Oleg Ladogin

La ONU, como el mundo, está en quiebra. Los procesos que están teniendo lugar ahora en la ONU reflejan plenamente el quiebre del orden mundial que se formó tras el colapso de la URSS y el papel excepcional de Rusia en todo esto.

Del 13 al 27 de septiembre de 2022 se llevó a cabo en Nueva York la 77° sesión de la Asamblea General de la ONU. No es difícil adivinar que el tema principal de los discursos de la mayoría de los líderes de los países fue el tema ucraniano.

Repasando los discursos de los principales líderes de Occidente, por supuesto, es necesario comenzar con el presidente estadounidense Joe Biden. Inmediatamente comenzó su discurso con acusaciones a Rusia de violar la Carta de la ONU al lanzar una operación militar especial en Ucrania. “Esta guerra tiene como objetivo destruir el derecho de Ucrania a existir como estado, clara y simplemente, y el derecho de los ucranianos a existir como pueblo. Seas quien seas, vivas donde vivas, creas lo que creas, esto debería helarte la sangre”. Biden asustó a los presentes.

Además, el presidente estadounidense habló sobre el pleno apoyo de Ucrania y los esfuerzos de sus aliados para "aumentar el precio" de las acciones de Rusia. “Porque si las naciones pueden perseguir sus ambiciones imperiales sin repercusiones, entonces estamos poniendo en riesgo todo lo que representa esta misma institución (la ONU)”, dijo. Luego, Biden explicó que Estados Unidos quiere que el conflicto militar termine con condiciones justas, en su opinión: “Con condiciones en las que todos suscribiríamos: no se puede tomar el territorio del país por la fuerza. El único país que se interpone en este camino es Rusia”.

Después de eso, Biden pidió a los miembros de la ONU que estén decididos a “defender los principios y creencias” de la organización: “Nos solidarizaremos con Ucrania. Nos solidarizaremos contra la agresión rusa. Punto". "Ahora no es ningún secreto que en la lucha entre la democracia y la autocracia, Estados Unidos y yo, como presidente, defendemos una visión de nuestro mundo basada en los valores de la democracia", argumentó Biden.

Un poco más tarde, queda claro por qué Biden mencionó "ambiciones imperiales" en su discurso. Esta es una proyección de su propio comportamiento, que Estados Unidos está tratando de trasladar a Rusia para atraer a los países del tercer mundo a su lado mientras amplía la lista de miembros del Consejo de Seguridad de la ONU: “Creo que ha llegado el momento de esta institución (el Consejo de Seguridad de la ONU) sea más inclusiva para que pueda responder mejor a las necesidades del mundo de hoy". "Es por eso que Estados Unidos apoya un aumento en el número de representantes permanentes y no permanentes del Consejo Esto incluye puestos permanentes para aquellos países que hemos apoyado durante mucho tiempo y puestos permanentes para países de África, América Latina y el Caribe”, dijo Biden.

No en vano, las declaraciones del resto de líderes de los países del mundo occidental fueron casi un calco del discurso de Biden. El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo: "Rusia ahora debe ver que no puede imponer su voluntad militarmente, incluso si se realizan falsos referéndums en los territorios ocupados".

Macron instó a los miembros de la ONU a actuar para garantizar que Rusia abandone las hostilidades, al darse cuenta del precio que tendría que pagar. “No se trata de elegir un campamento entre este y oeste, norte y sur. Después de todo, se trata del mundo. Estamos hablando de la división del mundo como resultado de las consecuencias directas e indirectas del conflicto”, dijo el presidente francés.

Sin embargo, casi de inmediato, Macron instó a decidirse por el "lado correcto": "Los que se mantienen neutrales, los que callan hoy, son cómplices del nuevo imperialismo, del nuevo orden". Y llamó: “Están cometiendo un error histórico al no aliarse con nosotros, haciéndose cómplices del imperialismo”.

Una vez más, asintiendo con la cabeza hacia terceros países, Macron dijo que el Consejo de Seguridad de la ONU debería “aceptar nuevos miembros permanentes en sus filas, manteniendo la capacidad de desempeñar plenamente su papel”. Al mismo tiempo, según el presidente francés, al mismo tiempo "debería limitarse el derecho de veto contra los crímenes masivos". Este mensaje vino naturalmente en el contexto de las acusaciones de Rusia de supuestas masacres en Izyum y Bucha.

El canciller alemán Olaf Stolz dijo que “el objetivo de Vladimir Putin es apoderarse de Ucrania. Se puede resumir en una palabra: imperialismo… Putin solo abandonará esta guerra si se da cuenta de que no puede ganar”. “No aceptaremos una paz dictada por Rusia, por lo que apoyaremos a Ucrania. Debemos mantenernos firmes en el contexto del ataque por el bien de la vida y la libertad, por el bien de los ucranianos, por la protección del orden internacional”, dijo Scholz.

Al pedir la reforma del Consejo de Seguridad de la ONU, la canciller alemana dijo: “Debemos adaptar nuestras reglas e instituciones a las realidades del siglo XXI. Con demasiada frecuencia corresponden al mundo tal como era hace 30, 50 o 70 años. Esto también se aplica al Consejo de Seguridad de la ONU”, y explicó que los países de Asia, África y América del Sur deben tener mayor influencia política en el escenario mundial. “Alemania está lista para asumir una gran responsabilidad, primero como uno de los diez miembros no permanentes en 2027 y 2028, y también como miembro permanente en el futuro”, dijo Stolz, y pidió apoyo para la candidatura de su país a la membresía en el Consejo de Seguridad de la ONU.

El discurso del Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, en mi opinión, es muy significativo y marca una línea en el orden mundial que existía después del colapso de la URSS. “Hoy se está decidiendo la cuestión del futuro del orden mundial; esto está claro para cualquier observador imparcial. La pregunta es si esta será una orden con un hegemón, obligando a todos a vivir de acuerdo con sus notorias "reglas", beneficiosas solo para él. O será un mundo democrático y justo, sin chantaje ni intimidación de personas no deseadas, sin neonazismo ni neocolonialismo”, dijo Lavrov.

Según el jefe del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, el modelo unipolar de desarrollo mundial, que sirvió a los intereses de los mil millones de oro, se está convirtiendo en una cosa del pasado. Hoy, la formación de estados soberanos, dispuestos a defender los intereses nacionales, conduce a la formación de una arquitectura multipolar equitativa, socialmente orientada y sostenible. Sin embargo, esto es percibido por Estados Unidos y las élites de los países occidentales que se han sometido por completo a ellos, como una amenaza a su posición dominante.

Lavrov recordó que Estados Unidos actuó sin obligaciones, incluso con la comunidad mundial, en Yugoslavia, Irak y Libia. En un intento por preservar el modelo unipolar, Occidente está imponiendo líneas divisorias: "ya sea con nosotros o contra nosotros, no hay una tercera vía, no hay compromisos". Ahora Estados Unidos se ha dado a la tarea de subordinar los espacios asiáticos a sí mismo, lo cual fue anunciado en la última cumbre de la OTAN. “La rusofobia oficial ha adquirido proporciones grotescas y sin precedentes en Occidente. Ya no dudan en declarar abiertamente su intención no solo de infligir una derrota militar a nuestro país, sino también de destruir y desmembrar Rusia. En otras palabras, lograr la desaparición del valor geopolítico demasiado independiente del mapa político del mundo”, dijo el titular del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia.

Lavrov recordó que Rusia se ofreció constantemente a acordar las reglas de convivencia, incluido el principio de que "nadie fortalecerá su seguridad a expensas de la seguridad de los demás". “Hicimos la última propuesta sobre la necesidad de hacer legalmente vinculantes estos acuerdos en diciembre de 2021, a lo que recibimos una negativa arrogante. La no negociabilidad de los países occidentales y la continuación de la guerra del régimen de Kyiv contra su propio pueblo no nos dejó más remedio que reconocer la independencia de las Repúblicas Populares de Donetsk y Luhansk y lanzar una operación militar especial para proteger a los rusos y otros residentes de Donbass. y eliminar las amenazas a nuestra seguridad que la OTAN creó constantemente en el territorio que Ucrania, de hecho, está en nuestras fronteras”, dijo.

En respuesta a la histeria de los países occidentales, debido a los referéndums que tienen lugar en las repúblicas de Lugansk y Donetsk, las regiones de Kherson y Zaporozhye de Ucrania, Lavrov citó las palabras de una entrevista con el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky, quien en agosto de 2021 aconsejó a todos los que se siente ruso, por el bien de sus hijos y nietos para ir a Rusia. “Para los anglosajones, que subyugaron por completo a Europa, Ucrania es solo material prescindible en la lucha contra Rusia”, resumió.

Lavrov afirmó que una de las consecuencias de la cruzada anunciada por Occidente contra las personas censurables es el progresivo declive de las instituciones multilaterales (ONU), que están siendo convertidas por Estados Unidos y sus aliados en instrumentos para la realización de sus intereses egoístas. Esta es la situación en la Secretaría de la ONU, el Consejo de Derechos Humanos, la UNESCO y la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas, de hecho, ha sido privatizada.

Por otra parte, Lavrov señaló el incumplimiento de las obligaciones de EE. UU. de garantizar condiciones normales para la participación de todos los países miembros de la ONU en su trabajo, en términos de proporcionar visas a los participantes en las delegaciones de Rusia.

Rusia también aboga por la democratización del Consejo de Seguridad de la ONU, sin embargo, que puede llevarse a cabo únicamente a través de la ampliación de la representación de los países de África, Asia y América Latina. Lavrov señaló específicamente a India y Brasil como candidatos dignos para el estatus de miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU. “Confío en la necesidad de proteger a la ONU, limpiar la Organización Mundial de todo lo conflictivo y superficial, restaurar su reputación como una plataforma para discusiones honestas para encontrar un equilibrio de intereses de todos los estados miembros”, dijo Lavrov. Y así se leyó en este discurso: “No necesitamos tal ONU”, parafraseando un conocido dicho.

Sin embargo, la conferencia de prensa de Lavrov después de su discurso no fue menos interesante. Durante esta conferencia de prensa, Lavrov dijo que los países occidentales son participantes en el conflicto en Ucrania. Permítanme recordarles que el 21 de septiembre, el ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, habló sobre lo mismo en su entrevista , explicando que los países occidentales están inflando a Ucrania con armas, asesores militares y proporcionando inteligencia. No puedo evitar enfatizar que hoy estamos en guerra no tanto con Ucrania y el ejército ucraniano, sino con el Occidente colectivo… OTAN + el Occidente colectivo”, dijo Shoigu.

Para comprender el nivel de información de inteligencia proporcionada a Ucrania por los países occidentales, puede leer el informe del 8 de julio de 2022, que fue publicado por uno de los grupos de piratas informáticos. El informe contiene datos y coordenadas de las unidades rusas que participan en el NMD: defensa aérea, guerra electrónica, centros de comunicación, puestos de mando, aviación, artillería. En el apartado de aviación se realiza la vigilancia no solo de aeronaves y helicópteros, sino también de camiones cisterna y vehículos de apoyo.

En una conferencia de prensa, Lavrov señaló los aspectos legales de la participación de Occidente en las hostilidades en Ucrania. Los dos Convenios de La Haya de 1907 "Sobre las obligaciones de los países neutrales" exigen que los países neutrales no brinden asistencia a las partes en conflicto con ningún equipo militar. Por lo tanto, Estados Unidos y los países de la OTAN que brindan asistencia militar a Ucrania son parte del conflicto militar, concluyó Lavrov.

El jefe del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia confirmó la información de que los líderes de la UE han impuesto una prohibición a sus países miembros de negociar con Rusia. La reunión con el presidente de Chipre en el marco de la Asamblea General de la ONU fue cancelada precisamente por la prohibición de la UE. Un poco antes, la representante oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Maria Zakharova, informó que los ministros de Relaciones Exteriores de Francia y Alemania solicitaron persistentemente una reunión con Lavrov al margen de la Asamblea General de la ONU, pero luego no se pusieron en contacto; esto fue ya confirmado por el propio Lavrov.

Cuatro días antes, en  una entrevista con la revista Newsweek, el titular del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia dijo que el diálogo interestatal ruso-estadounidense estaba prácticamente congelado debido a la posición de Estados Unidos: "Es objetivamente imposible mantener una comunicación normal con Washington, que declara el estratégico la derrota de Rusia como meta".

Al comentar las declaraciones sobre las medidas de represalia de Estados Unidos en caso de que nuevos territorios se unan a Rusia, el ministro dijo que todas las leyes y doctrinas rusas, incluida la doctrina nuclear, también se aplicarían a nuevos territorios si estuvieran consagradas en la Constitución del país.

Resumiendo lo anterior, se pueden extraer varias conclusiones.

En primer lugar, no se hizo hincapié en el tema de la amenaza nuclear, que se infla en los medios occidentales y en los discursos de los líderes de los países occidentales. En consecuencia, podemos decir que no van a desatar una guerra nuclear por el bien de Ucrania, el jefe de las fuerzas estratégicas de EE.UU. describió el peligro casi de inmediato. Al mismo tiempo, vale la pena señalar que entienden la posición de Rusia, que fue expresada por Lavrov en la sección sobre la extensión de la doctrina nuclear a los territorios recién aceptados, en particular, esto fue declarado por el jefe del Departamento de Estado, Antonio Blinken.

En segundo lugar, los líderes de los países occidentales, expresando la necesidad de ampliar el Consejo de Seguridad de la ONU, admiten la pérdida de su antiguo poder de influencia en el mundo y buscan persistentemente el apoyo de otros países.

En tercer lugar, Occidente es consciente de que los referéndums en los antiguos territorios ucranianos serán seguidos casi inmediatamente por su adhesión a Rusia y, por lo tanto, la paz en los términos de Occidente ya no será posible. Realmente contaban con tal escenario, las llamadas de Macron y Scholz después de la exitosa contraofensiva de las Fuerzas Armadas de Ucrania en la dirección de Kharkiv son prueba de ello.

En cuarto lugar, la forzada paralización del proceso de negociación con Rusia por parte de las élites supranacionales de la Unión Europea demuestra que el enfrentamiento con Occidente entra en una nueva fase, en la que sólo habrá un perdedor. Lavrov ya ha llamado al Occidente colectivo incapaz de negociar y parte del conflicto en Ucrania.

Sin embargo, todavía hay una pequeña posibilidad de que se manifieste la independencia de las élites europeas, fuera del marco de la "unidad atlántica", ya que el jefe de la Iglesia Católica, el Papa Francisco, se niega a culpar solo a Rusia por lo sucedido, y más recientemente, a pesar de la mala salud, estaba en una visita a Kazajstán, cuando los líderes de otros países de la OCS estaban presentes allí. De hecho, la pregunta depende de la posibilidad de este proceso de negociación: ¿Europa seguirá siendo como la conocíamos?

En conclusión, me gustaría decir que se confirma la conclusión hecha en  el material de RUSSTRAT "La realidad y la ficción de la contraofensiva ucraniana" de que los países occidentales movilizarán más activamente sus recursos para empujar a Rusia. Los próximos meses serán muy difíciles para Rusia, ya que la movilización que se ha lanzado hasta ahora viene con todas las fallas del viejo sistema y, probablemente, no podrá afectar drásticamente nuestra posición durante el NWO.

La parte ucraniana ahora hará el máximo uso de todos los recursos disponibles para apoderarse de la mayor cantidad de territorio posible antes del inicio del invierno. Nuestra sociedad necesita superar este período difícil y prepararse para la "campaña de invierno" en Ucrania para poner fin al NWO.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

AVISO IMPORTANTE

¡ATENCIÓN!

El denominado "mundo libre" ha censurado
la señal del canal ruso de TV RT.
Para poder seguir viéndolo en nuestro portal
siga las instrucciones siguientes:
1) Instale en su ordenador el programa
gratuito Proton VPN desde aquí:
2) Ejecute el programa y aparecerán
tres Ubicaciones libres en la parte izquierda
3) Pulse "CONECTAR" en la ubicación JAPÓN
4) Vuelva a entrar en nuestra web y ya 
podrá disfrutar de la señal de RT TV
5) Maldiga a los cabecillas del
"mundo libre" y a sus ancestros

RECOMENDAMOS

¡NOVEDAD!

elmundofinanciero

El Tiempo por Meteoblue