Libros Recomendados

Valery Kulikov

El notable desarrollo de la energía nuclear se produjo después de la primera crisis del petróleo en 1973 para reducir la dependencia de los países del petróleo de Oriente Medio. La situación actual en Europa es similar: los precios están subiendo.

La participación de la electricidad en el consumo también está creciendo, lo que contribuye aún más a la diversificación de las fuentes de energía y al desarrollo de recursos renovables, especialmente teniendo en cuenta el Reloj Climático. Sin embargo, el uso del viento, por ejemplo, está ganando una creciente desaprobación en varias partes del mundo. Por tanto, en muchos países, una parte importante de la población está a favor de la construcción de nuevos reactores.

Después de Chernobyl, la esfera atómica estuvo en el olvido durante mucho tiempo hasta la década de 2000, cuando se produjo el renacimiento del átomo. Pero luego ocurrió el desastre nuclear de Fukushima Daiichi en 2011, lo que hizo que el público cambiara de nuevo. La energía nuclear estuvo prácticamente abandonada durante toda una década y comenzó la era de la construcción de un "mundo verde". Sin embargo, el calentamiento climático y las dificultades objetivas encontradas en los últimos años para implementar la llamada “agenda verde” han reavivado el interés mundial por la energía nucleoeléctrica. Este interés se debió principalmente a la crisis del gas que estalló en Europa, provocada por la insistencia de la Comisión Europea en alejarse de los contratos de suministro a largo plazo y la creación de intercambios de gas, prohibiendo a los gasoductos rusos bombear gas a su capacidad total incluso en ausencia física de un proveedor de gas alternativo.

En el contexto de esta crisis, China anunció su intención de construir 150 reactores nucleares para 2050, y el presidente francés Emmanuel Macron aprovechó el momento para declarar que el futuro energético y medioambiental está vinculado a la energía nuclear. También ha destinado mil millones de euros para un programa de reactores pequeños y está a punto de dar luz verde a la construcción de seis reactores de agua a presión.

En octubre se publicó un informe europeo sobre las futuras fuentes de energía, y de 6 escenarios, 5 indicaron el uso de energía nuclear. También es la forma más rentable de hacerlo y existe la posibilidad de que, a pesar de la resistencia de muchos miembros de la UE, la Comisión Europea incluya la energía nuclear en la lista de fuentes de transición en el camino hacia una economía verde para garantizar seguridad energética, suministro eléctrico, siguiendo el objetivo de alcanzar la neutralidad de carbono para el año 2050 declarado por varios políticos.

La crisis energética que estalló repentinamente en Europa obligó a muchos a dar una nueva mirada a la energía nuclear. Mientras Alemania y Bélgica rechazan rotundamente las plantas de energía nuclear, otros diez países europeos, encabezados por Francia, ya han comenzado a presionar por su retención, abogando por la inclusión de la energía nuclear en la lista de industrias de la Comisión Europea que ayudan a reducir el daño ambiental.

A las mismas conclusiones llegó Ankara, que decidió elevar a tres el número total de centrales nucleares en Turquía tras poner en marcha en 2023 la primera unidad en la Central Nuclear de Akkuyu actualmente en construcción, y convertirse en uno de los pocos países con energía nuclear. El segundo puede aparecer cerca del Sinop y el tercero en İğneada, cerca de Bulgaria. Ankara ya tiene en la mira las exportaciones de electricidad a la UE.

Además de Ankara, Bucarest también planea albergar pequeños reactores nucleares en su territorio, pero ya no son de fabricación rusa, como Turquía, sino de fabricación estadounidense. El próximo acuerdo fue anunciado por el presidente rumano Klaus Iohannis y el enviado presidencial especial de Estados Unidos para el clima, John Kerry, durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático COP26 en Glasgow. De esta forma, Rumanía podría ser la primera en albergar nuevos reactores nucleares modulares pequeños (SMR) en Europa, tras un acuerdo con la empresa estadounidense NuScale Power. Aunque la Unión Europea aún no ha aprobado la tecnología, Iohannis espera que para 2028 la primera planta de energía que consta de un grupo de seis SMR, que son mucho más baratos que los reactores nucleares convencionales, esté en funcionamiento y, por lo tanto, sea la más adecuada para las economías emergentes.

Gran Bretaña también se ha sumado a la nueva ola de fiebre de los reactores: Rolls-Royce ha recaudado 455 millones de libras esterlinas (617 millones de dólares) para desarrollar pequeños reactores nucleares para el país, y la mitad del costo corre a cargo del gobierno británico. Los primeros reactores nucleares modulares pequeños podrían estar disponibles a principios de la década de 2030 y, según las estimaciones de Rolls-Royce, Londres necesita 16 dispositivos de este tipo entre 2030 y 2050 para reemplazar las plantas nucleares envejecidas.

La situación es similar en Estados Unidos. Según un informe de investigadores de la Universidad de Stanford y el Instituto de Tecnología de Massachusetts, la vida útil de la planta de energía nuclear Diablo Canyon de California debe extenderse para que el estado cumpla con sus objetivos climáticos. Hoy, esta planta de energía nuclear genera alrededor del 8% de la electricidad del estado y tiene una participación del 15% en la producción de energía libre de carbono. Posponer el cierre de la planta hasta 2025 reduciría las emisiones de carbono de las plantas de energía en California en más de un 10% con respecto a los niveles de 2017. Los científicos han calculado que si la planta de energía nuclear opera hasta 2045, le ahorrará al estado hasta $ 21 mil millones. El cierre de esta planta de energía nuclear se planteó poco después del desastre nuclear de Fukushima Daiichi, ya que el público en California estaba preocupado por los terremotos, los desechos atómicos, y la necesidad de utilizar agua para enfriar las plantas. La decisión se basó en la creencia de que la energía eólica y solar podrían compensar los cierres de plantas nucleares. Aún así, California ha enfrentado cortes de energía regulares durante los últimos dos años debido al calor extremo. La transición acelerada a los vehículos eléctricos probablemente solo agregará problemas a su red eléctrica. Al respecto, Steven Chu, secretario de energía de Estados Unidos durante el ex presidente Barack Obama, ahora profesor de física de Stanford, dijo: “Para combatir el cambio climático de la mejor manera posible, creo que la energía nuclear ... es algo que realmente deberíamos considerar."

Las decisiones de Gran Bretaña y Francia de reiniciar la construcción de centrales nucleares ciertamente le dan a Rusia dos poderosos aliados situacionales en el debate global sobre la descarbonización, donde el reconocimiento o no reconocimiento de la energía nuclear como limpia es uno de los temas principales.

Sin embargo, el rápido desarrollo de la energía nucleoeléctrica está plagado de varias dificultades objetivas, ya que se necesitarán al menos 3-4 años para construir una unidad de energía nuclear. Pero no basta con construir una central nuclear. Hay que dotarlo de combustible nuclear, que requiere el crecimiento de la minería y el procesamiento del mineral, un aumento de la productividad de las cosechadoras de extracción de uranio, la construcción de instalaciones adicionales para la separación de isótopos (enriquecimiento) y la formación del propio combustible (que ahora es pellets de óxido para varillas de potencia). Según los expertos, la capacidad mundial construida hace más de medio siglo se diseñó para proporcionar combustible a unas 190 centrales nucleares en funcionamiento. Para abastecer las nuevas centrales nucleares europeas y abastecer otras 150 previstas en China, la capacidad de producción de combustible nuclear debería al menos duplicarse.

Además, la aprobación y construcción de nuevas centrales nucleares es un proceso muy largo, por lo que pueden superar la participación de las FER, y mucho menos el gas, en la combinación energética de Europa, solo a largo plazo.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

elmundofinanciero

El Tiempo por Meteoblue