidora no está anteponiendo los intereses generales, sino que está practicando una política de seguidismo del Gobierno de la colonia.

La alcaldesa procura, en todo momento, no incomodar ni contrariar a las autoridades de la Roca. Piensa, añaden las fuentes consultadas, que su ayuntamiento se vería represaliado por Gibraltar en caso de que hiciera alguna declaración incómoda.

En Exteriores no gusta que la alcaldesa no haya realizado ningún gesto en contra de los “menoscabos, atropellos, vejaciones e insultos” de los diferentes políticos gibraltareños. Todo lo contrario, Araujo se presta a colaborar con ellos en aras de la buena vecindad.

Araujo ha llegado a descalificar a José Ignacio Landaluce, alcalde de Algeciras y firme defensor de los intereses españoles; también ha criticado la política del Gobierno del PP y del actual Gobierno (en algunos puntos coincidente con la que aplicó el propio partido de la alcaldesa); y, además, ha ‘aplaudido’ la actitud de Fabián Picardo, contraria siempre a la posición española.

En ningún momento, Gemma Araujo ha criticado la ‘ocupación’ por parte de Gibraltar de las aguas territoriales de su municipio. Tampoco ha hecho alusión a la expulsión de los pescadores locales de dichas aguas, ni a los vertidos de combustible en el mar (el último se produjo hace tan solo unos días), ni mucho menos a los rellenos de tierra que realiza la colonia en aguas nacionales.

La alcaldesa linense, en cambio, sí ha opinado sobre la presencia de lanchas de la Policía gibraltareña y de la Royal Navy en aguas españolas que han expulsado a los pescadores. Dijo que los faenadores españoles mantienen “un desafío sin sentido” que enturbia “las relaciones entre dos pueblos que estamos condenados a entendernos”. Añadió que son “provocaciones teledirigidas por los responsables políticos de Algeciras” que originan “un problema artificial para crear un conflicto político a costa de nuestro pueblo”.

Es decir, arremete contra las autoridades españolas sin calificar en ningún momento la postura del Peñón.

Una “cortina de humo”. Mientras PP y PSOE se miran al ombligo, los pescadores cada vez más indefensos y “empobrecidos”

Así habló Gemma Araujo sobre el problema entre pescadores y Gibraltar: “Con cinco coma algo millones de parados, a mí me da la impresión que los españoles tienen otras prioridades que las reclamaciones históricas sobre mi pueblo” (declaraciones a ABC Punto Radio).

Otras declaraciones de la alcaldesa de La Línea o del PSOE local sobre el conflicto de los pescadores son:
-- “Crear un problema artificial para crear un conflicto político a costa de nuestro pueblo tendrá cumplida respuesta”.
-- “No queremos pensar que se esté utilizando el problema de Gibraltar para tapar otras cuestiones”.

Esta actitud es la misma que la de Fabian Picardo, que aludió a supuestas cortinas de humo del Gobierno de Rajoy para desviar la atención sobre el problema económico y financiero de España. Horas antes, el ministro Margallo dijo la famosa frase “¡Gibraltar, español!”.

Las fuentes consultadas por ECD destacan, eso sí, que Picardo cuida en todo momento su imagen en televisión. Cuando fue preguntado directamente en ‘El gran debate’ sobre esta presunta “cortina de humo” dijo: “Hombre, yo podría estar de acuerdo pero ese es un tema de política interna español y yo no me quisiera meter ahí. Francamente, yo no espero que los políticos españoles se metan en la política de Gibraltar y yo respeto no meterme en la política española”.

Hasta el propio PSOE ha criticado los enfrentamientos entre Guardia Civil y fuerzas gibraltareñas. Lo han hecho en el Parlamento andaluz: “Los socialistas han lamentado que entre 2009 y 2011 se hayan repetido los encontronazos entre buques de la Marina Real Británica, la Guardia Civil y la Policía Naval Gibraltareña en la zona marítima de conflicto, las aguas situadas a menos de tres millas de la costa gibraltareña, sobre las cuales España y el Tratado de Utrecht no reconocen la soberanía británica”. Araujo no ha dicho nada nunca.

O, lo que es lo mismo, hasta los socialistas andaluces reprueban la actitud de su compañera de partido con estas palabras: “En la iniciativa, propuesta por el PSOE-A, se demanda que el Parlamento muestre su apoyo y solidaridad con los pescadores andaluces, en sus reivindicaciones y denuncias "por el hostigamiento que vienen sufriendo por parte de las autoridades gibraltareñas en el desarrollo de su actividad”.

En definitiva, según los expertos en Gibraltar, la posición de Gemma Araujo “está lejos de defender los intereses de sus ciudadanos ya que su actitud agrava el empobrecimiento de éstos”.

Fuente: El Confidencial Digital

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente