El Servicio de Inteligencia de EEUU, considerada como una agencia gubernamental que se dedica a obtener información en la seguridad nacional y de defensa, se ha basado en el espionaje de hasta nueve empresas para obtener datos de su interés, tal y como informó el diario 'The Washington Post' provocando un escándalo mundial, como ya saben nuestros lectores. Para ello, la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) y el FBI se han servido del programa PRISM, una herramienta que ya utilizó George W. Bush en su último período al frente del Gobierno y que ha continuado con el de Barack Obama.

El PRISM surgió de las cenizas del programa secreto del Gobierno de Bush de órdenes de vigilancia nacional, que concluyó en 2007, después de que los medios de comunicación y de que la Corte de Inteligencia Extranjera obligaran a la Casa Blanca a cancelarlo.

Ante esta situación, el Congreso lo que hizo fue aprobar dos leyes que pudieran garantizar la inviolabilidad de las empresas privadas que cooperaran con los servicios de Inteligencia, permitiendo de esta forma el nacimiento de PRISM. Lo paradójico es que tan solo dos legisladores conocían de su existencia, unos legisladores que, sin embargo, estaban obligados a guardar secreto. En el PRISM participarían Microsoft, Facebook, Google, Apple, Yahoo, Skype, YouTube, AOL y PalTalk, lo que ha sido muy útil para el seguimiento de la Primavera Árabe y de la guerra civil siria.

El objetivo del PRISM es recabar información a través del tráfico internacional y estadounidense que pasa por los servidores de estas compañías en correos electrónicos, fotografías, audios y vídeos para seguir la pista a un objetivo extranjero o nacional de interés para la Inteligencia yanqui. Hasta la aprobación del PRISM, el Gobierno tenía que demostrar la conexión entre un "objetivo" y una "instalación" a las redes terroristas o de espionaje para acceder a la información contenida en esta "instalación". Los responsables del PRISM han tratado de proteger al máximo a los participantes. "El 98 por ciento de la producción del PRISM se basa en Microsoft, Google y Yahoo. Necesitamos asegurarnos de que estas fuentes no sufran daños", reza el documento secreto.

La mayoría de las nueve empresas citadas por 'The Washington Post' han intentado desmentir sin éxito su implicación y que hayan permitido a la Inteligencia estadounidenses acceder a sus servidores centrales.

Microsoft, que según el diario estadounidense fue el primero en sumarse al PRISM, ha asegurado que no participa voluntariamente en ninguna campaña de recolección de datos del Gobierno y que solo cumple "con solicitudes sobre cuentas o identidades específicas". "No hemos proporcionado a ninguna organización gubernamental acceso directo a nuestros servidores", ha dicho el jefe de Seguridad de Facebook. "Cuando recibimos una solicitud de ese tipo, la escrutamos cuidadosamente con la legislación vigente", ha aseverado.

Un atentado a las libertades ciudadanas

Lo que ya parece contrastado gracias a las filtraciones de un ex agente de la NSA, Edward Snowden, es que estas agencia de espionaje han estado escuchando nuestras conversaciones, y ¡que sorpresa! - compañías Israelíes están involucradas en esto también. ¿Nos sorprende? No, ni un poco. Entendemos que haya personas que permanecen aún peligrosamente ignorantes y creen que los gobiernos tienen los mejores intereses en mente, y que encuentran esta "revelación" bastante chocante y escandalosa, pero la verdad es que esto está lejos de ser nuevo. Reecordemos cómo varios años atrás saltó un proyecto llamado Echelon.

ECHELON, de acuerdo a información en documentos del Parlamento Europeo, es " un sistema global para la intercepción de comunicaciones privadas y comerciales (sistema de intercepción ECHELON)" y fue creado para monitorear las comunicaciones militares y diplomáticas de la Unión Soviética y de los aliados del Bloque Este durante la guerra fría a principios de los 1960s[...]

Banford describe el sistema como el software que controla la recolección y distribución del tráfico de las telecomunicaciones civiles transmitidas, usando satélites de comunicaciones, con la recolección siendo realizada por estaciones terrestres localizadas en el [extremo] de la etapa de bajada.[...]

La comunidad de inteligencia del Reino Unido y EE.UU. fue evaluada por el Parlamento Europeo (PE) en el año 2000 por incluir las señales de los organismos de inteligencia de cada uno de los Estados miembros: Reino Unido, EE.UU. Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Holanda.[...]

Echelon fue creado largo tiempo antes de la Guerra contra el Terrorismo  y antes de la llegada de internet, lo que significa que en ese entonces no había necesidad de ocuparse exhaustivamente de "la conformación de la opinión pública", ni necesidad de que los medios de comunicaciones fueran una prostituta barata de los militares o las agencias de inteligencia. La NSA, la CIA, el Mossad, el MI5, etc, simplemente llevaron adelante sus acciones sangrientas y no se preocuparon mucho acerca de los denunciantes. Por supuesto, siempre hubo agitadores, pero todo fue manejable (varios golpes de estado, proyectos COINTELPRO, asesinatos, etc... ¡pan comido!), sin mencionar el uso del maravilloso concepto elocuente de "negación plausible", el cual vino muy bien muy a menudo. En cualquier caso, a los ojos del público, las agencias de inteligencia todavía tenían un aura de misterio acerca de ellos. Basta leer El equipo secreto: La CIA y sus aliados en control de los Estados Unidos y el Mundo de L. Fletcher Prouty para aprender más sobre este tema.

Pero volviendo a la actualidad que nos ocupa. Con el tiempo, todos olvidaron Echelon y otros similares programas de vigilancia Orwellianos. Ahora, y en aquel entonces, algunos comités públicos fueron convencidos de mirar dentro de las actividades fantasmas, entonces publicaron sus hallazgos: Por ejemplo,

En el 2001, el Comité sobre el Sistema de Intercepción Echelon recomendó al Parlamento Europeo que los ciudadanos de estados miembros utilizaran la criptografía rutinariamente en sus comunicaciones para proteger su privacidad, porque el espionaje económico con ECHELON estaba siendo llevado a cabo por las agencias de inteligencia de EE.UU.

Una vez que ocurrieron los eventos del 9/11, nosotros "entramos en un nuevo mundo" donde todo vale, en lo que concerniente a estas. En cualquier caso, a excepción de un pequeño porcentaje de entusiastas de las "teorías conspirativas", nadie realmente tiene cuidado o presta atención a lo que está ocurriendo bajo la superficie, o si sus llamadas telefónicas están siendo grabadas o no. Echelon y sus palabras claves se transformaron en leyenda, trozos de información "secreta" que todo aquel con una "veta conspiracionista" sabía. Otros programas similares fueron también olvidados o catalogados como cerrados.

Pero ¿fueron cerrados realmente? ¿Podrían quienes invirtieron mucho en actividades encubiertas y quienes construyeron una red de vigilancia extensiva, profunda, y de largo alcance, simplemente detenerse? ¿O podrían ellos adaptarse a los tiempos cambiantes, y con un perfil bajo por un tiempo, trabajar en el desarrollo de nuevas estrategias? En la era de Youtube, Twitter, y Facebook, todos hacemos el trabajo de recolección inteligente para esas agencias, mientras los verdaderos denunciantes están silenciados y encerrados. Compartir información, ya sea que ésta sea útil o no, es la esencia de la era de Internet, así que si no hay modo de detenerlo, ellos deben, en vez, manipular el flujo de la información conduciendo a la mente del rebaño en una dirección, y luego en otra.

No hay que ser un genio ni una gran analista para darse cuenta de que buscan predecir y controlar nuestras acciones ya han descubierto cuál táctica psicopática funciona y cuál no. Ellos buscan el control total, algo que no pueden lograr observando y prestando atención a absolutamente todo lo que todo el mundo hace, pero lo que ellos ilusoriamente "predicen" es que nosotros pensaremos eso y de este modo nos autocensuraremos y seremos nosotros mismos quienes nos autoimpongamos la sumisión al "control total". Quieren que nosotros sintamos que lo saben todo y en consecuencia controlan todas las situaciones.

¿Estamos realmente sorprendidos de que la NSA y las corporaciones estén trabajando en conjunto en contra de nosotros? No estamos diciendo que Edward Snowden no sea sincero y honesto. Es muy probable que este joven hizo lo que hizo porque en realidad tiene una conciencia y trató de corregir un error. Pero nosotros no debemos olvidar que son Maestros de Humos y Espejos, y que nada es lo que parece. En tales situaciones solo podemos observar los resultados, y los mismos no han sido tan reveladores a juzgar por los intentos previos.

Receintemente, un artículo de Scott.net mencionaba cómo, "a consecuencia de las recientes revelaciones sobre el programa de vigilancia secreta de la Agencia de Seguridad Nacional denominado PRISM, la novela distópica clásica de George Orwell 1984 ha experimentado un aumento de ventas en Amazon.com". Claramente olvidamos con quien estamos tratando. Pero ellos seguramente no. Decía Maquiavelo que "El que engaña encontrará siempre a quien se deje engañar".

El periodista Glenn Greenwald anuncia mas revelaciones sobre el espionaje de la NSA

El periodista que expuso los programas clasificados de vigilancia estadounidenses filtrados por Edward Snowden dijo esta pasada semana que habrá más "revelaciones importantes" provenientes de los documentos. "Vamos a hacer un montón revelaciones más importantes, durante las próximas semanas y meses", dijo Glenn Greenwald, periodista de The Guardian.

Greenwald también declaró a The Associated Press que se está tomando la decisión sobre el momento de lanzar la siguiente historia basada en la información suministrada por Edward Snowden.

Los informes de la semana pasada de Greenwald expusieron los programas del gobierno de Estados Unidos para recopilar información de millones de clientes del proveedor de telefonía móvil de EE.UU., Verizon y para husmear los correos electrónicos y las comunicaciones de Internet a través del programa llamado Prisma, utilizado por la Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU., NSA. "Hay decenas de historias generadas por los documentos que presentó Snowden, y tenemos la intención de proseguir hasta el último de ellos", dijo Greenwald.

Edward Snowden ha sido acusado por la presidenta del Comité de Inteligencia del Senado de EE.UU., Dianne Feinstein, de cometer un "acto de traición a la patria, que debe ser procesado". Se ignora el paradero de Snowden, se cree que puede estar en algún lugar en Hong Kong.