Libros Recomendados

 

Al hilo de las intenciones del Ayuntamiento de Madrid de dedicar una calle la política británica recientemente fallecida Margaret Thatcher, la de las Malvinas, es conveniente recordarle a la señora Botella y sus cómplices lo que dicen las memorias de Richard Luce (página 163) publicadas en 2007, que fue Gobernador de Gibraltar entre 1997 y 2000.

“Tuvimos muchos visitantes incluyendo miembros de la Familia Real. La princesa Alejandra y Angus Ogilvy, los Gloucesters y el duque de Kent, todos ellos hicieron unas visitas que tuvieron mucho éxito y fueron muy agradecidas por los gibraltareños. Margaret y Denis Thatcher vinieron en su primera visita y fueron tratados por los gibraltareños como si fuesen miembros de la Familia Real. Mientras permanecían con nosotros, una mañana nos despertaron temprano por una amenaza de bomba. Estuvimos en el refugio de gruesas paredes a prueba de bombas de El Convento, que fue utilizado por el general Elliott. Mientras estábamos tomando café, el Comandante de las Fuerzas Británicas en Gibraltar, en funciones, el coronel Sankey, se acercó para decir que el HMS Nottingham estaba siguiendo a un buque de guerra español que había entrado en nuestras aguas. Margaret, encantada de verse en esta atmósfera, dijo:bombardeemos Madrid”. Yo le respondí que creía que deberíamos esperar un poco”.


Se constata, de nuevo, la escasez de cultura y de patriotismo del PP, por no decir el seguidismo de consignas a vaya usted a saber qué organizaciones.

Esperemos que el gobierno municipal de Madrid nos ahorre a los vecinos la ignominia de tener que soportar en la capital de España tener una calle dedicada a la responsable del crimen de guerra contra el crucero General Belgrano, la que masacró a los trabajadores ingleses y se le pasó por la cabeza la perversa idea de bombardear España.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

elmundofinanciero

El Tiempo por Meteoblue