Libros Recomendados

Juan A. Aguilar

Últimamente, por su rigor, utilizamos con frecuencia el término “cantinflear” para describir lo que dicen los portavoces del régimen para confundir a la opinión pública. Dice el diccionario que cantinflear es hablar o actuar de forma disparatada e incongruente y sin decir nada con sustancia.

Y eso es lo que se ha hecho desde el 12 de abril convocados por Invertia, El Español y otras entidades reuniendo a más de 170 “líderes” del mundo de la política, la empresa, la ciencia y la sociedad civil en Madrid. Una mascarada globalista para mayor gloria de la ideología dominante y de los poderes oligárquicos, una especie de “Foro de Davos” a la española, con los mismos objetivos y hasta con el mismo lenguaje… el inglés. 'Wake Up, Spain! Lo han llamado sin rubor alguno.

Los prebostes, muy conocidos todos por su pertenencia a las élites económicas, a la clase explotadora, y a los sistemas de control social (medios de comunicación, partidos, sindicatos,…), todos ellos han hecho un llamamiento a la acción, pasar de las palabras a los hechos para que este país despierte y se ponga a trabajar para salir de la crisis económica provocada por la Covid-19.

Han sido más de 50 horas de debates, más de 60 intervenciones individuales y entrevistas, casi medio centenar de mesas redondas... Todas ellas con un objetivo común: aportar ideas para la reconstrucción de la economía española “dejando a un lado los partidismos”, es decir, todos a seguir al partido único de la burguesía, al partido Americano, y en inglés, por supuesto, que el idioma español no sirve a exponer ideas ni llamara  la acción..

Un punto de encuentro por el que han pasado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; tres vicepresidentas del Gobierno; cinco ministros; el vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis; el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría; empresarios como Pablo Isla, José Manuel Entrecanales, Antonio Huertas o Fuencisla Clemares. No podía faltar la “feminista” presidenta del Banco Santander, Ana Botín, “llamando a la acción”…

¿Qué acción? Pues toda una panoplia de topicazos, lugares comunes, ideas ya gastadas, mamarrachadas y escupitajos dialécticos sobre los que retumban las palabras de Marx: “la ideología dominante es la ideología de la clase dominante”.

Han sido muchas las “propuestas” que han salido durante estos cuatro días de la colección de “kalicatres sapientísimos” que han ido de postureo al cónclave de la “élite”. Por ejemplo:

- Que hay que vacunar. Es imprescindible alcanzar el 70% de la población inmunizada en verano. Estamos sorprendidos, pues pareciera que nunca se nos había dicho esto (entiéndase la ironía). ¿Qué haríamos sin ellos y sus originales propuestas?

- “Hay que contar con todos: Gobierno central, Comunidades, Ayuntamientos y corporaciones empresariales. Juntos podrán definir mejor en qué invertir los NextGenerationEU y lograr que modernicen la economía española de cara a los próximos 20 o 30 años”. En otras palabras, que les den oportunidades de negocio…

-  Aprovechar la globalización porque no hay espacio para el reduccionismo y el nacionalismo. Es decir, hay que mantener la posibilidad de expansión del capital o esto se va al guano.

- Evitar subidas de impuestos… eso sí, salvo la fiscalidad medioambiental y sobre los grandes actores digitales. Ecocapitalismo…

- La monserga habitual sobre el paro, la deuda, cambiar las pensiones, aumentar la productividad… Esas “grandes reformas” de abaratamiento del despido, privatizaciones, bajada de las pensiones o aumento de la edad de jubilación, etc. Las habituales reformas “estructurales”, ahora a caballo de eso que llaman ridículamente el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

- Aprovechar el sol y el viento… “economía verde” o como seguir financiando a las eléctricas. Sol y viento deben ser las materias primas que sirvan para generar electricidad en España.

- Garantizar las materias primas o, dicho de otro modo, expoliar a los países pobres: Las energías renovables requieren de minerales raros que no siempre están en Europa. Es necesaria una estrategia que garantice la seguridad en el suministro. Un plan para la reindustrialización, eso sí, con la mirada en la agenda 2030.

- Poner a España sobre ruedas eléctricas, lo que significa una demanda artificial que permita levantar la tasa de ganancia de la industria del automóvil obligando a los ciudadanos, sí o sí, a cambiar de coche. La excusa,… el calentamiento global y lo que le

- Pagar por usar… o sea, que el ciudadano vuelva a pagar por lo que ya había pagado. La tarificación de las infraestructuras, especialmente, las carreteras.

- Avanzar hacia una digitalización de la sanidad que permita el empleo de una historia compartida entre sector público y privado.

Y así todo… Green New Deal, la habitual mercancía averiada de la oligarquía y todo muy adornado, en inglés, de la típica fraseología de la agenda 2030, de las vomitonas del auténtico Foro de Davos y la ridiculez de aparentar ser algo cuando, en el fondo, solo se representan las ínfulas de una pandilla de mediocres que lo único que quieren es seguir manteniendo sus privilegios.

La nada… Pero eso sí, en inglés.

Si algún día España despierta, todos estos pregonaos de sí mismo, simplemente, temblarán aterrorizados.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDACIONES

El Tiempo por Meteoblue