Por Ghaleb Kandil

La guerra universal de Barack Obama contra Siria entró en una nueva fase después de una nueva movilización de medios bajo la batuta de Arabia Saudita y Francia. La repartición de los papeles tuvo lugar en la reunión de Doha.

El desgaste y la degradación de las fachadas de la agresión contra Siria, la llamada «oposición», han sido un constante rompecabezas para la coalición internacional hostil a Siria. Varios ministros de Relaciones Exteriores y jefes de servicios de inteligencia occidentales y árabes así lo han reconocido abiertamente. De reunión en reunión, entre Estambul, Doha y París, varios jefes «opositores» han sido designados y se han inventados nuevos nombres, para preparar en cada ocasión una nueva etapa de la agresión.

Occidente no ha entendido que la correlación de fuerzas ha cambiado y que el sentimiento popular ya no es el de antes. La seudo oposición ya no cuenta con el respaldo de la población, que en cambio respalda en más del 70% al resistente-presidente Bachar al-Assad, como reconocen incluso las agencias de inteligencia occidentales.

Ahora, como las veces anteriores, los imperialistas y sus agentes creen haber encontrado la solución en la persona de Salim Idriss. Este desertor ha sido presentado como el hombre que logrará los milagros capaces de concretar las ilusiones del presidente estadounidense Obama y del presidente francés Hollande, que consisten en «reequilibrar la situación en el terreno procediendo a una desconexión entre el Ejército Sirio Libre» (ESL) y el Frente al-Nusra.

Para descubrir hasta qué punto el discurso occidental está lleno de mentiras, basta con saber que ese plan ha sido confiado a Bandar ben Sultán, el fundador de al-Qaeda y del terrorismo takfirista.

¿Cómo podrán estos genios modificar la realidad en el terreno? ¿Cuántas toneladas más de armas podrán convertir a los salteadores de caminos en combatientes por la libertad? ¿Lograrán transformar a los asesinos y cortadores de cabezas en grupos tolerantes e ilustrados que protegerán las iglesias, los conventos y que protegerán también a los religiosos, ya sean cristianos o musulmanes, cuyos nombres aparecen en las listas de personas que deben ser asesinadas en cumplimiento de las fatwas sauditas y qataríes emitidas por los jeques takfiristas? ¿Se atreverá este Salim Iddris a tomar algún tipo de medida contra esos grupos de mercenarios sanguinarios?

Salim Idriss no es otra cosa que un mercenario más a sueldo de los servicios de inteligencia occidentales, sauditas y qataríes y no un líder popular capaz de lograr milagros que hagan desaparecer esos grupos takfiristas. Sólo podrá agravar las disensiones entre los ejércitos de arribistas, como Michel Kilo –que ha hablado de revolución dentro de la revolución– y los verdaderos jefes del Frente al-Nusra, Riad Chakfa y Faruk Tayfour, líderes de la sanguinaria rama militar de la Hermandad Musulmana en los años 1980, a quienes todos los sirios conocen y detestan.

Bandar ha tomado el mando de un nuevo plan de agresión, que se ha traducido en un recrudecimiento de los ataques suicidas en las últimas semanas. Apuesta por una penetración de sus grupos de mercenarios, a través de Jordania, en la provincia de Daraa, para modificar la situación en el terreno, en un intento desesperado por posponer la batalla por la liberación de Alepo. Pero el entusiasmo de los sirios por volver al regazo de su Estado, la determinación del Ejército Árabe Sirio y la lealtad de los aliados de Siria harán fracasar ese plan.

Habrá que aceptar nuevos sacrificios, pero el resultado de la guerra es indudable: la victoria de Siria y la derrota de sus enemigos.

Declaraciones y expresión de posiciones

Vladimir Putin, presidente de la Federación Rusa
«No es el pueblo sirio sino comandos bien entrenados y armados, incluyendo extranjeros, por organizaciones terroristas, quienes están luchando contra Assad. El núcleo de la oposición armada está reconocido por la comunidad internacional. Yo atraigo la atención de ustedes sobre el hecho que está recibiendo desde hace tiempo armas provenientes del extranjero. No hace falta mencionar hoy los orígenes de esas armas. Sólo quiero subrayar que sin esos envíos [de armas], lo que hoy está sucediendo en Siria sería imposible. Las organizaciones europeas y mundiales, sobre todo las Naciones Unidas, han adoptado resoluciones que prohíben la entrega de armas a formaciones no gubernamentales, en primer lugar a las que operan en zonas de conflicto. En eso consiste la divergencia entre nosotros y, por ejemplo, Estados Unidos. Rusia entrega armas al gobierno legítimo de la República Siria en el marco del derecho internacional en vigor y en conformidad con contratos públicos y transparentes. Se sabe que al menos 600 ciudadanos rusos y europeos combaten actualmente junto a los rebeldes. ¿Podemos entregar armamento en Siria a formaciones ilegales, cuyo composición ni siquiera conocemos? ¿Adónde irán a parar esas armas finalmente? ¿Qué papel van a desempeñar?»

Serguei Lavrov, ministro ruso de Relaciones Exteriores
«El grupo Jabhat al-Nusra es la estructura más eficaz de la oposición armada. La mayor parte del armamento entregado hasta ahora y en el futuro en Siria se distribuye a través de esa estructura. Ese grupúsculo es el mejor coordinado y disciplinado y nuestros colegas se dan cuentan de ello.»

Michel Sleiman, presidente de la República Libanesa
«El Hezbollah es una resistencia y esa resistencia tiene una fiesta nacional y está presente en la declaración ministerial a través de la expresión “ejército, pueblo y resistencia”. ¿Cómo puede comportarse el Hezbollah de manera unilateral, dejando así de lado el ejército y el pueblo? Si participa en la batalla de Alepo y sufre nuevas pérdidas humanas, volverá la tensión. Eso tiene que terminar en Qoussair y tiene que volver al Líbano. He advertido al Hezbollah en ese sentido con la mejor voluntad. No lo he traicionado ni lo he tomado desprevenido. Desde el principio, le hice saber que yo no podía aceptar ese comportamiento, ni que vaya al Golán. Le dije que eso lo pondría al descubierto, al igual que el Líbano, ante el enemigo israelí. Ya he afirmado que protegeré a la resistencia, a la que quiero como a la niña de mis ojos. Pero también quiero protegerla de sí misma. Cuando compruebo que el Hezbollah ha cometido un error de comportamiento, le hablo abiertamente y no lo lleno de elogios. Cuando el presidente Obama se puso en contacto conmigo últimamente y me expresó su inquietud sobre la intervención del Hezbollah en Siria, le repliqué inmediatamente que nosotros también estábamos inquietos por la intervención de todas las partes libanesas en Siria y que nos habíamos puestos todos unánimemente de acuerdo sobre la declaración de Baabda para impedir toda intervención pero que, por desgracia, las diferentes partes no la han respetado.»

Nabil Kaouk, vicepresidente del Consejo Ejecutivo del Hezbollah
«¿Dónde están las masacres de las que se ha acusado al Hezbollah? No sólo no existen sino que los heridos de la oposición siria y del Frente al-Nusra han sido transportados al Líbano en nuestros vehículos y hemos sido nosotros quienes los hemos entregado a la Cruz Roja. El Hezbollah no se arrepiente de haber actuado así porque esa es su moral y es ese el camino que ha escogido, el de la Resistencia con dignidad. Preguntamos a Occidente: si el apoyo a la oposición en Siria está destinado a respaldar al pueblo y sus reclamos democráticos, ¿por qué ese mismo Occidente no apoya entonces a la oposición en Bahréin y en Turquía? No se trata en realidad de un apoyo a la democracia sino de crear un eje para combatir al Eje de la Resistencia. Pero les sorprendió no sólo la solidez del régimen sirio y de su ejército, sino también el respaldo popular del que goza. Es por eso que hoy la principal preocupación de Estados Unidos y de sus aliados es impedir que el presidente Assad presente su candidatura para un nuevo mandato en 2014. La Corriente del Futuro utiliza el arma de la disensión confesional para esconder sus fracasos en Siria y en Líbano. Quiere a toda costa provocar incidentes en Líbano y tratar de reproducir el conflicto que se desarrolla en Siria. El Líbano no se dejará arrastrar a la discordia porque nosotros no traicionaremos a nuestro pueblo ni y a la Resistencia. El conflicto en Siria no se transmitirá al Líbano y nosotros no permitiremos que el Líbano regrese a la esfera de influencia estadounidense e israelí.»

Michel Aoun, líder de la Corriente Patriótica Libre
«Los aspavientos mediáticos son tan deplorables como el hecho de arremeter contra el Hezbollah y Siria, como si no hubiese en el país otros problemas que resolver. (El memorándum del 14 de Marzo) olvidó todo el periodo anterior que nos ha empujado hasta aquí. La ecuación es simple. Los responsables oficiales tenían que defender el Líbano, pero no lo hicieron. Crearon un vacío que nos ha metido en este situación. ¿Por qué se cerró el caso de Nahr el-Bared y por qué fue asesinado el general Francois Hajj? Algunas partes no quieren ni elecciones ni nada que nos permita construir instituciones. Nadie habla del trasiego de elementos armados entre Zabadani ni de los proyectos de convertir Oaa en una especie de zona-tapón. [Los que critican al Hezbollah] prefieren hablar de soberanía, pero esta última es indivisible. La participación del Hezbollah en la batalla de Qoussair es un gota de agua en el océano. Sayyed Nasrallah intervendrá allí donde estime que existe una amenaza.»

Ali Abdel Karim Ali, embajador de Siria en Líbano
«El Hezbollah, que actualmente lucha en territorio sirio, no ha dejado a lo largo de 2 años de exhortar al diálogo en Siria, en su deseo de proteger a los libaneses y de no intervenir en Siria para no tomar parte en el derramamiento de sangre. Si el Hezbollah se implica hoy en Siria es por apego a la dignidad de la Resistencia y de toda la región. Está luchando para protegerse, como lucha por Jerusalén, por la mezquita al-Aqsa y por la Iglesia del Santo Sepulcro. Siria quiere mantener la relación fraternal que tiene con el Líbano. Nosotros queremos mantener la coordinación con el ejército libanés para enfrentar el complot que movilizó terroristas del mundo entero, el dinero político y una horrible propaganda que tenía como objetivo tergiversar el papel que Siria ha desempeñado y las relaciones que mantiene con la Resistencia y con Palestina. Siria ha luchado y sigue luchando por la causa árabe y por lo causa palestina. A pesar de los complots urdidos contra ella, Siria continuará el combate. Es Siria la que está siendo atacada. Basta con ver la situación en la frontera líbano-siria y los elementos armados que han hallado refugio entre ciertos libaneses y que pisotean la soberanía, tanto la del Líbano como la de Siria. Esos elementos fuera de la ley son de todas las nacionalidades, árabes e internacionales, y están en contubernio con ciertos sectores libaneses que los protegen. Siria ha llamado, en virtud de la Constitución del Líbano y de la suya propia así como de los convenios firmados entre ambos países, a que se les prohíba a esos individuos el paso hacia el territorio sirio. Siria advirtió fraternalmente al Líbano y mantiene hacia Beirut ese mismo tono fraternal.»

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

AVISO IMPORTANTE

¡ATENCIÓN!

El denominado "mundo libre" ha censurado
la señal del canal ruso de TV RT.
Para poder seguir viéndolo en nuestro portal
siga las instrucciones siguientes:
1) Instale en su ordenador el programa
gratuito Proton VPN desde aquí:
2) Ejecute el programa y aparecerán
tres Ubicaciones libres en la parte izquierda
3) Pulse "CONECTAR" en la ubicación JAPÓN
4) Vuelva a entrar en nuestra web y ya 
podrá disfrutar de la señal de RT TV
5) Maldiga a los cabecillas del
"mundo libre" y a sus ancestros

RECOMENDAMOS

¡NOVEDAD!

El Tiempo por Meteoblue