Libros Recomendados

 

altLa tensión diplomática entre España y Gran Bretaña por el peñón de Gibraltar puede convertirse en un conflicto armado.

Lo permiten suponer las recientes declaraciones del ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo. Advirtió el miércoles a la Guardia Civil de que, si sus patrulleras siguen entrando sin avisar en las aguas que rodean Gibraltar, un día las fuerzas británicas podrían disparar contra ellos. El español Juan Antonio Delgado, portavoz de la Asociación Unificada de Guardias Civiles, ya ha calificado de "muy graves" las amenazas de Picardo y lo ha acusado de "echar gasolina al fuego".

La escalada del conflicto diplomático entre ambos países se produjo el lunes, cuando una patrullera de la Marina Real inglesa exigió al barco "Ramón Margalef" del Instituto Español de Oceanografía que abandonara las aguas de Gibraltar. La embarcación realizaba sus trabajos en una zona que Reino Unido considera como parte de sus aguas territoriales y sobre las que España reclama también su soberanía.

Ya el día siguiente Gran Bretaña convocó al embajador español en Londres, para "subrayar la profunda preocupación por una incursión en curso en las aguas territoriales británicas de Gibraltar", según declaró el ministro inglés para Europa, David Lidington. El barco "realizó una actividad de observación significativa en aguas territoriales británicas de Gibraltar los días 18 y 19 de noviembre, durante casi veinte horas", dijo Lidington. "Condeno enérgicamente esta incursión provocativa e insto al gobierno español a que no se repita. Estamos dispuestos a hacer lo que se requiera para proteger la soberanía, economía y seguridad de Gibraltar", sentenció.

El ministro de Exteriores de España, José Manuel García-Margallo, aseguró ayer que "las cosas en Gibraltar van bien" y que las relaciones entre España y Reino Unido son las de dos países "amigos" que deben moverse en el "diálogo" y la "legalidad". A pesar de ello, algunos expertos consideran que lo peor todavía está por llegar, ya que desde que las autoridades de Gibraltar instalaron en julio de este año un arrecife de setenta bloques de hormigón en las aguas que rodean esta colonia británica, la tensión entre Madrid y Londres sigue aumentando. Lo confirma, en particular, el deseo de Fabián Picardo de aumentar la presencia de la Marina británica en Gibraltar.

La Voz de Rusia pidió comentar la disputa territorial de Gibraltar a Santiago Velo de Antelo, analista político español y director de la revista Diplomacia Siglo XXI:

–Sin lugar a dudas, Gibraltar pertenece a España, incluso desde el punto de vista del Tratado de Utrecht, pactado entre ambos países en 1713. El caso es que actualmente, Gibraltar tiene ocupados deferentes territorios que no estaban comprendidas en aquel documento. Se trata, en particular, de los terrenos donde está el aeropuerto, que es ilegal, o territorios alrededor del peñón de Gibraltar, donde no tienen ningún derecho a construir edificios. Subrayo que desde el punto de vista del derecho jurídico internacional, el territorio del Peñón es español. En cualquier caso, es muy importante destacar que cualquier negociación siempre tiene que ser directamente entre el Reino Unido y España. La autoridad de Gibraltar no tiene ningún derecho a participar en esta negociación que debe ser excepcionalmente bilateral.

"Hoy en día una situación colonial entre dos países que son ambos miembros de la Unión Europea, que comparten una misma ministra de Asuntos Exteriores de la UE y que son miembros de la OTAN no tiene ningún sentido", subrayó el experto y explicó por qué la tensión entre ambos países se ha agravado tanto en el último año:

–La situación se agravó desde que España comenzó a prestar más atención a los diferentes graves errores que están cometiendo las autoridades de Gibraltar. Allí hay un enorme tráfico de droga y están registradas miles de empresas que no pagan impuestos en España. En Gibraltar hay mafias que realizan todo tipo de contrabando, es la capital de la Unión Europea de contrabando. Por supuesto que la persecución de los delincuentes gibraltareños por parte de España complicó la situación en torno al Peñón. Creo que las declaraciones de Fabián Picardo, quien amenazó con disparos a la Guardia Civil, son muy graves. Esa actitud del Gobierno de Gibraltar, así como de la policía local, es muy peligrosa.

Al término de la entrevista exclusiva para La Voz de Rusia, Santiago Velo de Antelo indicó que la cuestión de Gibraltar tiene mucho en común con la disputa de las Islas Malvinas entre Argentina y Gran Bretaña. La única diferencia es que Argentina no forma parte de la Unión Europea, concluyó el experto:

–Malvinas fueron descubiertos por españoles y, con la independencia de Argentina, pasaron a pertenecer a ese país latinoamericano. Es lógico que Argentina reclame esas islas ya que, indudablemente, tiene toda la razón para ello.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

elmundofinanciero

El Tiempo por Meteoblue