Redacción

El prófugo agente de seguridad estadounidense Edward Snowden filtró nuevos datos que demuestran que las agencias de inteligencia de EE.UU. espiaban el tráfico de Internet procedente de Rusia y Europa oriental, indica 'Financial Times'.

De acuerdo con nuevos datos que el ex contratista de la CIA puso a disposición del semnal alemén  Der Spiegel este jueves, la Agencia Nacional de Seguridad de EE.UU. (NSA) y la CIA obtuvieron acceso ilimitado a uno de los mayores nodos de Internet, el DE-CIX, situado en la ciudad alemana de Fráncfort.

Los servicios secretos de EE.UU. centraron su interés en el tráfico procedente de la Federación de Rusia. Según la documentación presentada por Snowden, a través del DE-CIX se trasmite la mayor parte de los datos procedentes de Rusia Europa oriental y Oriente Medio.

Debido a su posición geográfica favorable, así como a la existencia de un importante centro financiero, por Fráncfort, a través del nodo DE-CIX, pasa más tráfico de Internet que por otras ciudades. En las horas punta, el flujo a través del centro francfortés alcanza los 2,5 terabytes por segundo.

El catedrático de estudios norteamericanos José Antonio Gurpegui estima que el espionaje que realizaba EEUU en los países europeos no tenía carácter antiterrorista, sino era de índole industrial.

La CIA y la NSA espiaron mediante satélites desde Brasil

El periódico brasileño 'O Globo' publicó este lunes nuevos documentos que revelan que el país norteamericano estableció una red de 16 bases de espionaje repartidas por todo el mundo y que la única de ellas en América Latina operaba desde Brasilia, capital brasileña. 

El objetivo de la base de espionaje en Brasil y de las otras 15 era obtener señales de inteligencia captadas por agentes estadounidenses que operaban en el exterior simulando ser "diplomáticos". Los espías analizaban los datos recopilados gracias a diversas redes de satélites, incluidos los que operan en el ámbito comercial.

"Los satélites comerciales son usados en el mundo entero por Gobiernos extranjeros, organizaciones militares, empresas, bancos e industrias", señala uno de los documentos publicado por  'O Globo', que recoge asimismo que a través de dichas redes satelitales EE.UU. obtenía información de "inteligencia sobre las comunicaciones de dirigentes".

El mismo diario publicaba el pasado domingo otros archivos que señalaban que la NSA espió las llamadas telefónicas, correos electrónicos y datos de navegación por Internet de millones de ciudadanos, empresas e instituciones brasileñas.

Estos documentos forman parte de la información filtrada por el excolaborador de la NSA Edward Snowden, quien hizo público el programa de espionaje estadounidense PRISM. 

A raíz de estas revelaciones, el Ministerio de Exteriores de Brasil ha expresado su "grave preocupación" ante el espionaje a gran escala sufrido por los ciudadanos brasileños a manos de EE.UU., razón por la que ha pedido explicaciones a las autoridades estadounidenses.