Libros Recomendados


El primer ministro británico, David Cameron, ha reprochado veladamente esta semana al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, que no permita celebrar una consulta para que los catalanes decidan su futuro político, como sí hará el Reino Unido con Escocia.

Durante un encuentro con la prensa previo a la reunión del G-8 que se celebrará en Irlanda del Norte, Cameron ha asegurado que no se deben "ignorar" los temas de "nacionalidad, independencia e identidad".

En casos de debate independentista, "lo correcto es presentar tus argumentos, defenderlos y permitir a la gente decidir", ha dicho el ‘premier’ británico. El primer ministro británico firmó un acuerdo con su homólogo escocés, Alex Salmond, para la celebración de un referéndum de independencia en septiembre del 2014. "Esta es la manera de hacer las cosas" en el Reino Unido, ha concluido David Cameron.

El presidente de la Generalidad, Artur Mas no tardó en apoyarse en las faldas del inglés, para intentar sacar la correspondiente tajada independentista de las palabras pronunciadas por el máximo mandatario del Reino Unido, alentando la convocatoria de un referéndum en Cataluña.

Una vez más un presidente regional intenta poner en jaque al Gobierno de España y se apoya en una potencia extranjera tradicional enemiga de nuestra Nación. Lo hace de la forma más artera, y más fácil: aprovechándose de la torpeza de un extranjero, en este caso de David Cameron, quien muestra, como es normal en todos los ‘anglos’, un resentimiento ingénito, casi hereditario hacia España.

El  presidente de la Generalidad de Cataluña ha agradecido al primer ministro de Su Chistosa Majestad su "comprensión" hacia la consulta soberanista que propone el Ejecutivo catalán, así como el "apoyo" mostrado al emplazar al presidente, Mariano Rajoy, a que la permita.

Más se refirió a las declaraciones de Cameron diciendo que  "No es la primera vez que tengo que agradecerle sus palabras al señor Cameron -ya lo hice hace unos meses por carta- que haga reflexiones serenas, valientes y positivas". "Aunque sea mucho esperar, espero que este tipo de reflexiones acaben cuajando en el conjunto del Estado español y que se den cuenta de que, al final, para dar salida a este tipo de problemas y conflictos la mejor manera es escuchar la voz del pueblo". Nada nuevo, lo que siempre han hecho los neofeudalistas a lo largo de la Historia de España.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

elmundofinanciero

El Tiempo por Meteoblue