A pesar de los miles de millones de euros ya desembolsados para salvar la banca, la crisis que estremece las economías de la Unión Europea no mengua ni por asomo. Europa va de mal en peor y hasta Alemania ve las orejas al lobo con el frenazo en sus exportaciones. En España, el incremento del IVA, las rebajas de los sueldos de los empleados públicos, los despidos, la congelación de las pensiones y los recortes en prestaciones para desempleados, que alcanzan ya un 26% y una seguridad social que pierde y pierde afiliados anuncian un futuro sombrío. En Portugal, se consolida la tendencia al pago de una serie de servicios de la salud pública, lo cual hace muy vulnerable a la ciudadanía, mientras que otra reforma laboral abarata más el despido y el alza de los impuestos empobrece más a la ciudadanía. Todas estas medidas, a las que se agrega la privatización de empresas públicas, son puro saqueo. ¿Y qué decir de Grecia?

Una reciente investigación del Center for Economic and Policy Research de Estados Unidos demuestra que las políticas de austeridad que el Fondo Monetario Internacional (FMI) impone a Europa son muy perjudiciales para la inmensa mayoría de la ciudadanía, porque provoca efectos contrarios a los que dice buscar. Pero los economistas del FMI se empecinan en mantener esa política, en vez de enmendarla.

¿Qué significa ser «competitivo» si la mayoría de ciudadanos se hunde en la pobreza? ¿Tan estúpida es la Troika? La solución está en la historia muy reciente.

En 1953, sólo 4 años después de su fundación, la República Federal de Alemania se hundía bajo el peso de sus deudas y amenazaba con arrastrar en su derrumbe a los demás naciones europeas. En aquel entonces, los 21 países acreedores de la RFA se reunieron en Londres y decidieron ajustar sus exigencias a la capacidad de pago del país deudor. Redujeron la deuda acumulada en un 60% y concedieron una moratoria de 5 años más un aplazamiento de 30 años para reembolsarla y, además, incluyeron en los acuerdos una cláusula de desarrollo que establecía que el país deudor –recordemos que se trataba de la República Federal de Alemania– dedicaría al pago de la deuda sólo la vigésima parte de sus ingresos por concepto de exportaciones. ¿Por qué Europa no actúa hoy de la misma manera?

Tal vez porque el objetivo real prioritario de la Troika no sea cobrar la deuda. Tal vez porque lo que se busca es desmantelar los derechos sociales en Europa. Tal vez porque esta crisis permite a la minoría rica aumentar obscenamente sus beneficios, como lo demuestran los datos.

Bien, pues este recetario es el que la Troika, una vez más, quiere imponer a Chipre, dando un paso adelante: meter mano en los ahorros de los ciudadanos depositados en los bancos chipriotas. Inaceptable. Pero además, existe en este caso otro factor que complica más la situación: gran parte de los ahorros depositados pertenecen a ciudadanos rusos. Y aquí entra en juego la Geopolítica y Rusia ya ha empezado a decir algo.

Medvédev: "Resuelven la crisis en Chipre como un elefante en una cacharrería"

“Las acciones de la UE, la Comisión Europea y el Gobierno de Chipre dirigidas a resolver el problema de la deuda recuerdan a un elefante en una cacharrería”, dijo el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev.

“Ya se han cometido todos los errores que se podrían cometer en esta situación”, señaló Medvédev en una conversación con medios europeos. La propuesta de la quita impuesta a los depósitos bancarios en Chipre a cambio del rescate internacional es una medida de “carácter confiscatorio”, según el jefe del Gabinete de Ministros ruso.

Medvédev prevé varias secuelas de las decisiones que se están tomando al respecto de los depósitos en Chipre, como la destrucción del sistema bancario de la isla, nuevas crisis locales y demandas judiciales contra las autoridades chipriotas.

Para recibir el rescate a la banca de Chipre, en un principio, se propuso la retirada del 6,75% de los depósitos de entre 20.000 y 100.000 euros y del 9,9% de los que excedan de esta cantidad, permaneciendo intactos los depósitos por debajo de los 20.000 euros. Pero el Parlamento de Chipre rechazó el impuesto, bloqueando así el rescate.

Paralelamente, “se bloqueó la actividad de todos los bancos en Chipre, incluso de los más grandes […], absolutamente sanos y que no presentan problemas con el balance ni con los impuestos”, comentó Medvédev. “Si estas operaciones no son descongeladas […], se podría enterrar todo el sistema bancario chipriota”, advirtió.

Esta situación “preocupa a todos en la Unión Europea” porque “pude servir de detonante para una nueva serie de crisis financieras locales”, advirtió el presidente del Gobierno ruso a los periodistas.

En consecuencia, un “enorme número de clientes” privados y públicos pueden empezar a “presentar demandas judiciales  contra la República de Chipre y las personas responsables de este complicado periodo”, pronosticó Medvédev.

Moscú apoya la idea de “ordenar las cosas en el sector financiero”, pero evitando el “derrumbe del sistema bancario”, destacó el primer ministro ruso. Recordó que Rusia “tiene sus intereses” en Chipre ya que “muchos bancos y empresarios rusos tienen sus activos” allí y “no porque traten de esconderse detrás de una jurisdicción especial” sino porque “es una forma cómoda de trabajar”.

Eso explica la rígida posición rusa respecto al problema, según Medvédev. Este 20 de marzo los ministros de Finanzas de Rusia y Chipre no han llegado a ningún acuerdo final sobre el rescate financiero que requiere imperiosamente la economía del país isleño.

El cineasta chipriota Yannis Ioannu: “Chipre es una guerra entre Alemania y Rusia”

El cineasta chipriota Yannis Ioannu es una especie de Ulises que lleva años viajando en pos de imágenes y ecos a lo largo y ancho de Europa. Formado en la antigua Alemania del Este y en Moscú, donde estudió cine, Ioannu recala estos días en Madrid en plena crisis del corralito, que se ha vuelto una película de suspense tras el rechazo del Parlamento de Nicosia al rescate.

Ioannu es un realizador de documentales y películas de ficción en las que mezcla en imágenes las canciones de arrabal del rebétiko —un género portuario, canalla— con sus primos hermanos, el tango o el fado, y los mitos clásicos.

Por más que se intente, hablando del hamman que hay junto a su casa en la Nicosia antigua o de lo inhóspita que resulta la parte nueva de la ciudad dividida, resulta imposible orillar el rescate. "Chipre no tenía otra opción que decir que no; no es una solución, pero no había alternativa. Lo que se juega en Chipre ahora es una guerra entre Alemania y Rusia, como en su día lo fue Checoslovaquia".

El cineasta chipriota cree que el no al rescate era la única opción posible

"Tras el no del Parlamento, hablé con varios amigos griegos y todos me dijeron que se sentían mejor; yo no", explica este ferviente europeísta, que advierte de los riesgos para la UE de mantener el rumbo actual. "Bruselas, si sigue así, se convertirá en el triunfo del estalinismo. La democracia no es solo elecciones, sino un trabajo diario. Pero ahí tenemos a la UE, que en pocos meses ha cambiado dos Gobiernos [el griego y el italiano] para poner al frente a banqueros. La UE sin Alemania no funciona, pero Alemania no tiene visión periférica".

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

AVISO IMPORTANTE

¡ATENCIÓN!

El denominado "mundo libre" ha censurado
la señal del canal ruso de TV RT.
Para poder seguir viéndolo en nuestro portal
siga las instrucciones siguientes:
1) Instale en su ordenador el programa
gratuito Proton VPN desde aquí:
2) Ejecute el programa y aparecerán
tres Ubicaciones libres en la parte izquierda
3) Pulse "CONECTAR" en la ubicación JAPÓN
4) Vuelva a entrar en nuestra web y ya 
podrá disfrutar de la señal de RT TV
5) Maldiga a los cabecillas del
"mundo libre" y a sus ancestros

RECOMENDAMOS

¡NOVEDAD!

elmundofinanciero

El Tiempo por Meteoblue