Libros Recomendados


Por Viriato

Desde hace tiempo miro a mi alrededor y sólo veo caras de preocupación y comentarios derrotistas por la situación actual que van más allá de posibles comentarios superficiales buscando conversación. Existe una real y profunda preocupación aderezada de malestar y rabia hacia la clase política, los que nadan y guardan su ropa, o mejor los de primera clase del Titannic que llevan chaleco y se han subido al bote, sin pensar, en este caso, que la succión de la crisis, tan negada por algunos, se nos va a llevar a todos por mucho que se crean a salvo, como las medidas urgentes no empiecen por ellos atajando de raíz la corrupción política e institucional que nos devora.

Aunque ya se respira la preocupación por doquier, parece que todavía  una parte de la población no ha interiorizado lo grave de nuestra situación y seguimos sin tener un gran consenso nacional acerca del profundo conjunto de reformas que necesitamos para solucionar los problemas de España.

No conozco a nadie que sienta lo que los de Mas y menos y los hijos de Pu…jol dicen que sienten por ellos los españoles de fuera y dentro de Cataluña, que les odiamos y les robamos, esa es la tremenda falsedad que han creado y que se han inoculado a sí mismos y a sus conmilitones.

Parece que la cosa tiene difícil arreglo, pero hasta en eso siempre hay un rayo de esperanza. La solución no es fácil, pues requiere por encima de todo la regeneración de la casta política que nos malgobierna desde hace demasiados años, que han disparado con pólvora del rey gastando a manos llenas el presupuesto y las ayudad europeas, construyendo obras faraónicas, mastabas como el ayuntamiento de Madrid que maldita la necesidad de cambiarlo de sitio, se han sembrado universidades en todas las provincias, mega estaciones, terminales aeroportuarias en capitales donde se puede llegar en tren, centros de convenciones donde no hacían falta y tras el gasto que ha llenado los bolsillos de sus amigotes han quedado dormidas como construcciones fantasmas.

Creo que todo el mundo comparte de una forma decidida la opinión de que urge una intervención clara de la Jefatura del Estado recordando lo que dice la Constitución, pero dentro de la Constitución como aviso a separatistas y a los corruptos debiendo poner en orden cada casa lo primero como ejemplo para la sociedad que demuestre que esto no es un sálvese quien pueda y que no se puede robar impunemente.

Recordemos cómo hace unos años, un iluminado italiano llamado Umberto Bossi propugnaba la independencia de la Padania, y el entonces Presidente Ciampi simplemente le recordó cual era la misión principal del Ejército Italiano. A partir de entonces, a Bossi se le ha pasado la fiebre independentista, ya no arma tanto escándalo ni habla de independencia tan alegremente. Muchos españoles creemos que ya hemos pasado la época de hablando se entiende la gente y que de forma seria y contundente el Primer Español debería actuar con firmeza en lo que es su principal misión, sobre todo para que no se empiece a pensar que sobra en este nuevo contexto de cambio que se nos avecina.

Sería también deseable que surgiera alguna iniciativa política con gente brillante, no los mediocres que componen la casta política actual, a pesar de las honrosas excepciones, bien es verdad que pocas. Esta gente brillante no debería tener excesivas ambiciones personales aunque siempre hay alguna, y sobre todo con la cabeza bien amueblada sobre los hombros, cosa difícil de encontrar hoy día en los partidos. A veces soñamos con un gobierno formado, por poner un ejemplo, con personas como un Manuel Pizarro, un Eduardo Punset,  Pedro Duque, etc. que no tienen que demostrar su valía pues la tienen acreditada. Pero creo sinceramente que todo tiene que ser dentro de esta Constitución, que ciertamente es mejorable y debe ser mejorada, pero que es la que tenemos y por ello nuestro gobierno no puede permanecer silencioso cuando Mas y menos y los hijos de Pu…jol gritan que no les pararán constituciones ni tribunales… ¡olé sus cojones! que diría mi abuelo, apelan a la democracia pero cubren de hez la Soberanía Nacional y a su único poseedor, el Pueblo Español.

No podemos obviar que la Constitución se ha degradado porque siendo atacada nadie la defiende, se ha convertido en un muñeco que cualquiera patea sin consecuencias.

El Art. 2 está claro: La Constitución se fundamenta en la indisoluble Unidad de la Nación española, Patria común e indivisible de todos los españoles.

Veamos el Art. 8: Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional.

El Artículo 14: Los españoles son iguales ante la Ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

El Art. 30. 1: Los españoles tienen el derecho y el deber de defender a España.

Y el Art. 155. 1 es esclarecedor: Si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras Leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general. Constitución Española de 1978.

Hay responsabilidad en los separatistas pero no tienen menos los políticos del gobierno y del parlamento español pues se van cometiendo atropellos de forma gratuita hasta alcanzar a la publicación de un estatuto de autonomía anticonstitucional por mucho que lo digan personas que no tienen nada de jueces, pues de esos barros estos lodos.

Junto con el silencio del  Jefe del Estado y la ambigüedad del gobierno la situación ya ha desembocado en que como “todo vale” y se tiene derecho a todo hasta destruir a España como afirmó el patriota y recién titulado marqués del Bosque: “Como pueblo, los catalanes están en su posición de defender la independencia”(¿?), y no digamos otros también titulados y hasta con Grandeza de España cuya actitud es la del desprecio profundo hacia la patria a la que se deben, y todo ello ante el silencio del Jefe del Estado.

Pero es también de suma gravedad que una alta autoridad del Estado Español, con rango de Presidente de Comunidad y que es delegado del Gobierno en una comunidad autónoma, haya pedido públicamente la independencia de Cataluña… y no haya pasado nada, de entrada nombrar un delegado del gobierno diferente a esa persona y aplicar el artículo 155.1, pero claro… no pasa nada, nadie hace nada y los nacionalistas lo saben y siguen en su carrera hacia el abismo tirando de nosotros. Y en esa carrera es muy probable, pues algo insinuaba la señora Sánchez Camacho en la campaña electoral catalana, que se les ofrezca “una Hacienda propia”, a pesar de que ha demostrado que puede llevar a la bancarrota a España Mas o menos y los hijos de Pu.. jol, quienes previamente llevan años cubriéndose el riñón a base de bien, y por cierto la izquierda de los cien años de honradez y las otras… más calladas que un gato de yeso.

Hemos de añadir que para que no pase nada ya se encargaron de eliminar la figura de  alta traición de nuestro ordenamiento, y esta responsabilidad ¿de quién es?… pues lógicamente de TODOS los que mantienen un silencio cobarde y que deberían actuar antes de que nadie intente tomarse la justicia por su mano. Tan vil es el separatista como el juez y el policía que permiten un delito que el criminal comete. ¿Alguien ha movido un solo músculo para aplicar la ley mostrando un mínimo de decencia y sentido común?... pues la evidencia está ahí… del rey abajo, ninguno.

Ahí tenemos al propio presidente del gobierno español que al ser preguntado responde en la televisión pública: Yo respeto la forma de pensar de cada quién, y no tengo ningún comentario que hacer sobre la manifestación.

Vivimos por encima de todo un grave problema de selección de líderes y sobre todo de gestores públicos. A todo el mundo se le evidencia que sobran políticos a espuertas.

Empezando por abajo podemos ver cómo es necesario despolitizar a nivel local a parte de agrupar ayuntamientos y tenemos el ejemplo en EEUU donde ciudades con 60.000 habitantes no tienen alcalde ni concejales con color político sino un gestor, un City Manager. A cualquier de nosotros a nivel local no nos interesa saber de negociaciones o no con ETA, ni si se está a favor o en contra de la legalización del aborto o de la ampliación de la U.E., lo que el vecino quiere es un tipo que sepa manejar los problemas de su ciudad, esto es, que los servicios, seguridad, recogida y tratado de la basura, limpieza, jardines, servicios a mayores, alumbrado, mantenimiento, etc., funcionen.

Y para ello, pongo por ejemplo, el papel de gestor municipal, City Manager, bien lo podría desempeñar un señor que haya estudiado Administración de Empresas, que tenga un Máster en Administración Pública y que lleve toda su vida trabajando en administración pública… y para ello no quiero saber ni me importa su afiliación política. Ello iría como la seda, pero en cambio elegimos alcaldes politizados que se ha dedicado toda su vida a la política y que nunca ha hecho nada en la vida profesional o privada, y que por su sueldo podrá caer en la tentación de la corrupción, urbanística o de cualquier tipo. Luego, una vez que es corrupto, de manera directa o indirecta, nos enfadamos mucho con él, lo queremos en la cárcel, e incluso aquí en España no pasa nada. En definitiva esa tendencia hay que romperla, lo que urge es TENER UN SISTEMA DISTINTO DE SELECCIÓN DE ÉLITES, basado en criterios de excelencia y no de filiación política, pues estamos como estamos y así nos luce el pelo.

Y a esto hay que sumar sólo dos cosas ineludibles: TRANSPARENCIA ABSOLUTA EN EL GASTO, CUENTAS CLARAS Y DE DOMINIO PÚBLICO.

Y si tocamos el tema de las universidades, nadie fuera de España puede entender la extrema politización de las mismas, y así las tenemos a la cola del ranking mundial. Es un artículo en diario El País el día después de las elecciones a Rector de la Complutense se leía: “La izquierda mantiene su bastión en la Complutense con la victoria de Carrillo”. Esto no es ni más ni menos que una vergüenza… ¿Cómo puede ser posible que, cuando uno vote a Rector en España, importe si uno es de derechas o de izquierdas? Y ¿cómo es posible que en España creamos que una manera lógica de seleccionar a un Rector sea una votación?, la cuestión no tiene ni pies ni cabeza. Pongamos un ejemplo, si Telefónica tiene que elegir nuevo Presidente y votan todos, No, eso no va a funcionar. La universidad funciona mal en España porque los rectores no están preocupados porque la universidad tenga el máximo nivel sino que lo están porque el personal administrativo le apoye en las siguientes elecciones o porque los estudiantes estén contentos, es fácil deducir que no se pueden  seleccionar rectores de esa manera. Un profesor español intentaba explicar a un profesor colega de una universidad norteamericana cómo se seleccionan los rectores en la universidad española y le contestó enfadado el norteamericano: “me estás tomando el pelo. No puede existir un país en el mundo sensato que elija a los rectores de esta manera”...

Pero sigamos, dentro de este desasosiego siempre se cruzan mensajes de correo electrónico con documentos anexos en los que, con toda la razón del mundo, se denuncia la insostenible situación de España. En muchos de ellos se recuerda a los militares lo que juraron hace ya muchos años, y la verdad esos mensajes tocan a cualquier soldado de vocación la fibra sensible, e incluso se insinúa  que la cúpula militar debería hacer "algo".

Pero no nos engañemos, lo que quieren decir con ese "algo" es un golpe-militar, por muchas vueltas que le den. No se atreven a decirlo abiertamente, pero es a eso a lo que se refieren, y eso sería una auténtica tragedia y supondría la desaparición para siempre de España, es la disculpa que buscan los nacionalistas para crear el caos y buscar el apoyo internacional a su paranoia creativo/conspirativa, pues los que están de verdad conspirando contra España y de manera abierta son los nacionalistas, desgraciadamente con las herramientas que PP y PSOE le han ido dando con los años entre ellas la educación, el arma estratégica más importante de cualquier nación.

Fuera de España, a Alemania, Francia, Italia, Marruecos, Canadá, Australia, GB o USA les importa un bledo la unidad de España, cuanta menos competencia y más debilidad a su alrededor haya mejor para ellos. Su única preocupación es que se le paguen de una u otro forma las deudas. Los nacionalistas andan contando su milonga a costa de las embajadillas de las que por cierto no se ha cerrado ninguna, antes de hurgar en el bolsillo del ciudadano, y que estamos pagando todos los españoles, junto con las subvenciones a partidos, sindicatos y CEOE que chupan del bote como los demás con la disculpa de que son una pata que sustenta el sistema… ¡anda ya! ¡jetas!.

Dentro de poco no faltarán apoyos a las nuevas "naciones históricas" cuando la única histórica de verdad y anterior a todas es España y sobre la que un indecente ahora ex presidente, que se ha ido de rositas, afirmó que era un concepto discutible y discutido. Estamos en lo de siempre, en el viejo problema español de la selección de las élites, ¿cómo es posible que tamaño indocumentado, con esa sonrisa que ha oscilado entre bambi y el muñeco chuqui, haya podido llegar a ser presidente del gobierno de España?.

Nuestra democracia está plagada de defectos, el principal de los cuales es el dichoso sistema autonómico de organización territorial, pero son las cartas con las que hay que jugar, y se debe de avanzar en su modificación.

No debemos ser pesimistas y a pesar del comportamiento errático de los españoles debemos creer que no todo está perdido. Los españoles siempre han sido irreverentes e irrespetuosos con nuestros símbolos e instituciones, pero luego les sale la vena maravillosa porque sí. Un españolito de a pie es capaz de estar escuchando el Himno Nacional por la tele en un bar y llevarse las dos manos a la entrepierna siguiendo con las caderas el ritmo de la música haciendo gestos obscenos dirigidos a la Bandera...y sin solución de continuidad, si escucha a su lado a dos alemanes decir "España es una puta mierda", saltarles a la yugular y comerles los hígados. Somos así. Capaces de decir "me cago en mi puta madre" y de matar al que diga "me cago en tu puta madre".

Recuerdo la anécdota de un general alemán que acompañaba al emperador Carlos I en la toma de Orán, se quejaba continuamente de que los soldados españoles maldecían, blasfemaban contra Dios y contra el rey y se dedicaban a perder el tiempo en juegos de cartas. El Emperador que ya había tenido tiempo de conocer el espíritu del soldado de los tercios, le dijo al general, vete a ese grupo de soldados del que me hablas métete en su grupo y habla mal de mí, y así lo hizo… sería la primera y última vez que lo hiciera. Tras sentarse y comenzar a hablar mal del rey de España sintió como una daga de frío acero se clavaba hasta lo más profundo de su costado, cayendo en silencio y enmudeciendo al instante.

He de confesar que siempre me da envidia sana al ver un estadio norteamericano puesto en pie con la mano en el pecho escuchando su Himno, u homenajeando a sus veteranos, pero también es cierto que, a la hora de la verdad, cuando hay que morir luchando, los españolitos irrespetuosos con todo y con todos, han sabido dar su vida con las armas en la mano en los cuatro continentes, aunque en su patria los políticos siempre han sido cicateros con los caídos escondiéndolos y ofreciendo funerales cuasi secretos y ocultos en los recintos militares. Madrid todavía espera un monumento público a “Los últimos de Filipinas”, declarados héroes por el gobierno filipino, pero que aquí llegaron muertos de asco y fueron olvidados, y para más indecencia antes de venerarles se erigió un monumento al traidor Rizal en la capital de España, así han tratado los políticos españoles a sus soldados… no esperemos nada más.

Ya es vox populi que el Rey tendría que hacer y decir algo de una vez con la Constitución en la mano, al modo del Presidente Ciampi. Desde luego a nadie le sorprendería, estaría en su derecho como primer español representando la Soberanía Nacional, y la Corona es la única institución que, todavía, aunque no sabemos por cuánto tiempo, tiene "tirón" para poder hacerlo.

El Rey debería hablar por televisión a toda España con un "aviso a navegantes" muy claro, recordando lo que es un delito de alta traición, que debe de ser colocado en nuestro ordenamiento de nuevo, y lo que significa la sagrada unidad de la Patria. No sólo porque lo diga la Constitución, que también, pues España es anterior a esta y otras constituciones, que los de Mas y menos y los hijos de Pu…jol se quieren cargar en 2.014.

Una presunta Cataluña independiente, a la vuelta de un año y medio llevaría irremediablemente una guerra civil cruentísima dentro de ella. Y nos veríamos obligados a intervenir en defensa de los Españoles de Cataluña. Por eso es por lo que la reacción del Rey tendría que llegar ya mismo.

Ya hay voces que se levantan pidiendo la apertura de un nuevo proceso constituyente, pues la sociedad está harta y quiere que los políticos paguen por “sus tropelías y traiciones” algo a lo que se tenía que haber adelantado ejemplarmente la propia casta política y el propio Jefe del Estado poniendo orden en sus propias casas.

Y todo ello dentro de la Constitución y siguiendo todos los españoles al gobierno que debe cumplir con su obligación de defender a España y responder a la continua agresión nacionalista, y no hay otra, para que nadie se sienta desvinculado ni traicionado a la vista del permanente incumplimiento del propio gobierno pues ante el “dejar hacer dejar pasar” se está disolviendo la Constitución como un azucarillo y se está presionando con una almohada en la cara de la enferma postrada España Constitucional.

Y  mientras tanto, nos tendremos que morder los labios y aguantar los unos junto a los otros la rabia contenida y seguir trabajando y amando a España como nos enseñaron a hacerlo. Lo contrario sería una tragedia de consecuencias impredecibles.

Por otra parte y para terminar lo hacemos con el comienzo de un artículo de El Espía Digital: En las Fuerzas Armadas no hay más que defensa de España, del Estado y de las Leyes. Los golpistas son otros y visten de civil.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

El Tiempo por Meteoblue