La tensión en Egipto ha alcanzado su apogeo. Los agentes del orden dispersan a la fuerza a los manifestantes leales a los islamistas, la violencia ha dejado decenas de muertos. Los expertos son poco optimistas acerca del futuro del país. Si el Ejército egipcio no demuestra estos días que el país realmente tiene gobernantes, "llegará la anarquía, la guerra civil y la carnicería". Así lo afirma el presidente del Instituto Ruso del Oriente Próximo, Evgueni Satanovski.

Según el experto, solo hay dos escenarios posibles en Egipto: "O el Ejército vence a los islamistas, y todavía puede hacerlo, o el país quedará en ruinas. Los islamistas no desaparecerán. Al revés, van a contraatacar con el apoyo de sus mecenas, incluidos Catar, Turquía y Túnez y organizaciones internacionales islamistas, y no se puede excluir la opción de que lleven Egipto a la ruina. Hay una gran posibilidad de que esto suceda. La economía egipcia está al borde del colapso y ya no hay vuelta atrás, lo único que se puede hacer es frenar un poco el proceso".

Según el analista político y experto en Oriente Medio Saíd Gafúrov, "la situación en Egipto es prácticamente catastrófica. Los Hermanos Musulmanes no están satisfechos con lo que les proponen los militares. Seguramente ahora mantienen una discusión secreta. Y a la gente que ha salido a las calles la usan como carne de cañón". 

Gafúrov afirma que hay al menos tres factores que podrían llevar el escenario egipcio al peor desenlace. El primero es "el empobrecimiento extremo de muchos egipcios. Después del derrocamiento de Mubarak, el nivel de vida de la población bajó catastróficamente. Se cierran las empresas, casi no hay turismo, el paro ha alcanzado su punto máximo".

Si empieza una guerra civil, será sangrienta y durará muchos años

"Y hay otros dos factores temibles. Existen fuertes rumores de que militantes de varios países han empezado a trasladarse a Egipto desde Siria con el apoyo de Al Qaeda. Y hay información de que los Hermanos Musulmanes han empezado a restablecer su red de guerrilleros en las aldeas", dice.

"Debe tenerse en cuenta que la financiación de los Hermanos Musulmanes, por lo visto, disminuirá. Y pasará a manos de la gente que financia Al Qaeda. Y si es cierto que transportan a milicianos a Egipto desde Siria, esto significará el inicio de la guerra civil. Si empieza una guerra civil, será sangrienta y durará muchos años.

"Un rasgo característico de los egipcios es la implacabilidad. Si el rasgo principal de los sirios es su capacidad de llegar a un acuerdo, los egipcios luchan hasta el final, hasta que su enemigo pide clemencia", subraya Saíd Gafúrov.

Rueda de prensa de Obama sobre la situación en Egipto

A continuación transcribimos las declaraciones del presidente de EEUU, Barack Obama, en la rueda de prensa que ha dado sobre la situación en Egipto:

"Estados Unidos condena enérgicamente las medidas que han sido tomadas por el gobierno interino de Egipto y sus fuerzas de seguridad. Deploramos la violencia contra los civiles. Apoyamos los derechos universales inherentes a la dignidad humana, incluido el derecho a la protesta pacífica. Nos oponemos a la imposición de la ley marcial, que niega los derechos a los ciudadanos en el marco del principio de que la seguridad supera a la libertad individual, o que el poder hace el derecho. Y hoy los Estados Unidos extienden sus condolencias a las familias de aquellos que han muerto y a aquellos que han sido heridos.

Dada la profundidad de nuestra alianza con Egipto, nuestro interés por la seguridad nacional en esta parte vital del mundo y de nuestra convicción de que el compromiso puede apoyar una transición que traiga de vuelta a un gobierno civil elegido democráticamente, hemos sostenido nuestro compromiso de Egipto y su pueblo. Pero mientras nosotros queremos mantener nuestra relación con Egipto, nuestra cooperación tradicional no puede continuar como de costumbre en cuanto los civiles son asesinados en las calles y los derechos se suprimen.

Como resultado de ello, esta mañana hemos notificado al gobierno egipcio que cancelamos nuestros ejercicios militares conjuntos bianuales, que estaban previstos para el próximo mes.

En el futuro, le he pedido a mi equipo de seguridad nacional evaluar las repercusiones de las medidas adoptadas por el gobierno provisional y otras medidas que podamos tomar cuando sea necesario con respecto a la relación entre Estados Unidos y Egipto."

Mientras tanto la situación sigue empeorando en todo Egipto mientras el portavoz de los Hermanos Musulmanes, Gehad El-Haddad, ha avisado de que la violencia implica que la rabia, un día después de la masacre en Egipto, "está ahora fuera de control".

Los islamistas han convocado para esta tarde una nueva marcha en El Cairo después de la matanza de este miércoles en la que han fallecido según fuentes del Gobierno 525 personas y según los islamistas más de 2.000 muertos. "La marcha está prevista en la mezquita Al Iman para protestar por las muertes", ha convocado en un comunicado.

De hecho, según fuentes de seguridad, la mezquita, situada en el barrio cairota de Ciudad Nasr, se encuentra ocupada y los islamistas han anunciado que permanecerán asentados en ella.

Mientras tanto, las protestas y los enfrentamientos siguen a las calles de Egipto. En El Cairo, cientos de islamistas han prendido fuego a la sede de un edificio gubernamental.