Libros Recomendados

 

altPara demostrar las fallas de seguridad en Facebook un joven palestino logró 'hackear' la cuenta del gran genio de la informática, Mark Zuckerberg. La recompensa que recibió la dedica a promover el 'hacking ético' y labrarse una mejor vida.

Después de descubrir un defecto en el mecanismo protector de privacidad en Facebook, Jalil Shreateh, un programador palestino desempleado, de 30 años de edad, reportó la vulnerabilidad de Facebook al programa de recompensas de errores de dicha red social, que por lo general paga 500 dólares por descubrimientos como el suyo.

Facebook se negó a reconocer que existiera tal falla de seguridad y por tanto a pagarle su recompensa. Pero cuando Facebook ignoró sus informes, Shreateh decidió infiltrarse en la cuenta personal de uno de los 'hackers' más famosos del mundo y cofundador de la propia red social, Mark Zuckerberg.

Lo siento por invadir su privacidad. No tuve otra alternativa, después de todos los informes que envié al equipo de Facebook


"Lo siento por invadir su privacidad. No tuve otra alternativa, después de todos los informes que envié al equipo de Facebook. Como puede ver no estoy en su lista de amistades y de todos modos puedo colocar comentarios", le escribió Shreateh a Zuckerberg". La hazaña se hizo viral y expertos en tecnología de todo el mundo intervinieron para que el joven palestino fuera recompensado. Shreateh recibió 13.000 dólares.

La nueva vida de Shreateh

Ahora que el dinero y la fama sonríen a este extrabajador de la construcción, en paro pero con una nueva vida, el joven ha usado los fondos para comprar un nuevo ordenador portátil y lanzar un servicio de seguridad cibernética donde los sitios web puedan solicitar 'hacking ético' para identificar sus vulnerabilidades, según informó el portal Wired.

Si ofrecen dinero no lo rechazo, pero yo no pido dinero. No busco dinero, solo un trabajo y una buena vida

Asimismo, ha firmado un contrato de seis meses con una universidad palestina para trabajar como experto en su unidad de seguridad de la información. "Si ofrecen dinero no lo rechazo, pero yo no pido dinero", dice Shreateh."No busco dinero, solo un trabajo y una buena vida".

La vida de Shreateh hasta ahora no ha sido fácil. Nacido en Jerusalén, se crió en Yatta, una ciudad agrícola y tuvo que hacerse cargo de sus tres hermanos tras quedarse huérfano de padre y madre. Aprendió inglés e informática de manera 'online' en un cibercafé y en 2002 "aprendió el mundo de la piratería", entrando en foros de 'hackers' que le enseñaron las artes del que ahora es su oficio.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

El Tiempo por Meteoblue