altA finales de este mes de noviembre, la capital de Lituania, Vilnus, acogerá una cumbre de la Unión Europea, en la que Ucrania debe ser admitida como miembro asociado de la organización.

Para convertirse en un miembro de pleno derecho, tendrá que reformar totalmente sus instituciones públicas y gastar ciento sesenta y cinco mil millones de euros en su modernización técnica. Además, con la implementación de las políticas de libre mercado, la industria y la agricultura ucranianas, que no son competitivas, colapsarán definitivamente, tal como sucedió en Polonia, Bulgaria, Rumanía, Letonia y Lituania. El mercado interno de Ucrania se llenará de producto eurooccidental.

Esclavizados económicamente, los nuevos miembros de la UE no disfrutan de la misma plenitud de derechos como la parte antigua de la comunidad. Son más bien una especie de colonias operando como mercados de venta y fuentes de financiación, también a través de los impuestos. Siendo aparentemente una organización equitativa, basada en el principio de consenso, en realidad, la UE da un trato preferencial al más fuerte. Y si la subvención al trabajador agrario en Francia es de cuatrocientos cincuenta euros por hectárea, en Letonia este monto es de cien euros.

Ucrania se ve intrépida ante esta perspectiva. La población está encantada, porque nadie le muestra un balance real de ventajas y desventajas de la futura adhesión a la UE como miembro asociado o de pleno derecho. A nivel de expertos sí hay claridad que incluso la afiliación asociada significa un colapso de la economía ucraniana. A corto plazo se estima la caída del PIB en un 3 %.

Habrá que cerrar miles de empresas y liquidar la totalidad de las industrias de altas tecnologías. Ucrania solo podrá importar hasta el 10 % anual de la totalidad de cereales comprados por la UE. La asociación con la UE no le permitirá exportar sus propias cereales a precio ventajoso ni materializar la idea de unión cerealera con Rusia y Kazajstán que promete entre diez a quince dólares de ahorro en cada tonelada vendida. Por otro lado, la UE podrá aumentar sus exportaciones a Ucrania de dieciocho a treinta mil millones de euros anuales e incluso hasta cuarenta y cinco mil millones de euros, si logra desplazar definitivamente el producto interno del mercado ucraniano.

El eurodiputado letón Alexánder Mirski, que ocupa este escaño desde hace ya unos cinco años, está enterado de los más mínimos detalles de la experiencia integracionista de Letonia que, tras su ingreso en la UE, se ha visto sumida en una grave depresión económica. Dice que el acuerdo de asociación tiene muchas cláusulas que simplemente desfavorecen al país signatario. Letonia ha seguido este camino. Y tuvo que cerrar gran parte de su industria en funcionamiento que aseguraba el PIB nacional. Por otro lado, es cierto que la UE impone orden y legalidad al sistema de administración pública, a veces caótico y corrupto. Esta es una ventaja de la euriointegración, según Mirski.

No cabe duda que tras conseguir preferencias comerciales y empresariales en Ucrania, Moldavia y otras repúblicas de la antigua Unión Soviética, la UE se tomará un paréntesis. La crisis que afecta a la UE, la exacerbación de los ánimos antieuropeos y el triunfo estimado de muchos euroescépticos en las próximas elecciones al Parlamento Europeo harán imposible continuar la ampliación de la UE en los próximos años. Alexáder Mirski señala:

—La Unión Europea no se ampliará en los próximos diez o quince años. Continuará el proceso negociador, las partes seguirán conversando, incluso se enviarán invitaciones a alguien, pero en realidad es una política de puras declaraciones con tal de firmar ventajosos contratos.

Sin embargo, el deseo de participar, la esperanza de recibir ayuda externa y el temor de quedarse rezagado y marginado se imponen al sentido común y el pensamiento pragmático. Cada uno de los países espera que la nueva campaña electoral europea le traiga enormes beneficios financieros. La demagogia le convence más que la voz de la razón.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

AVISO IMPORTANTE

¡ATENCIÓN!

El denominado "mundo libre" ha censurado
la señal del canal ruso de TV RT.
Para poder seguir viéndolo en nuestro portal
siga las instrucciones siguientes:
1) Instale en su ordenador el programa
gratuito Proton VPN desde aquí:
2) Ejecute el programa y aparecerán
tres Ubicaciones libres en la parte izquierda
3) Pulse "CONECTAR" en la ubicación JAPÓN
4) Vuelva a entrar en nuestra web y ya 
podrá disfrutar de la señal de RT TV
5) Maldiga a los cabecillas del
"mundo libre" y a sus ancestros

RECOMENDAMOS

¡NOVEDAD!

elmundofinanciero

El Tiempo por Meteoblue